Test Online Disociación - Personalidad Múltiple

Test Online de Experiencias Disociativas. Explorando la Personalidad Múltiple

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Si algo tienen en común todos los procesos de adaptación humana es que necesitan asociar e integrar la información. Como resultado, muchas de las anomalías en el modo en que una persona ve la realidad pueden describirse por la cantidad y el tipo de experiencias no integradas que tiene.

La disociación se caracteriza justamente por la alteración de aquellas funciones que normalmente permiten una integración del yo, incluyendo la identidad, la memoria, la conciencia, la afectividad, la cognición y la percepción del entorno en el que el sujeto se desenvuelve.

Las experiencias disociativas leves parecen estar presentes en todas las personas normales, y los diferentes acercamientos teóricos las han examinado desde distintos marcos conceptuales (errores de activación de esquemas según la psicología cognitiva, actos fallidos según la psicología dinámica o un desajuste conductual desde la perspectiva conductista).

Como resultado, los estados disociativos deben verse como un continuo que va desde las disociaciones comunes hasta las disociaciones más severas. Aunque son más frecuentes durante la adolescencia, pueden detectarse en cualquier momento de la vida, y la detección temprana es fundamental para un abordaje adecuado.

Desde Psicopedia te ofrecemos a continuación una adaptación online de la Escala de Experiencias Disociativas (DES-II), desarrollada por Carlson, EB y Putnam, FW (1993), cuyo objetivo es el cribado de experiencias disociativas que se vinculan de manera habitual a trastornos como la personalidad múltiple o disociativa, el estrés post-traumático, o la amnesia psicógena, entre otros.

Test Online de Experiencias Disociativas

Importante: Esta prueba online, como el resto de pruebas de estas características que adaptamos y publicamos en Psicopedia, no tienen valor diagnóstico, y no sustituyen en ningún caso una valoración formal realizada por un profesional cualificado.

Acerca de la Escala de Experiencias Disociativas (DES-II)

La Escala de Experiencias Disociativas evalúa una amplia gama de experiencias, que incluyen tanto experiencias disociativas problemáticas como aquellas que pueden considerarse más típicas o comunes (por ejemplo, soñar despierto).

Es una prueba autoadministrada diseñada para la detección de trastornos disociativos, específicamente para el trastorno de identidad disociativo (antes trastorno de personalidad múltiple), aunque también se muestra como una herramienta de cribado eficaz para el Trastorno de estrés Postraumático o el Trastorno Límite de Personalidad.

Las puntuaciones totales pueden estar entre 0 y 100, estableciéndose los niveles altos de disociación a partir de puntuaciones superiores a 30. Internamente se establecen tres subescalas o factores, que son los siguientes:

  1. Factor de amnesia. Este factor mide la pérdida de memoria. Se manifiesta, por ejemplo, en no saber cómo llegaste a un lugar determinado, estar vestido con ropa que no recuerdas haberte puesto, no reconocer a amigos o familiares, etc.
  2. Factor de despersonalización o desrealización. La despersonalización se define por una sensación recurrente de estar desconectado de uno mismo y de los procesos mentales, así como una sensación de irrealidad del yo, mientras que la desrealización se concentra en una pérdida de realidad relacionada con el entorno.
  3. Factor de absorción. Este factor implica estar absorto o sumergido en un recuerdo, una fantasía o un ensueño, hasta el punto de no ser consciente de lo que sucede a tu alrededor. La principal fuente de absorción son generalmente las experiencias dolorosas o traumáticas.

Algunos estudios han establecido que estas tres subescalas no llegan a medir con eficacia factores distintos, por lo que, aunque aportan información adicional a la evaluación, los puntajes generales parecen ser la medida más confiable en el cribado de la disociación.

Usos clínicos de la Escala DES-II

Aunque la Escala ha demostrado ser un instrumento confiable y válido para medir la disociación en contextos diversos, su capacidad para distinguir pacientes con trastorno de identidad disociativo (personalidad múltiple) de otros pacientes psiquiátricos aún no ha sido demostrada de manera contundente.

El DES no es un instrumento diseñado para el diagnóstico. Es un instrumento de detección y cribado, y una puntuación alta en el DES no prueba que una persona tenga un trastorno disociativo, sólo sugiere que estaría justificada una evaluación clínica más profunda de la disociación. 

Partiendo de la puntuación de cribado de 30 puntos, que parece ser la de mayor consenso respecto a la sensibilidad de la prueba, algunos estudios han encontrado que solo el 1% de las personas con trastorno de identidad disociativo tienen una puntuación DES por debajo de ese rango.

Por otra parte, otros estudios paralelos han establecido que un buen número de personas que obtienen una puntuación superior a 30 en la prueba, tienen un trastorno de estrés postraumático o un trastorno disociativo distinto del trastorno de identidad disociativo.

Parece consensuado que, a la hora de establecer un uso clínico razonable de la Escala, cuando un sujeto obtiene una puntuación en el rango alto (por encima de 30), las preguntas del DES podrían utilizarse como base para una entrevista clínica, en la que se pida al paciente que describa con más detalle las experiencias que hayan tenido una ocurrencia mayor del 20%.

Como alternativa o complemento, otras entrevistas para trastornos disociativos como el DDIS, o la Entrevista clínica estructurada para trastornos disociativos (SCID-D) pueden utilizarse por parte del profesional para llegar a un diagnóstico más preciso.

Referencias:
– Carlson EB, Putnam F. Una actualización de la escala de experiencias disociativas. Disociación. 1993.
– Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. (5ª ed.). 2013.
– O’Neil JA, Dell PF. Disociación y trastornos disociativos: DSM-V y más allá. Nueva York 2009.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?