Miedo al fracaso

Cómo superar el miedo al fracaso

El miedo es esencial para la salud. Incluso podríamos decir, fundamental para preservar la vida. Nos prepara para tomar rápidas decisiones en situaciones de estrés de las que buscamos escapar. Sin embargo, en algunas ocasiones nuestros miedos pueden llegar a limitarnos.

En este artículo abordaremos el miedo al fracaso. Miedo irracional que no responde a situaciones objetivamente peligrosas, pero que sí son percibidas como tales. Sigue leyendo si quieres averiguar cómo afrontarlo.

El miedo al fracaso

Como ya se comentó, este miedo subjetivo al afrontar situaciones que de salir bien podrían implicar éxito o de salir mal implicarían una falla, angustia ante la posibilidad de no desempeñarnos correctamente en alguna tarea.

Este temor por fracasar puede tener numerosos orígenes. Ya sea por la concepción individual de lo que implica el fracaso, por una anticipación catastrófica de las que podrían ser las consecuencias de fallar, o por pensar solo en términos de “blanco y negro”, genera preocupación a quien lo padece.

El miedo al fracaso puede darse en diferentes ámbitos de la vida cotidiana: en la escuela o universidad, con nuestras pajeras amorosas, amigos, familia, en el trabajo. La clave está en comprenderlo para abordarlo desde una postura objetiva dándole la importancia que merece. 

Es común sentir temor a fallar, generar expectativas y pensar qué pasaría de no llegar a cumplirlas. Son situaciones que generan angustia. En mayor o menor medida todos lo experimentamos, el problema se genera cuando este miedo se convierte en algo paralizante que nos impide actuar. 

La atiquifobia, un caso extremo de miedo a fracasar

La atiquifobia es un persistente, anormal e injustificado miedo al fracaso o a equivocarse. Las personas que la padecen entran en pánico con la simple idea de cometer errores. Como toda fobia, implica un miedo extremo e irracional, pudiendo generar serias limitaciones, impidiendo a una persona llevar una vida plena.

Este es un caso extremo de miedo al fracaso, generando ansiedad y hasta ataques de pánico. Es necesario en personas que lo padecen, iniciar un tratamiento para así poder mejorar su calidad de vida e impedir que esta fobia los mantenga alejados de su propio bienestar. Como para cualquier fobia en general, para tratar la atiquifobia se recomienda psicoterapia.

Superar el miedo al fracaso

Hasta aquí definimos el miedo al fracaso y cuán común es. Ahora, ya que todos alguna vez hemos pasado por él, queremos contarte estrategias para poder superarlo, para saber qué hacer cuando sentimos que se aproxima. Estos son 8 tips para superar el miedo al fracaso:

1. Evalúa objetivamente la situación

Intenta ser realista. Trata de ver cuán grande es el riesgo, cuán grave es y la probabilidad concreta de que ocurra. Te aseguramos que, de pensar con calma en todos estos factores, verás que nada era tan serio como parecía.

2. Establece metas realistas

Tener consciencia de nuestras capacidades es una muy buena estrategia para establecer metas que podemos cumplir. Algo demasiado complejo para nosotros, probablemente nos lleve a fracasar.

Es una buena idea empezar por metas intermedias: no demasiado fáciles para que impliquen un desafío real, pero tampoco en extremo difíciles o imposibles. Metas realistas y desafiantes nos generarán satisfacción y al mismo tiempo alejarán de la probabilidad de fracasar.

3. Identifica qué te genera temor

Decir temer al fracaso es muy amplio. Lo recomendable es analizar qué parte de fracasar te angustia, genera miedo y te aleja de intentarlo. Una vez identificado el factor de temor, será mucho más sencillo trabajar para superarlo e impedir que el miedo se adueñe de nosotros.

4. Amígate con la posibilidad de fracasar

El fracaso es algo que podría suceder, no debería ser un motivo de extrema angustia. Podemos fallar, y volver a intentar. Adoptar esta idea es fundamental si lo que buscamos es superar el miedo a fracasar.

5. Evita pensar de forma extrema

Blanco o negro, excelente o desastroso. Pensar midiendo con estos extremos, sin puntos medios, es motivo para temer a fracasar. No todo fracaso tiene que necesariamente implicar una catástrofe.

Es importante poder encontrar el lado positivo en una falla diciendo, por ejemplo: “al menos fue una buena experiencia”, “puedo volver a intentarlo y seguiré aprendiendo”. Nos ayudará a sobrellevar las cosas de mejor manera.

6. Motívate

Busca técnicas que ayuden a impulsarte. Establecer una meta por la que realizamos algo, hacer cosas que nos generen placer y por lo tanto ganas de seguir haciéndolo. Nos servirá de ayuda a la hora de realizar una tarea en la que veamos la posibilidad de fracasar.

7. No trates de predecir el futuro

La ansiedad nos lleva a prever escenarios que son negativos y nos producen malestar. Siendo realistas, no podemos tener certeza de lo que sucederá, evita imaginar posibles desenlaces y te sentirás mucho mejor.

8. No te exijas demasiado

Ser autoexigente puede ser bueno, pero deja de serlo cuando interfiere con nuestra salud y bienestar. Niveles de autoexigencia muy altos son sumamente perjudiciales. Ser comprensivos con nosotros mismos y saber decir “hasta aquí y ya” es necesario para vivir mejor.

A modo de conclusión

Con la lectura de este artículo esperamos puedan lidiar de mejor forma con el miedo a fracasar. Necesitamos aceptar nuestras capacidades y límites. En lugar de predecir escenarios poco probables en fantasías, esforzarnos por contemplar objetivamente las situaciones que nos generan temor a fallar y preguntarnos “¿es realmente esta situación tan grave como creo, o solo estoy exagerando?”.

Siguiendo estos consejos, podrán llevar una relación mucho mejor consigo mismos. Aceptación y comprensión son las claves.

Referencias

  • Amores Hernández, A. (2017). Perfeccionismo, miedo al fracaso y síntomas depresivos.
  • Carleton, R. N. (2016). Fear of the unknown: One fear to rule them all?. Journal of anxiety disorders41, 5-21.
  • Rothblum, E. D. (1990). Fear of failure. In Handbook of social and evaluation anxiety (pp. 497-537). Springer, Boston, MA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.