auto-critica

¿Por qué me odio a mi mismo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

La expresión «tu eres tu peor enemigo» encierra a menudo una gran verdad. Es una realidad dolorosa que mucho de lo que nos limita en nuestra vida son nuestros propios sentimientos de indignidad y odio hacia nosotros mismos.

Pero, ¿de dónde vienen estas sensaciones? ¿Cómo nos influyen? ¿Y qué podemos hacer para vivir una vida libre de las duras actitudes de nuestra crítica interna?

¿Qué es realmente la voz crítica interior?

En una reciente investigación, los psicólogos Robert y Lisa Firestone encontraron que el pensamiento autocrítico más común entre una población diversa de sujetos sometidos a prueba es «Soy diferente de los demás». La mayoría de las personas se ven a sí mismas como diferentes, no en un sentido positivo o especial, sino en un sentido negativo.

Incluso aquellas personas que parecen bien adaptadas y son muy queridas en sus círculos sociales tienen profundos sentimientos de ser un fraude. Este sentimiento acerca de nosotros mismos es común porque cada persona está dividida en dos.

Según describe el Dr. Robert Firestone, cada uno de nosotros tiene un «yo real», una parte de nosotros que se basa en la auto-aceptación, así como un «anti- yo», una parte de nosotros que se auto rechaza.

El anti-yo se expresa mediante una «voz interior crítica». Esta voz crítica es como un coach interno que comenta negativamente cada instante de nuestras vidas, influyendo así en cómo nos comportamos y cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos.

Está ahí para socavar nuestras metas: » ¿Quién te crees que eres?, nunca tendrá éxito». Está ahí para socavar nuestros logros:»¡ Esto no va a terminar bien. Tarde o temprano vas a meter la pata». Está ahí para sabotear nuestras relaciones: «Ella realmente no te ama. No debes confiar en ella».

Todos poseemos en mayor o menor medida esta voz crítica. Para muchos de nosotros, este proceso de pensamiento está tan arraigado que apenas nos damos cuenta cuando se presenta. En lugar de reconocer esta voz como el enemigo destructivo que es, nos confundimos con nuestro punto de vista real, y creemos todo lo que nos dice acerca de nosotros mismos.

¿Por qué me odio a mí mismo?

«Me odio a mí mismo» es una expresión interna tristemente común contra la que luchan personas de todas las edades. Pero ¿de dónde vienen este tipo de pensamientos? Para los doctores Robert y Lisa Firestone estos pensamientos se originan en las experiencias negativas de la vida temprana. La forma en que somos vistos mientras crecemos y las actitudes dirigidas hacia nosotros conforma cómo nos vemos más tarde a nosotros mismos.

Las actitudes negativas dirigidas hacia nosotros por los padres u otros cuidadores influyentes son internalizadas para componer nuestra propia imagen. Es lógico pensar que, así como las actitudes positivas de nuestros padres hacia nosotros nos pueden llevar a desarrollar la autoestima y la confianza, sus actitudes más críticas pueden promover todo lo contrario.

No se trata de culpar a los padres. Es importante darse cuenta de que los padres se enfrentan a una difícil tarea, en la medida en que surgen los sentimientos dolorosos de su propio pasado.

Por lo tanto, pueden reaccionar de forma inapropiada o críticamente con sus hijos en los momentos de estrés. Por otra parte, los propios sentimientos críticos que los padres tienen hacia sí mismos, a menudo son transmitidos a sus hijos de manera inconsciente.

Por ejemplo, si nuestros padres actuaban a menudo como si fuéramos muy traviesos, nos hacian callar constantemente, o simplemente se sentían tensos en nuestra presencia, podríamos llegar a asumir que realmente somos una molestia.

Una consecuencia previsible nos convertiría en personas excesivamente tímidas, con tendencia a mantener una actitud poco asertiva o de disculpa en nuestra vida adulta, o a tomar una posición sumisa en nuestras relaciones.

¿Cómo afecta la voz crítica a mi vida diaria?

La voz crítica interior impacta en nuestras vidas de diferentes maneras. Podemos adaptarnos a ella tratándola como a un entrenador y escuchar sus consejos destructivos. Cuando se nos dice repetidamente que no valemos nada, podemos llegar a elegir amigos y parejas que nos tratan como si de verdad no tuviéramos valor alguno.

Si se nos dice que somos estúpidos, es posible que la falta de confianza nos lleve a cometer errores que nos hagan parecerlo. Si se nos dice que no somos lo suficientemente atractivos, podemos tomar la decisión de evitar a toda costa una relación romántica.

Cuando escuchamos a nuestro crítico interno le damos el poder sobre nuestras vidas. Incluso podemos comenzar a proyectar estas reflexiones críticas sobre los demás. Corremos el riesgo de comenzar a percibir el mundo a través de su filtro negativo.

Aquí es donde los pensamientos paranoicos pueden entrar en escena, cuando empezamos a cuestionar o criticar a las personas que nos ven de manera diferente de cómo nuestra voz nos ve.

