Filosofía Wu Wei

La filosofía Wu Wei o cómo dejar que las cosas fluyan

La filosofía Wu Wei propone que la mejor forma de hacer frente a una situación… es dejar de hacer cosas.

Esto no quiere decir pasividad, al contrario, implica dejar que las cosas sigan su propio ritmo, sin presionar. Al menos así lo consideran los filósofos taoístas.

Dicha filosofía permite que la persona disfrute más de la vida, mientras que los procesos por los que atraviesa van siguiendo su curso.

En este post hablamos de:

Qué es la filosofía Wu Wei

Los taoístas consideran que las plantas crecen por Wu Wei, así como los ríos también siguen su curso por Wu Wei.

Por ello, estos filósofos nos proponen encarar los retos de la vida desde este planteamiento, lo cual no quiere decir que dejemos de hacer cosas para resolver los conflictos, sino que permitamos ceder el paso para que los asuntos puedan solucionarse de forma natural, sin que vivamos en constante enfrentamiento con el mundo.

Esto nos ayudaría a sentirnos más alegres y con más plenitud.

Más que una práctica, es un estilo de vida que se adopta y desde el cual no se busca forzar las situaciones, ni de emprender acciones que van en contra de lo que somos.

El llamado es para intentar no hacer nada por unos segundos cada día, resistir la tentación de hablar con alguien, revisar el correo, estar ordenando cosas, entre otras, al menos durante cinco minutos.

Al practicar este ejercicio, de acuerdo con esta corriente taoísta, nos daremos cuenta de que muchas de las cosas que creíamos que eran imprescindibles hacer, en realidad no eran tan necesarias.

Así, se pueden ir eliminando necesidades ficticias y objetivos que son falsos y que no resuenan con nuestra autenticidad.

Al adoptar este estilo, la persona podrá percatarse de que le sobra un espacio en su vida, que quedará un vacío, y que este puede ser llenado con cosas hermosas y verdaderamente necesarias.

Origen de la filosofía Wu Wei

En chino, Wu Wei se traduce como no acción. El punto central del Wu Wei, más que “no actuar” es no forzar; por ello, también se puede traducir como crecimiento, sin esfuerzo, ya que todo tiene una armonía que no debe ser desequilibrada.

En los textos clásicos taoístas, Wu Wei está relacionado con la naturaleza, especialmente con el agua, la cual es blanda y débil en apariencia, pero aun así tiene la capacidad de causar erosiones hasta en las rocas más sólidas.

Otra característica del agua es que no tiene voluntad, no intenta ajustarse a una forma, a diferencia de las piedras, la madera u otros materiales sólidos que se pueden romper en pedazos.

Así, el agua puede entrar en cualquier contenedor y adoptar cualquier forma, fluyendo siempre, sin importar el lugar, pudiendo introducirse hasta en los más pequeños agujeros. Si se llega a dividir en mínimas gotas, todavía puede unirse otra vez y llegar a formar parte de la inmensidad de los océanos.

En el Tao Te Ching, uno de los libros más importantes del taoísmo, y atribuido a Lao-Tsé, se hace referencia a la “voluntad menguante” o a la “acción decreciente”, como cualidades claves del éxito propio del sabio.

Según el taoísmo, el universo funciona con armonía, siguiendo sus propios principios, por lo que, una vez que el ser humano se enfrenta contra el mundo, está causando alteraciones en dicha armonía.

Sin embargo, tal como se ha enfatizado, esto no es un llamado para que las personas renuncien a su voluntad, sino a que actúen siguiendo los procesos naturales que ya existen. 

En otras traducciones, Wu Wei significa “dejando ser” o “quietud creativa”, comprendiendo que el Tao está en todas las cosas y ese es el camino que se debe seguir.

Llevar a la práctica el Wu Wei

En la medida en que las personas reduzcan su “hacer”, entendido como aquellas acciones con la intencionalidad de obtener un beneficio o cambiar la forma natural del mundo, se irán reduciendo las acciones que se cometen contra el Tao, es decir, contra la armonía natural que ya existe.

Esto llevaría a la persona a experimentar un estado de Ming, o clarividencia, que sería el equivalente al estado del nirvana en la práctica budista, o cualquier otra forma de iluminación, descrita en diversas prácticas espirituales.

En resumen, el pensamiento Wu Wei propone el dejar fluir o estar, el aceptar el mundo con sus reglas naturales, las cuales no se deben cambiar, puesto que podría traer consigo un desequilibrio. Con ello, el ser humano solo conseguiría un estado de sufrimiento y de incomprensión.

La filosofía Wu Wei puede ayudarnos a priorizar lo que realmente es relevante en la vida, en lugar de sufrir a causa de banalidades. Esto permitiría reducir el estrés, ya que muchas veces, algunas personas se concentran en asuntos que no aportan nada valioso a su vida, sino que constituyen una barrera en el fluir cotidiano.

Bibliografía

  • Loy, D. (1985). Wei-wu-wei: Nondual action. Philosophy East and West35(1), 73-86.
  • Moon, S. (2015). Wuwei (non-action) Philosophy and Actions: Rethinking ‘actions’ in school reform. Educational Philosophy and Theory47(5), 455-473.
  • Tse, L. (2014). Tao Te King: Libro del tao y de su virtud. Cuatro Vientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?