Efecto generación

Qué es el efecto generación y cómo sacarle partido

La cognición humana sigue sorprendiendo a quienes la investigan, y los procesos de memoria no son la excepción. En este artículo hablaremos acerca de uno de los relativamente recientes hallazgos acerca de la memoria en humanos: el efecto generación.

Este explica que las memorias que nosotros generamos son más fácilmente recordadas. Si quieres saber más acerca de este fenómeno y sus implicaciones, quédate leyendo.

La memoria humana, tan increíble como compleja

La memoria es una función cerebral. Su principal papel es el de permitirnos el almacenamiento y la recuperación de la información.

Podemos distinguir en ella tres procesos, en los que la información es tratada de diferentes modos: codificación para el ingreso; almacenamiento para el mantenimiento y resguardo de lo codificado; y, por último, recuperación para localizar la información ya almacenada previamente.

La memoria es tan necesaria como compleja de comprender. Es un proceso crucial para el normal desarrollo de la vida de una persona ya que permite almacenar conocimientos de todo tipo.

Es gracias a la memoria que recuerdas información tan relevante como dónde vives, cómo llegar al trabajo, incluso tu nombre y el de tus seres queridos. Es la memoria el proceso que te permite mantener una atención sostenida, también recordar procedimientos que muy probablemente no sepas explicar, cómo leer, escribir o caminar.

En este artículo abordaremos un fenómeno sorprendente que es posible gracias a la complejidad e implicaciones de la memoria humana: el efecto generación.

¿A qué se conoce por “efecto generación”?

¿Alguna vez te han dicho “estudia reformulando los textos con tus propias palabras”? Bueno, esta frase es tan célebre como cierta. De hecho, tiene que ver con el efecto generación, el tema que nos compete y sobre el que escribiremos el día de hoy.

Corrían los años 70 cuando un grupo de psicólogos cognitivos, dedicados a investigar la memoria, pudieron observar un curioso fenómeno en una prueba de vocabulario. La cuestión fue que, los sujetos investigados, recordaban con mayor eficacia palabras que ellos mismos habían generado, en contraste con aquellas que eran leídas en una página.

Este hecho llevó al abordaje de posteriores investigaciones en torno al fenómeno, lo que permitió llegar a la conclusión de que puede almacenarse más información cuando esta es generada activamente, en contraste con aquella que ingresa a través de nuestros sentidos.

El efecto generación describe el curioso fenómeno consistente en que, la información que nuestra memoria codifique será almacenada con mayor eficiencia y recuperada más rápidamente si la hemos generado nosotros mismos.

Por supuesto, este descubrimiento ha llevado a la investigación del efecto de la generación de memorias, sus ventajas e implicaciones. Pasaremos ahora a adentrarnos en ellas.

El efecto generación y las falsas memorias

Se entiende por “falsas memorias” a la información que una persona almacena y no ha sido experimentada en la realidad. Suele evidenciarse la generación de falsas memorias cuando, por ejemplo, dos personas tienen recuerdos muy diferentes de un acontecimiento que ambos presenciaron.

Abierto este panorama, y produciéndose investigaciones en torno al efecto generación, surgió entre quienes estaban abordando el tema el siguiente interrogante: “Si el efecto generación demuestra que la información que generamos es más fácilmente almacenada, ¿esto no ocasionaría que las falsas memorias sean mejor recordadas que los eventos efectivamente acontecidos?”.

Esta posibilidad despertó gran interés, ya que sería en extremo problemático que los falsos recuerdos se conserven de mejor forma que aquellos que son verdaderos.

El efecto generación se produce, como se ha demostrado científicamente, debido a que en la producción de información cerebralmente se activa una mayor red de significados. Esto hace que la información generada logre un almacenamiento, dicho de forma simple, “más profundo” que aquella que incorporamos a través de nuestros sentidos y deseamos retener.  

Si bien se han realizado numerosas investigaciones en torno este efecto y la producción de falsas memorias, no hay información certera acerca de que este podría ser la causa de la generación de recuerdos inexistentes, que han sido inventados.

Sin embargo, el interrogante acerca de la retención de recuerdos y la posible mayor retención de falsas memorias sigue abierto, y es una cuestión que los psicólogos cognitivos dedicados al estudio de la memoria humana siguen intentando dilucidar.

Cómo aprovechar el efecto generación

El efecto generación y su descubrimiento han abierto la posibilidad de tomar ventaja de él, para aprovechar los “trucos” de la mente humana a nuestro favor. Como demuestra la investigación en torno al tema, cuando la información es generada por nosotros mismos, será más fácilmente almacenada y recuperada. Entonces esto podría ser una gran ventaja al momento en que necesitas retener información.

Por ejemplo, si debes recordar algo importante o, incluso, si debes estudiar para un examen, ¿por qué no tomar provecho del efecto generación? Ahora que ya lo conoces, te diremos qué puedes hacer para mantener en ti la información que deseas guardar en tu mente.

Si debes retener información, lo mejor que podrás hacer será tomarla y, una vez leída, reformularla. Usa palabras que te resulten familiares para poder descomponer la información que necesitas recordar, y elabórala como si tú lo estuvieras diciendo.

Así, con términos que ya conoces y usas en tu vida cotidiana, lograrás activar una mayor cantidad de redes de significado a nivel cerebral, y esto te permitirá “guardar” de forma más efectiva la información en ti.

El efecto generación evidencia que estudiar será más fácil si utilizas tu propio lenguaje. Estarás, literalmente, adueñándote de los textos y dándoles tu impronta personal. Aprovecha tus conocimientos acerca del efecto generación en tu próximo examen y evidencia los resultados.

Toma ventaja de los conocimientos acerca de tu mente

El efecto generación evidencia que lo que conocemos acerca de la mente humana puede ser tomado en provecho y utilizado en nuestro favor. La próxima vez que necesites retener información, prueba con modificarla y reformularla con palabras comunes para ti. Evidenciarás de esa forma las ventajas evidentes de este efecto.

Y tú, ¿cómo tomarías ventaja del efecto generación?

Referencias bibliográficas

  • Bertsch, S., Pesta, B. J., Wiscott, R., & McDaniel, M. A. (2007). The generation effect: A meta-analytic review. Memory & cognition, 35(2), 201-210.
  • Foos, P. W., Mora, J. J., & Tkacz, S. (1994). Student study techniques and the generation effect. Journal of Educational Psychology, 86(4), 567.
  • Slamecka, N. J., & Graf, P. (1978). The generation effect: Delineation of a phenomenon. Journal of experimental Psychology: Human learning and Memory, 4(6), 592.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.