Por ejemplo podemos luchar contra los halagos y los refuerzos positivos, ya que contradicen la forma en que nos percibimos a nosotros mismos. Podemos tener problemas para aceptar el amor, ya que no somos capaces de desafiar a nuestro crítico interno.

Esta voz no sólo es dolorosa, sino que también es familiar. Se ha arraigado en nosotros desde la infancia y por tanto a menudo tenemos dificultades simplemente para reconocerla, mucho más para oponernos a ella.

¿Qué puedo hacer para dejar de odiarme a mí mismo?

Para detener el ciclo de odio a sí mismo y vivir libre de limitaciones imaginarias, tenemos que aprender a desafiar a nuestro crítico interno. La superación de nuestra voz crítica es el primer paso en el proceso de diferenciación descrito por los doctores Robert y Lisa Firestone en su libro The Self Undr Siege.

El libro describe los cuatro pasos de la diferenciación a partir de la ruptura con los pensamientos destructivos y actitudes que han sido interiorizadas. Es un proceso que se puede utilizar para ayudar a las personas a identificar y desafiar su voz crítica.

El primer paso de este proceso implica reconocer inicialmente las fuentes de estos pensamientos críticos, a continuación responder a estos ataques con un punto de vista hacia ti mismo más compasivo y realista. Por último se deben desafiar los comportamientos destructivos que la voz crítica te anima a realizar.

El segundo paso de la diferenciación implica reconocer en ti mismo los rasgos negativos desafiantes que son imitación de tus padres u otras figuras importantes en tu desarrollo. Si tuvieras un padre autoritario o exigente, por ejemplo, debes tratar de desafiar las maneras en las que tu mismo controlas tu vida.

La tercera etapa de la diferenciación implica renunciar a los patrones de defensa que formaste como adaptaciones al dolor experimentado en tu infancia. Es posible que hayamos formado estas defensas como una forma de protección infantil, pero estos pensamientos y comportamientos pueden hacernos daño en nuestra vida adulta. Por ejemplo, si te sentías muy vigilado cuando eras niño, es posible que hayas crecido buscando el aislamiento por temor a la intromisión de los demás.

El cuarto y último paso de la diferenciación implica tratar de encontrar tus propias creencias, valores e ideales. ¿Cómo quieres vivir tu vida? ¿Cuáles son tus aspiraciones para el futuro? Cuando nos separamos de nuestro crítico interno estamos más cerca de conocer a nuestro verdadero yo. Podemos tomar acciones y medidas que reflejen nuestras necesidades y deseos, lo que dará más sentido a nuestra vida.

Mientras tratamos de conseguir este objetivo de encontrar a nuestro verdadero yo, podemos experimentar un aumento de la ansiedad o una afluencia recurrente de voces críticas que se resisten. Sin embargo, si se persiste en desafiar a este enemigo interno, terminan por volverse más débiles y podremos liberarnos de los sentimientos de odio hacia nosotros mismos y empezar a vivir una vida más plena.


Recursos:
Enamórate de ti: El valor imprescindible de la autoestima
Fuentes:
Adaptado de Why Do I Hate Myself? Imagen cortesía de HotBlack vía morguefile.com

79 respuestas

  1. Honestamente pienso que cuando termine la preparatoria y vaya a la universidad quiero convertirme en psicologa cuando crezca y quiero ayudar a la gente que no puede encontrar la salida,pero si se que antes de querer trabajar con los demás necesito trabajar en mi misma y no me detendré hasta lograro

  2. Por lo general estos estudios insisten en culpar a los padres, pero el acoso infantil prolongado por años con burlas y críticas contra los padres del afectado, también da lugar a que éste se odie a sí mismo y, en consecuencia lo peor, a sus padres. Esta es una situación que muchos han sufrido por un culto al concepto de adaptación que al dar la razón a la mayoría, a la tradición y al poder, induce a la familia ofendida a permanecer en un ambiente hostil, descartando soluciones como cambiar de escuela al niño acosado, o incluso migrar toda la familia, en defensa de su salud y su integridad.

  3. Es dificil, porque cuando quiero seguir los pasos que dice ahi aparece el saboteador y lo arruina todo, esto me supera, ya ni vida social tengo, la unica solucion es desaparecer y listo.

  4. Super interesante leer todo esto, en lo que a mi respecta siento mucha ira resentimiento con familiares y en especial con mi esposo, pues considero que no me valora,he llegado a pensar que nunca me amó, no pude tener hijos. Mi mamá, una señora insoportable se tuvo que venir a vivir con nosotros, a pesar de que vivimos alquilados, trabajo en casa sin ayuda, trabajo en la calle, no tengo descanso, privacidad, ni tiempo para distraerme y para remate debo cargar con ellos dos también. Quiero descansar de este sufrir, grito y me enfuresco mucho, siento mucha amargura.
    Los felicito por el aporte

  5. Muchas gracias por la información, estoy pasando por una situación similar con mi hija de 7 años, y temo ser yo la culpable de que ella tenga estos sentimientos, ella es una niña muy especial, amorosa, noble, etc……..tiene mil cualidades, fue una niña planeada y hemos tratado de ofrecerle un lindo hogar, mi esposo y yo la amamos con el alma, ella se ve que es una niña feliz, pero hay momentos en que a la hora del dialogo en las noches conmigo, expresa que nos ama pero que ella se odia asimisma, eso me tiene muy preocupada, pero seguiré trabajando para que ella supere esta situación. cualquier consejo al respecto te lo agradecería, un abrazo desde colombia.
    Lo que menos deseo es haber sido una influencia de fracaso para ella.

