El nido vacío ¿oportunidad o crisis?

Psicopedia.org
Compartido por

Los sentimientos de pérdida y ansiedad por el cambio que se avecina cuando el último hijo se va de casa son normales. Sin embargo, a menudo se ha patologizado en la cultura popular como un trastorno, una enfermedad o condición clínica que requiere tratamiento. Pero en general no lo es.

De hecho, el llamado “síndrome del nido vacío” por lo general no existe en absoluto. Para la mayoría de las familias, el último niño que va a la universidad o encuentra su primer buen trabajo que le permite emanciparse es un motivo de celebración y alivio, no una etapa de pérdida en absoluto.

Por otro lado, es cierto que se trata de un tiempo de cambio. Los padres que han estado muy involucrados con la vida de sus hijos pueden encontrarse con horas de tiempo libre que no han tenido durante años, así como notar la falta de los compañeros con los que compartieron esas actividades. Como la mayoría de los cambios, esto puede representar una oportunidad o una crisis.

Es una oportunidad

Para ganar espontaneidad. Practicar actividades de ocio sin necesidad de una rígida planificación puede ser realmente agradable y enriquecedor.

Para dejar de ser un modelo a seguir (por lo menos de vez en cuando ). Con los niños en casa, es importante servir de ejemplo y cuidar las formas. Esto se terminó.

Para el desarrollo de tus propios intereses. Es el momento de cultivar y  disfrutar de tus aficiones.

Para comprar cosas para ti mismo. Sin nadie que necesite zapatos nuevos o dinero para una excursión , es maravilloso poder comprar de vez en cuando para nosotros mismos.

Para volver a conectar con tu pareja. A menudo las parejas sufren algún que otro descuido cuando están centradas en la crianza de los hijos. La comunicación suele centrarse en la logística y en la resolución de problemas. Sin hijos en casa, la pareja puede redescubrirse y llevar su relación a un nuevo nivel.

Para obtener más intimidad. Ya no hay motivo para protegerse de las intimidades personales que forman parte del romance adulto. Hacer el amor despreocupadamente en el salón o la cocina, o simplemente llevar un camisón travieso en lugar de un pijama de franela.

Puede ser una crisis

Si los niños han sido el foco principal de tu vida. Ser padres es importante y enriquecedor, pero también es sólo una etapa de la vida, no la totalidad de ella. Aquellos que se han centrado en la crianza de los hijos, con exclusión de sus propios intereses a veces se encuentran vagando por la casa vacía, sintiendo que su propósito en la vida ha desaparecido.

Si otros padres eran tus únicos amigos. Es muy fácil pensar que tienes una vida social muy activa cuando estás rodeado de gente todo el tiempo debido a las actividades de tus hijos. Muchos padres no pueden encontrar el tiempo para desarrollar amistades adultas reales cuando se están inmersos en la crianza de sus hijos.

Si los niños son una excusa cuando va mal en la pareja. Algunas personas se centran en el trabajo y en las actividades de los niños como una forma de evitar enfrentarse con el hecho de que en el fondo no son felices en su vida conyugal. Cuando los hijos se van, se encuentran mirándose el uno al otro como extraños.

Si no se prepara a los hijos para ser independientes. Estos hijos exigirán de sus padres que continúen supervisando sus vidas. Puede ser tentador continuar protegiendo, pero hacerlo impedirá aún más su crecimiento.

Si te deprimes por la idea de que ya no te necesitan como padre o madre. Es el momento de encontrar otra manera de relacionarse con los demás y sentirse bien consigo mismo. Sentirse necesitado para encontrar un lugar en el mundo no es saludable.

¿Oportunidad o crisis?

Ser padres es una maravillosa experiencia. Pero una vez que los hijos crecen, nos toca a nosotros decidir lo que vamos a hacer con el resto de la vida que nos queda. Sin duda, mantener el contacto y relación con nuestros hijos como adultos debe ser parte de la siguiente fase. Pero nuestros hijos no pueden seguir siendo el centro de nuestras vidas, si se quiere que sean adultos sanos con nuevas familias. Es el momento para volver a descubrirnos a nosotros mismos.

Si esta nueva etapa de la vida se convierte en una oportunidad o en una crisis depende de nosotros. Una de las cosas maravillosas acerca de ser humano es que podemos decidir lo que queremos hacer a continuación. A veces tenemos suficiente perspectiva y recursos personales para hacerlo por nuestra cuenta. Si estamos en crisis, es posible que tengamos que pedir ayuda profesional para decir adiós a ese capítulo y hola a una nueva etapa. En cualquier caso siempre será otra oportunidad para crecer.

Artículo original: Hartwell-Walker, M. (2013). The Empty Nest: Opportunity or Crisis?. Psych Central. Retrieved on November 19, 2013, from http://psychcentral.com/lib/the-empty-nest-opportunity-or-crisis/00017876

Imagen cortesía de Lightfoot

El nido vacío ¿oportunidad o crisis? Psicopedia.org
¿Te ha gustado este artículo? Valora su utilidad

Resumen: Ese momento de la vida en que el último de los hijos abandona el hogar para hacer su propia vida, suele tener un impacto psicológico y vital en aquellos padres y madres que experimentan esta circunstancia como una pérdida. Es lo que se conoce como "El síndrome del nido vacío".

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 2.4 (5 votes)

Tags: , , , , , ,



2 Responses to El nido vacío ¿oportunidad o crisis?

  1. Arelis Altagracias Ortega Flor says:

    BUENO ES TRISTE PERO ES COMO DICE EL ARTICULO ES TIEMPO DE QUE LAS PAREJAS SE DEDIQUEN MAS TIEMPO UNO AL OTRO Y HAGAN COSAS QUE NO PODÍAN REALIZAR, PORQ SE OCUPABAN MUCHOS DE LOS NENES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