Celos e inseguridades

Cómo afrontar los celos e inseguridades en una relación de pareja

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

En un popular podcast sobre inseguridad en la pareja, la directora de psicología de Somos Estupendas explica el origen de los celos y las herramientas para superarlos. En este artículo, descubriremos todo lo que hay detrás de uno de los peores enemigos de cualquier relación de pareja.

Muchos son los desafíos que deben afrontar dos personas que eligen comenzar una relación como pareja. Durante todas las etapas del vínculo habrá problemas, roces y conflictos propios del hecho de que se trata de dos personalidades diferentes, con diferentes historias de vida, diferentes expectativas y diferentes ideas.

Pero algo común a casi todas las relaciones de pareja son la inseguridad y los celos, dos conceptos que van siempre de la mano, en una especie de círculo vicioso del que no es fácil salir.

Rosalba, la directora de psicología de Somos Estupendas, brinda una información muy valiosa al respecto, fruto de su experiencia profesional. Y hemos decidido compartirla en este artículo.

Celos patológicos: Desconfiar de todo y de todos

Pero, ¿qué hay detrás de la inseguridad y los celos de la pareja? Esta psicóloga habla de los más frecuentes: los celos por abandono, por el miedo a quedarse solo. “Algunos celos se convierten en algo patológico: no quiero quedarme solo, no puedo vivir de esta persona. Y es porque esa persona viene a llenar vacíos que no estoy trabajando”, explica Rosalba.

“Si creas la relación desde el miedo, desde la amenaza, inconscientemente empiezas a mirar alrededor, encontrando rival o rivales. Desde las primeras semanas sientes inseguridad. Existen celos patológicos que desconfían hasta de la sombra”, agrega.

Además de los celos por miedo al abandono, también están las inseguridades por sentirse inferior. Cuando empezamos a encontrar esos rivales, inevitablemente comparamos y allí nacen los celos.

Según explica la directora de psicología de Somos Estupendas, solemos confundir abandono con ruptura. Si entendemos que una pareja es una construcción adulta, sabremos que, si dejamos a la pareja o nos dejan, no se trata de un abandono sino de una ruptura.

Pasar página a los celos: La solución está en uno mismo

Dejar de sentir celos es un proceso, no se logra de la noche a la mañana y depende de muchos factores y de las herramientas con que cuente una persona para trabajarlos.

En primer lugar, si los celos y las inseguridades ya han sido la causa de la ruptura de una relación de pareja anterior, la persona debe realizar un análisis profundo antes de comenzar una nueva relación, porque, según Rosalba, “los celos tienden a repetir el mismo esquema”.

En ese análisis deberíamos preguntarnos cuestiones como “¿qué he aprendido de esta relación?”, “¿me ha permitido mejorar como persona?”, ¿qué me ha dejado esa historia pasada?”. Las respuestas a esta pregunta esconden la clave del éxito en la próxima relación.

En este interesante podcast al que también puede accederse en formato video en el YouTube de Somos Estupendas, se aborda otro aspecto clave para superar el problema, que es reconstruir la propia autoestima. “Esto te ayuda a sentirte mejor tú y por ende, la relación de pareja”, asegura esta profesional y agrega que “los celos pueden ser fruto de una autoestima destruida, pero superar esto no es rápido, requiere un trabajo”.

Con todo, y según recomienda Rosalba, “hay que ver la solución en primera persona, porque la solución está dentro de uno mismo”.

Los mitos del “amor romántico” en nuestra sociedad

Un aspecto que suele incidir en la inseguridad de una persona frente a su pareja, es la idea de “amor romántico” que circula en nuestras sociedades.

En este esquema, el otro es una propiedad a la que, como tal, se puede dominar, controlar y hacer a la medida que uno quiere.

Los celos son influidos por el mito del amor romántico de que tu pareja es ‘tuya’. Pero nadie es tuyo ni tú eres de nadie. Ninguna persona debe o debería ser ‘propiedad de’ y las expresiones como: mi marido, mi esposa, mi novia… refuerzan la idea de propiedad control sobre la persona”, argumenta Rosalba.

Muchos profesionales de la psicología coinciden en que esta construcción colectiva que hemos hecho como sociedad sobre el amor romántico, está llena de conceptos que no solo no contribuyen a relaciones sanas y felices, sino que, por el contrario, la perjudican.

Algunos ejemplos de esos mitos son “la media naranja”, “el amor todo lo puede” o “los polos opuestos se atraen”. Lo que ocurre cuando una persona afronta las consecuencias de estas falsas creencias, es un vacío al que intentará llenar “apropiándose” de otra persona para sentirse completa.

¿Cuándo es momento de pedir ayuda profesional?

Escuchar un podcast con información tan valiosa sobre el tema, habrá despertado la conciencia de más de un oyente sobre el mayor o menos grado de celos que ha sentido por una pareja. Sin embargo, no todos los celos son patológicos, permanentes y destructivos.

Para determinar si nuestros celos son nocivos para nosotros y los demás, habrá que estar atentos a señales asociadas como la baja autoestima, palabras de autodevaluación, sentimientos de inferioridad, episodios de agresividad o violencia, deseos de venganza, obsesión, etc.

Es decir, los celos se convierten en un problema cuando generan este tipo de efectos asociados que, sin dudas, son muy destructivos no solo para la pareja sino, en primer lugar, para la persona que los siente.

En estos casos, es recomendable consultar algún terapeuta para evaluar la posibilidad de comenzar sesiones presenciales u online que nos permitan reducir progresivamente estos malestares hasta eliminarlos de nuestra vida.

Tal y como ha mencionado Rosalba, no es rápido y requiere trabajo. Pero vale la pena intentarlo: detrás de estas herramientas está la posibilidad de vivir una pareja plena y feliz, donde ambas partes entreguen su mejor versión como personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?