    Nuevamente mil gracias.

  6. Desde que iva en la básica me hacían buling con mi físico todos se burlaban me empujaban se reían de mi por ser alto y flacuchento era constante cuando iva en la enseñañsa media lo mismo se burlaban me botaban me empujaban todo eso fue creciendo conmigo en la parroquia lo mismo cuando una joven me dijo parece un polluelo y mi amigo que entrenaba me humillaba se burlaba de mi el muy desgraciado me botaba sin poder defenderme lo mismo cuando fui al campo trabajaba en los limones en el cerro el jefe me molestaba con mi físico y mis primos me botaban me empujaban todo eso fue creciendo conmigo mucho odio mucha rabia mucho resentimiento rabia hasta que me metí al gym llevo 7 años entrenando y aun no puedo notar bien mi progreso gente de mierda que lleva dos meses ya notan cambios pero no tienen mi fuerza que es muy distinto aun así me siento una mierda una basura algo que no vale nada no le tomo sentido a mi vida a veces dan ganas de no existir más mis padres les cuento el problema se apartan todo esto me genera odio no me puedo comprar ropa debo vivir escondido con odio solo me siento una basura nada más un fracaso bote plata en un nutricionista bote plata en una maldita dieta para nada porculpa de tener tiroides al final que resultados tuve desgaste mental lesiones soy un fracaso solo a otros les va bien después vienen y me dan lecciones las mierdas yo cuanto tiempo llevo y ellos apenas comienzan a la mierda todo en mi familia trato de coperar con todo pero nada mi mama solo me basurea me dice que soy un chancho de mierda una basura que debería haber nacido nunca me han entendido me odian me dice que tenga humildad me dice que solo yo falto el respeto me dañan psicológicamente a veces pienso en la muerte porque ya no quiero más siento que no sirvo para nada soy una mierda que no sirve para nada en el fondo si los vecinos saben como soy porque mi mama me deja mal parado me amenaza con meterme a un psiquiátrico lo otro hay gente que me dice no tienes dedos para la computación y porque me dicen eso no lo hago más y dejo la carrera botada o me dicen no tienes dedos para las matemáticas y no estudio más mi papa por otra parte me dice y advierte quedan tres años y nos vamos a ir no se que vas hacer con tu vida mi mama me dice conmigo te vas a cocer cagaste eso a veces solo quiero morirme desaparecerme como el aire y adiós todo

  7. Buenas, tengo 15 años.
    Constantenmente me odio a mi misma, en todo lo que hago, u opino, casi siempre trato de ver mis defectos, pues soy un poco introvertida, callada, me aislo en mi propio mundo (un mundo de personajes ficticios creados por mi) me gusta dibujar y el anime…
    Tengo varios «conocidos(as)», me llevo bien con todos, pero solo aparento para caerles bien, como ser sumisa, casi nunca le digo NO a algo que me pidieran, y me guardo todo lo que siento, aumentando la carga de mi depresión, todo para que no me critiquen (tengo mucho miedo a las críticas), ayudo a los demás cuando lo necesitan, pero cuando yo necesito ayuda ¿Quién me ayuda a mi?.

    He llegado a dañar mi cuerpo (con el cual me siento incómoda) mis padres se enteraron y me dijeron que no debía hacer eso; pero ellos y algunas personas son los que me critican indirectamente; frases como:
    -Mira tu hermana tiene un promedio alto, pero tu bajaste mucho (En un bimestre)
    -Deberias hacer ejercicio
    -¿Eres estúpida?¿Cómo se te ocurre hacer eso?
    Sé que no lo dicen en serio, o al menos tratan de que cambie algunas acciones mias, pero por alguna rázon me lo tomo a mal, no los critico ni pienso mal de ellos, pero sus comentarios me los creo, sé que lo soy y me duele.

    Academicamente estoy bien, ocupo los primeros puestos, pero siento que no lo merezco ¿Porque? Siento que todo lo que hago esta mal, que conozco a personas más capaces que yo, si me hacen cumplidos los acepto, pero siento que no es asi, que todo es una farsa, por ello y otros asuntos personales esque siento que el mundo estaria mejor sin mi, como dije antes he intentado suicidarme, pero como soy una cobarde, termine llorando por mi estupidez y el dolor…
    Pienso en los demás que llorarian por mi accion egoista, pero que luego lo olvidarian y seguirian con sus vidas, nunca llegare a ser alguien importante para alguien, ni nunca lograré algo en la vida, ni mis sueños, ni nada

    Gracias por leer, sé que ha sido largo, pero necesitaba escribir para deshagarme

  8. Me encanto la discusion y mas ver como se apoyan unos a otros por medio de este foro. Estare mas pendiente de el ya que de cuando en ves me hace mucha falta algo o alguien con quien contar mis problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?