Síndrome de Rebeca

El Síndrome de Rebeca y los celos retrospectivos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp

El síndrome de Rebeca hace referencia a los celos que una persona puede llegar a sentir hacia las exparejas de su pareja actual.

Son situaciones en las que uno de los componentes de la relación experimenta celos por las parejas que su pareja tuvo en el pasado y es una realidad que cada vez se manifiesta con mayor frecuencia.

Las razones pueden ser múltiples e ir desde una autoestima pobre en la que predomina el deseo de compararse con otros, hasta una situación en la que la misma pareja sea la causante.

En este post hablamos de:

¿A qué se debe el nombre de Síndrome de Rebeca?

El síndrome de Rebeca recibe este nombre inspirándose en la película de Alfred Hitchcock que lleva el mismo título “Rebecca”, la cual fue estrenada en el año 1940 y que aún causa conmoción y es un referente dentro del mundo de cine, pero también en el ámbito psicológico debido a sus implicaciones en el mencionado síndrome.

Cabe resaltar que esta producción cinematográfica estuvo basada en la novela “Rebeca” de Daphne du Maurier.

En esta producción, que ahora es de culto, se aprecia a una joven y hermosa dama quien vive un romance con un hombre viudo y millonario con quien luego termina casándose.

Sin embargo, para desgracia de la nueva esposa, tanto el ama de llaves como todos los demás personajes que hacen vida en la mansión Manderley, muestran una actitud hostil hacia ella.

No obstante, este no es su único infortunio, pues, la joven siempre es comparada con la anterior esposa del hombre millonario, quien fue admirada por todos. De modo que, la protagonista comienza a sentir que su autoestima decae ante la impecable imagen de la mujer fallecida.

Esto le hace desarrollar unos terribles celos que la llevan a imaginar que la relación de su esposo con la anterior mujer fue mucho mejor, hermosa y feliz, cuando la realidad no indica que fuese así como ella lo imagina.

¿Cómo es el Síndrome de Rebeca?

El autor del libro “Los celos: conocerlos, comprenderlos, asumirlos”, Peter Van Sommers, ha señalado que esta forma de experimentar los celos se puede clasificar de tipo “retrospectivo”.

Esto quiere decir que los celos surgen ante las relaciones anteriores de la pareja actual, pudiendo afectar a la persona que los sufre de una manera insondable, puesto que es probable que desarrolle celotipia.

Lo más curioso es que este tipo de celos retrospectivos no solo se pueden experimentar hacia una persona que está viva, sino también hacia alguien que ha fallecido, tal como ocurre en la película mencionada.

El autor búlgaro, Elias Canetti, también ha indicado que al tratarse de alguien a quien se considera como un rival del pasado, es frecuente que la persona que padece el síndrome imagine situaciones llenas de felicidad que esa persona vivió con su pareja.

De igual manera, es posible que quien sufre del síndrome de Rebeca haga suposiciones infundadas, tales como que la persona del pasado fue más bella, atractiva, inteligente o carismática. Generalmente, solo le asignará cualidades que sean llamativas. 

La mayor consecuencia de este tipo de celos y de suposiciones es que pueden llevar a quien sufre el síndrome a un comportamiento en el que se muestra con mayor complacencia hacia su pareja, aunque no se descarta que pueda ocurrir lo contrario y que sienta hostilidad.

En todo caso, el síndrome de Rebeca puede generar conflictos en la relación de pareja y crear malestar, afectando severamente la convivencia. 

Las causas del Síndrome

En un estudio de Michele Scheinkman, titulado: Desactivar los Celos en las Relaciones de Pareja: Un Enfoque de Múltiples Dimensiones, el autor indica que “los celos son una experiencia relacional compleja. Son un miedo visceral a la pérdida”.

Cuando la persona experimenta este síndrome pudiese manifestar ciertos comportamientos que parezcan incomprensibles para los demás y, entre las causas que incrementan las posibilidades de vivenciar este padecimiento, figuran las siguientes:

  • Una baja autoestima y un autoconcepto pobre;
  • Si el compañero u otros miembros del entorno mencionan y recuerda repetidamente a la pareja anterior;
  • Cuando el compañero hace comparaciones entre ambas parejas, y lo hace de forma directa;
  • Cuando quien sufre el síndrome se percata de que la pareja anterior guarda un parecido físico o en la personalidad con ella;
  • Cuando la pareja ha enviudado de forma reciente y no ha superado el duelo, por lo que los recuerdos y los sentimientos están presentes en todo momento.

Aunque es un síndrome que no figura en los manuales de psicología, se habla mucho sobre ello y se atiende en consulta, dado que es una condición que presenta características patológicas y que llega a impactar de forma muy negativa en la autoestima de quiénes lo sufren.

Las recomendaciones para intentar superar este síndrome incluyen una buena comunicación con la pareja; que ambos recuerden por qué está unidos; evitar las comparaciones; no exaltar las cualidades de la pareja anterior o exponer detalles a profundidad sobre su personalidad; trabajar en la autoestima de quien sufre los celos, entre otros.

Por último, cabe destacar que la ayuda psicológica siempre es recomendable para evitar que se desarrolle un cuadro de celotipia y poder disfrutar de la relación actual a plenitud.

Referencias:
Scheinkman, M. I. C. H. E. L. E., Werneck, D., & LOGA, P. (2010). Desactivar los celos en las relaciones de pareja: un enfoque de múltiples dimensiones. Family process, 486-504.
Van Sommers, P. (1989). Los celos: Conocerlos, comprenderlos, asumirlos. Su influencia en las relaciones amorosas. Grupo Planeta (GBS).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?