Síndrome de Munchausen por poderes: Cuidados que matan

Alida Garrido
Compartido por

El síndrome de Munchausen es un trastorno mental, recogido en el DSM-V como trastorno facticio aplicado a otro, en el que una persona induce una enfermedad, inventando síntomas falsos o provocando síntomas reales, en otra persona para que enferme y esté bajo su cuidado.

El 75% de los casos involucran a una madre y su hijo, siendo considerado una forma de maltrato infantil.

El síndrome de Munchausen debe su nombre al de un aristócrata alemán, el barón Munchausen, que se hizo famoso por contar historias increíbles sobre sus hazañas que nunca le habían sucedido realmente.

¿Cúales son las causas de Síndrome de Munchausen?

El síndrome de Munchausen es complejo y poco conocido. Muchas personas rechazan el tratamiento psiquiátrico o psicológico, y no está claro por qué las personas con este síndrome se comportan de la manera en que lo hacen.

Se han identificado varios factores como posibles causas del síndrome de Munchausen. Entre ellos:

Trauma infantil

Es relevante el haber tenido carencias afectivas en la infancia, o incluso abusos o malos tratos.

Un estudio encontró que casi la mitad de las madres que se sabía que habían inducido enfermedades en sus hijos fueron víctimas de abuso físico y sexual durante su propia infancia.

Desorden de personalidad

Se ha encontrado que una alta proporción de madres involucradas en el síndrome de Munchausen tienen un trastorno de personalidad y, en particular, un trastorno límite de personalidad.

El trastorno límite de la personalidad se caracteriza por inestabilidad emocional, pensamiento perturbado, comportamiento impulsivo y relaciones intensas pero inestables con los demás.

Historial médico

En determinados casos se han encontrado en los progenitores antecedentes de autolesión o abuso de drogas o alcohol.

Algunos estudios de casos también revelaron que la madre pudo haber experimentado la muerte de otro hijo o un embarazo difícil.

Juegos de rol

Hay una teoría que considera el síndrome de Munchausen como un juego de roles. Este juego permite a la madre adoptar el rol de una madre preocupada, mientras que al mismo tiempo le permite pasar la responsabilidad de cuidar de su propio hijo al personal médico.

Evasión

Por último, existe la teoría que considera el síndrome como una forma de evasión en que la madre puede escapar de sus propios sentimientos negativos y desagradables.

Al crear una situación de crisis permanente alrededor de su hijo, puede enfocar sus pensamientos en el tratamiento de su hijo, mientras se distrae de sus sentimientos y emociones negativas.

¿Cuándo sospechar un Síndrome de Munchausen?

Algunos signos sospechosos de que una persona puede estar sufriendo un síndrome de Munchausen pueden ser:

  1. Los síntomas sólo aparecen cuando el cuidador está presente.
  2. La única persona que nota los síntomas es el cuidador.
  3. El niño afectado no responde a la medicación u otro tratamiento.
  4. El cuidador informa de nuevos síntomas en cuanto se resuelve el problema de salud anterior.
  5. El cuidador tiene un historial de médicos que cambian con frecuencia.
  6. Las actividades diarias del niño se limitan mucho más allá de lo que se esperaría como resultado de tener una determinada condición.
  7. El cuidador tiene diversos antecedentes médicos.
  8. El cuidador no parece preocupado por la salud del niño, a pesar de estar muy atento.
  9. El cuidador procura desarrollar relaciones cercanas y amistosas con el personal médico hasta que se le lleva la contraria en sus opiniones sobre lo que está mal con el niño.
  10. El cuidador anima al personal médico a realizar pruebas y procedimientos intrusivos o dolorosos para el niño.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Munchausen?

