talkaholism

¿Qué es el “Talkaholism” o narcisismo conversacional?

“No pierde oportunidad para iniciar una conversación y, cuando hablamos, no me deja acotar una sola palabra”. “Hablar con ella es como convertirse en un espectador pasivo de un monólogo, no para de hablar y jamás se detiene a preguntar cómo estoy o cómo me siento”. “Hace que quiera evitarlo, siempre habla acerca de sí mismo, es agotador”.

¿Te identificas con estas frases? ¿Te has topado alguna vez con una persona de esta clase? Si lo hiciste, probablemente lo recuerdes como una experiencia no muy grata. Por ello en este artículo te daremos información acerca de las personas con talkaholism, cuáles son sus principales características y cómo lidiar con ellas.

Narcisismo conversacional o “talkaholism”, ¿qué es?

El fenómeno conocido como talkaholism (que en español es comprendido como narcisismo conversacional) refiere a sujetos “adictos” a mantener conversaciones. Es decir, personas que abordarían charlas con cualquiera que se cruce en su camino sin problema alguno.

Aunque el narcisismo conversacional no es índice de ningún tipo de trastorno o patología, sí es real que estas personas terminan por agotar a cualquiera, pues no hacen más que buscar conversación constantemente.

Lo que suele suceder con los talkaholics, es que son personas que se consideran asertivas, con grandes capacidades comunicativas. Ignoran que para los demás, sus constantes intentos por entablar conversaciones pueden ser percibidos hasta como una molestia y llegar a agotarlos. Si bien reconocen que hablan en exceso, ignoran que pueda llegar a tratarse de un problema.

Lo que suele suceder, es que las conversaciones con un narcisista de esta clase no cuentan con ningún tipo de información relevante. Y, si hablas con uno de ellos, notarás que más que una conversación, lo que acaba por darse es un monólogo, donde solo habla el talkaholic olvidando que una charla supone intercambios de ideas y opiniones.  

Seguramente, cuando vuelvas a encontrarte con una persona de este tipo, luego de una primera mala experiencia, intentes evitar todo tipo de interacción, ya que te habrás visto sumergido en un monólogo sin sentido ni ida y vuelta. Suena mal, ¿no? Bueno, la realidad es que una persona con talkaholsim no puede evitarlo.

Características de los narcisistas conversacionales

Los talkaholics, son personas sumamente agradables. Se presentan amistosos, simpáticos e interesantes. Son personas que disfrutan de la exposición y no manifiestan problema alguno en hacerse notar, por ello, suelen atraernos, siendo nosotros (las personas del entorno) quienes regularmente buscamos entablar conversaciones con ellos.

Sin embargo, luego de empezar a hablar, mostrarán el otro lado de su personalidad. Podremos ver que son personas egocéntricas, pues, aunque no estén contantemente hablando acerca de sí mismas, mantener una conversación con ellas será muy difícil: no te darán espacio para hablar, querrán que les des la razón sin cuestionar sus argumentos, y pretenderán que les prestes atención. Estas son otras maneras que adoptan para manifestar su egocentrismo, como pueden ver.

Si algo le gusta a un talkaholic es sentirse el centro de atención, pero, por otro lado, no les gusta escuchar a los demás, por lo que son personas con las que es bastante difícil lidiar. Lo que los destaca, sin embargo, es su seguridad.

Son personas que confían en sus capacidades, en lo que pueden demostrar y en que agradarán a los demás, lo que hoy en día es una cualidad bien valorada. Sin embargo, toda su aparente locuacidad (en el buen sentido) y amabilidad que aparentan al recién conocerlos se va a pique al comparar este aspecto con los otros factores egoístas y egocéntricos que completan su personalidad.  

Manifestaciones del talkaholism

En una conversación normal, cada una de las partes toma iniciativas. Consiste en una alternancia entre una y otra parte, donde cada una se expresa y es oída. Entonces, el talkaholism se manifiesta por los constantes intentos de los narcisistas conversacionales por llamar la atención. Estas iniciativas por llamar la atención pueden tomar dos formas distintas: activas o pasivas.

Narcisismo conversacional activo

Esta es la manifestación más evidente del narcisismo conversacional o talkaholism. En ella, se ve como el narcisista usará todos los medios de los que dispone para girar la conversación en torno a él o ella.

Usan, normalmente, las respuestas que dan las personas con las que conversan, para tomarlas como punto de partida y cambiar totalmente el tema, centrando la conversación hacia donde ellos quieren ir.

Esto podría verse, por ejemplo, si un talkaholic quiere iniciar una conversación contigo hablando acerca del clima, cuando le respondas, probablemente le dirás algo relacionado al sol en el cielo o las nubes que lo cubren, ellos aprovecharán este comentario para hablar acerca de todo lo que hubieran hecho ese día de no haber sido por la lluvia que se está avecinando.

¿Lo ves? Toman un comentario para girarlo hacia sí, luego seguirán su monólogo. De eso se trata el narcisismo conversacional activo.

Narcicismo conversacional pasivo

Esta forma de narcisismo conversacional es más sutil. En lugar de, como en el caso anterior, aprovechar la primera oportunidad que se les cruce para tomar la palabra y direccionarla hacia donde ellos consideran, los narcisistas conversacionales en sus manifestaciones sutiles esperarán a que el tópico del que habla la otra persona se desvanezca, pierda valor.

Así, cuando la otra parte ya no esta diciendo nada interesante, no tiene más que agregar o hace una pausa, ellos comenzarán su monólogo interminable.

Evitar el narcisismo conversacional, cómo hacerlo

Luego de leer este artículo, sabrás acerca del talkaholism o narcisismo conversacional. Y, seguramente, querrás evitar toparte con personas de esta clase para no terminar siendo un simple espectador de sus interminables monólogos.

Como consejo, lo mejor que podrás hacer en el caso de que un narcisista conversacional quisiera entablar una conversación contigo, será poner alguna mejor excusa para irte, amablemente y con una sonrisa.

Probablemente, si es la primera vez que hablas con una persona, no sabrás si se trata de un talkaholic o no hasta los primeros intercambios. Pero, habiendo leído este artículo, ya sabrás como identificarlos y podrás, amablemente, decirles que tienes prisa y debes dirigirte hacia otro lugar, pero que ha sido un placer, por ejemplo.

Referencias bibliográficas

  • McCroskey, J. C., & Richmond, V. P. (1993). Identifying compulsive communicators: The talkaholic scale. Communication Research Reports, 10(2), 107-114.
  • Worthington, D. L. (2017). Talkaholic Scale (Compulsive Communication Scale)(TAS) (McCroskey & Richmond, 1993). The Sourcebook of Listening Research: Methodology and Measures, 566-572.
  • Vangelisti, A. L., Knapp, M. L., & Daly, J. A. (1990). Conversational narcissism. Communications Monographs, 57(4), 251-274.
  • Rodillas, U. C. (1995). Impact of Conversational Narcissism on Communication and Social Attraction. University of Hawai’i at Manoa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.