Síndrome de Asperger: ¿Qué es? ¿Cómo se detecta?

Jose Antonio Marco
Compartido por

El Asperger es un Trastorno Generalizado del Desarrollo, el cual está presente en una persona desde que nace. Produce dificultades de interacción social y afecta tanto a la comunicación como a la expresión (verbal y no verbal).

Se diferencia del autismo en el lenguaje y en la memoria, ya que aquellas personas que padecen autismo carecen de ambas capacidades o las tienen poco desarrolladas. Mientras que un niño con Asperger es capaz de utilizar un amplio vocabulario referente a una temática en concreto (los ordenadores, los distintos tipos de animales existentes, etc), un niño con autismo carece de lenguaje o este se limita a muy pocas palabras, la mayoría de ellas monosílabas. Respecto a la memoria, una persona con Asperger es capaz de almacenar mucha información sobre una temática que le apasiona, algo que no ocurre con los autistas.

Si entramos en aspectos fisiológicos y biológicos, los factores implicados en el autismo son similares a los del Asperger. Las alteraciones genéticas están muy relacionadas con ambos trastornos. Además, las estructuras cerebrales dañadas son la corteza, la amígdala y el hipocampo. Ello tiene sentido, ya que estos pacientes suelen tener problemas emocionales (manejo de la frustración), de aprendizaje (fracaso escolar) e incluso de comportamiento (tienen dificultades motrices).

A la hora de detectarlo, es importante observar y administrar las pruebas pertinentes. Tres son las áreas que organizan las características del síndrome de Asperger: dificultades en el área de comunicación y lenguaje; dificultades en las relaciones sociales y la reciprocidad; e inflexibilidad mental y comportamental. A partir de ahí podemos entender un poco mejor este trastorno y detectarlo.

1.-Dificultades en el área de comunicación y lenguaje

Estos niños no saben adaptar su lenguaje al contexto en el que se encuentran, de tal forma que hablarán de la misma manera, y con el mismo lenguaje, a su profesora de matemáticas que a su compañero de clase. Además, los niños con Asperger tienen serios problemas para elaborar metáforas y entenderlas. Las ironías, frases hechas, dobles sentidos, etc, generan problemas a estas personas. Un ejemplo es la típica situación en la que le llamas “enano”, pudiendo llegar a pensar que lo estás insultando u ofendiendo.

Suelen presentarse dificultades para controlar el volumen de la voz, pudiendo llegar a hablar muy bajito o incluso gritar. Carecen de la capacidad para iniciar una conversación con otra persona, más todavía si es desconocida, y tienden a hablar sobre un mismo tema de interés que puede llegar a convertirse en obsesión. Tareas como ir a comprar el pan, pedir ayuda, preguntar una dirección, conocer gente nueva, etc, se convierten en auténticos quebraderos de cabeza para ellos.

2.-Dificultades en las relaciones sociales y la reciprocidad

Les cuesta mucho imaginar los pensamientos, sentimientos y opiniones de otras personas. Por tanto, para ellos es muy complicado sacar conclusiones de algo que no aparece de forma explícita o que se presenta como ambiguo. Esto provoca que se sientan inseguros y vulnerables en nuestra sociedad, donde es abundante la ambigüedad.

Respecto a la reciprocidad y el contacto con otras personas, se ha afirmado que las personas con Asperger rechazan rotundamente el contacto y la interacción con otras personas, algo que es totalmente falso. Tienen la necesidad de relacionarse con sus iguales y de pertenecer a un grupo (necesidad de afiliación). El problema es que no saben cómo hacerlo y ello, con el tiempo, puede llevarlos a un estado en el que se comporten de manera antisocial.

Muchas veces se da la profecía autocumplida, llegando a pensar que no sirven para vivir en sociedad y, por tanto, no vale la pena intentarlo. De esta forma, lamentablemente, se cierran y prefieren estar solos. Se ve reflejado cuando evitan el contacto ocular con los demás y huyen de situaciones en las que tengan que hablar en público, con el objetivo de evitar esa situación que se convierte en estresante para ellos.

3.-Inflexibilidad mental y comportamental

La flexibilidad mental es muy importante a la hora de jugar e imaginar. Está relacionada con la creatividad. Por ello, estos niños tienen muchas dificultades a la hora de desarrollar el juego simbólico y, cuando ya lo han conseguido, no quieren cambiar de juego.

En cuanto a la inflexibilidad comportamental, tienen afectada la coordinación motriz gruesa y fina. A la hora de escribir, realizar trabajos manuales, tocar instrumentos musicales, etc, tienen serios problemas. Además, manifiestan pocas habilidades deportivas, en las que tan relevante se vuelve la motricidad gruesa.

Conociendo las características de este trastorno, nos queda plantearnos la necesidad de realizar una correcta atención temprana para el diagnóstico. La detección temprana es muy importante a la hora de conseguir tanto la integración de estas personas, como la prevención del fracaso escolar.

No es sencillo diagnosticarlo, debido a que no es tan evidente como el autismo y a que algunos aspectos se encuentran dentro de la norma (por ejemplo el Cociente Intelectual). Por ello, es importante una buena coordinación entre todos: profesores, pedagogos, psicólogos, médicos, familiares… Juntos conseguiremos que el día a día de estas personas sea más fácil.

Nota del Editor

Como complemento a este artículo recomendamos encarecidamente el post “Estrategias simples que funcionan con el Síndrome de Asperger”, desde el que podrás descargar un excelente documento, traducido por Carol Amat, que recoge una serie de estrategias útiles para educadores de niños con Síndrome de Asperger y otras discapacidades relacionadas.

Opt In Image
¡Recibe Psicopedia en tu correo!
Síndrome de Asperger: ¿Qué es? ¿Cómo se detecta? Jose Antonio Marco
Valora este artículo

Resumen: El síndrome de Asperger es una categoría diagnóstica controvertida, que se mueve entre la excentricidad y la discapacidad social.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.2 (30 votes)

Tags: ,



  • Verónica

    Muchísimas gracias por toda la información respecto al asperger, me vendrá genial para comprender mejor a mi sobrina de seis años :).

    • Jose Antonio Marco

      ¡De nada! Gracias a ti por comentar. ¡Un abrazo!

  • Yaneisy

    Felicidades,para usted al abordar este tema, me gusta mucho documentarme al respecto,todo lo nuevo e interesante que aparezca en este mundo de Trastornos del espectro autista,,,,

    • Jose Antonio Marco

      ¡Muchas gracias, Yaneisy! Encantado de poder ayudaros y aportaros información. ¡Un abrazo!

  • Jennifer Mansilla Negron

    hola, tengo una duda; dice ahí que la persona lo tiene desde que nace, pero yo tengo entendido que hay 2 tipos y el otro es adquirido, incluso, se supone que el de mi hija es adquirido, ¿puede ser?

    • Hola Jennifer. No tenemos constancia de que exista un Síndrome de Asperger adquirido. Saludos.

Back to Top ↑