El cuidador puede llevar a cabo diversas acciones extremas para simular síntomas o hacer enfermar al niño. Como pueden ser:

  1. Manipular los resultados de las pruebas para insinuar la presencia de una enfermedad.
  2. Retener intencionalmente los nutrientes del niño para insinuar que no puede aumentar de peso.
  3. Usar productos químicos para irritar la piel.
  4. Envenenar con medicamentos inadecuados y no prescritos provocándole vómitos o diarreas.
  5. Asfixiar al niño para inducir la inconsciencia.
  6. Calentar los termómetros para insinuar la presencia de fiebre.
  7. Infectar las heridas e inyectar suciedad o heces.

Es relevante destacar que los síntomas de un niño afectado por el síndrome de Munchausen no encajan con un cuadro clásico de enfermedad.

El signo más relevante de que el niño está sufriendo esta problemática es que su salud mejora en cuanto se encuentra lejos de su entorno habitual.

¿Cómo se trata el Síndrome de Munchausen?

A menudo la persona con síndrome de Munchausen no está dispuesta a admitir su dolencia y por tanto a buscar tratamiento. Esto hace que las perspectivas de recuperación de las personas con el síndrome sean deficientes.

Para cuando es posible una intervención terapéutica, las opciones más viables son las siguientes:

Psicoterapia

El tratamiento fundamental para el síndrome de Munchausen es la psicoterapia y el asesoramiento.

El primer objetivo es modificar el comportamiento de la persona y reducir su uso indebido de los recursos médicos. Una vez que se alcanza este objetivo, el tratamiento consiste en resolver cualquier otro problema psicológico que pueda haber causado el comportamiento inapropiado.

Por otra parte, otro de los objetivos importantes será ayudar a los pacientes a evitar diagnósticos médicos o procedimientos de tratamiento, como pueden ser las cirugías, peligrosos e innecesarios, que suelen solicitar a médicos diferentes que desconocen que los síntomas son simulados o inexistentes.

En algunos casos, la terapia familiar también puede ser útil para enseñar a los miembros de la familia a no reforzar el comportamiento de la persona que sufre este síndrome.

Por otra parte, y de vital importancia, es proteger al niño, siendo necesario retirarlo del ámbito de influencia del cuidador en cuestión.

Los niños pueden necesitar atención médica para tratar las complicaciones ocasionadas por su cuidador, así como atención psicológica para lidiar con los problemas que se pueden desencadenar, tales como un trastorno de estrés postraumático.

Además, considerándose una forma de maltrato infantil, la situación se debe comunicar a las autoridades para que investiguen el caso.

Medicación

No existen medicamentos para tratar el síndrome de Munchausen en sí mismo. Sin embargo, se pueden usar medicamentos para tratar otros trastornos del estado de ánimo, como la depresión o la ansiedad.

En personas con este síndrome el uso de medicamentos debe ser especialmente controlado y supervisado debido al riesgo de que los medicamentos puedan usarse de manera perjudicial.

El Síndrome de Munchausen en el cine

“Mommy Dead and Dearest” (2017)

En este documental de Erin Lee Carr, se relata el caso real de asesinato de Dee Dee Blanchard por su hija Gypsey Rose, supuestamente enferma y con discapacidad mental, y lo que la llevó a este macabro desenlace.

A lo largo de sus 82 minutos de duración nos enfrentaremos al escalofriante síndrome de Munchausen por poderes, el cual sufrió esta hija por su madre, provocándole enfermedades falsas, y sometiéndola a todo tipo de tratamientos médicos crueles e innecesarios desde su infancia.

Referencias

Sheridan MS. The deceit continues: an updated literature review of Munchausen syndrome by proxy. Child Abuse Negl 2003.

Meadow R. Munchausen syndrome by proxy. The hinterland of child abuse. Lancet 1977.

Síndrome de Munchausen por poderes: Cuidados que matan Alida Garrido
Valora este artículo

Resumen: El Síndrome de Munchausen por poderes (SMP) es un raro trastorno, con frecuencia infradiagnosticado, que constituye además una particular forma de maltrato infantil de muy difícil manejo desde el punto de vista terapéutico.

3.8

De utilidad


Opinión del lector: 4.7 (5 votes)

Tags: ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