Personalidad egocéntrica

Personalidad egocéntrica. Aprende a reconocerla

Es común escuchar expresiones tales como: “ella es egocéntrica, solo piensa en sí misma” o “qué persona tan egocéntrica, nunca se preocupa por los demás”. Sin embargo, este término de uso tan popular muchas veces puede prestarse a confusión.

En este artículo, les contaremos de qué trata el egocentrismo. Les explicaremos su definición, qué implica ser una persona egocéntrica y sus principales características. Al terminar su lectura, serán capaces de identificar a cualquier egocéntrico que se cruce por su camino e, incluso, distinguir si ustedes mismos lo son.

Egocentrismo, qué es

Para comprender el egocentrismo, tenemos primero que entender a qué se llama ego en Psicología. Desde esta disciplina, se considera al ego como una instancia psíquica a través de la cual un individuo se reconoce como un yo y se hace consciente de su propia identidad. Es decir, es el propio reconocimiento, y media entre la realidad física, nuestros instintos e ideales.

Conociendo qué implica el ego, podemos definir al egocentrismo. Se identifica como egocéntrica a una persona centrada en sí misma, pero en exceso. Alguien con estas características, está relacionado con ciertos comportamientos tales como la ambición o la arrogancia.

Si bien el egocentrismo constituye una parte importante de nuestro desarrollo en la infancia y adolescencia, y es sumamente normal, un caso diferente es el de las personalidades egocéntricas. En ellos, estos rasgos persisten en la adultez. Es común que las personas con estas características hayan crecido en hogares donde se les dio en exceso o faltó tanto atención como afecto.

Un egocéntrico, se considera a sí mismo mejor que el resto, destacando sus cualidades entre las de los demás, alabando sus logros excesivamente. Adora la exhibición, que le brinden atención y ser reconocido.

En este artículo les diremos cuáles son las principales características o rasgos de las personalidades egocéntricas, para que puedan identificarlas e incluso reconocer si ustedes mismos lo son.

Rasgos de las personalidades egocéntricas

Como ya adelantamos, crecer en entornos de afectividad carente o demasiado abundante, pueden llevar al niño a desarrollar sentimientos de omnipotencia y arrogancia, que luego sostendrá en su adultez.

Para que puedan identificar a esta clase de personas, les diremos cuáles son los principales rasgos o características de las personalidades egocéntricas.

Autoestima elevada al extremo

Las personas egocéntricas consideran que tienen cualidades, habilidades y características únicas, por lo que se consideras especiales e imprescindibles. Tienen una valoración de sí mismos buena por demás.

Sin embargo, esta autoestima exacerbada no es real. Es solo una estrategia para encubrir y compensar a través del reconocimiento de los demás, la frágil autovaloración que en realidad tienen.

Ven una realidad distorsionada

Los egocéntricos solo aceptan la realidad que encaja en sus expectativas y sueños de grandeza. Es por esto por lo que no aceptan en muchas ocasiones aquello que sucede y no encaja con el prestigio que dicen tener, omiten los aspectos de su vida que no coinciden con esta imagen que buscan dar de gran confianza.

Sentimientos de grandeza

Alguien egocéntrico considera que posee talentos especiales, únicos e inigualables. Creen ser los mejores en todo lo que hacen y no admiten competencia. Además, ven sus problemas como más graves que los de cualquier otro, creen ser los únicos merecedores de atención.

Aunque estas personas se planten ante la vida de manera omnipotente, en realidad, es una estrategia para compensar su falta de confianza en sí mismos. Intentan así equilibrar sus carencias.

Poca empatía

Las personas egocéntricas no son buenos reconociendo los sentimientos de los demás. Además, no suelen ser demostrativos ya que consideran las manifestaciones de afecto como un signo de debilidad.

Solo buscan ser halagados y respetados. Por este mismo motivo, también presentan dificultades al momento de asumir compromisos afectivos, usualmente menosprecian a sus parejas por considerarse superiores.

No aceptan críticas

La gente de personalidad egocéntrica no recibe de buena manera las críticas ajenas. Por lo general, cuando se les hace una crítica (aunque sea una constructiva), se sienten gravemente ofendidos.

Suelen asociar las críticas de los demás con envidia que les tienen, ya que creen ser superiores. Son susceptibles y tercos.

Exhibicionismo

Esta clase de personalidades buscan ser halagados y reconocidos constantemente por los demás. Es por eso por lo que buscan constantemente acaparar la atención y ser tema de conversación. Desean excesivamente ser recompensados y creen ser merecedores de ello.

Maquiavelismo y manipulación

Tender a utilizar a otras personas para beneficio propio e intentar manejar las decisiones de los demás, también son rasgos característicos de las personalidades egocéntricas.

Intentarán, a toda costa, convencer a los demás de brindarles su admiración y ayuda incondicional, ya que se consideran merecedores de ello.

Enorme ambición

Por supuesto, las personas egocéntricas consideran ser merecedoras de lo mejor y por eso esperan poder conseguir grandes logros. Buscan constantemente éxito y poder, convencidos de que son capaces de llegar más y más lejos por sus increíbles capacidades.

Reconocer a un egocéntrico

Hasta aquí habrán aprendido qué implica ser egocéntrico y las principales características de alguien así. Como verán, estas personas se caracterizan por enaltecerse, menospreciando en muchas ocasiones al resto de la gente a su alrededor. Es por este motivo que presentan dificultades al momento de establecer vínculos.

Alguien egocéntrico está tan centrado en sí mismo que le resulta muy difícil establecer relaciones con otros, sus vínculos son disfuncionales. Esto no es solo debido a su elevada autoestima, también por su maquiavelismo e intentos constantes de manipular a las personas que lo rodean.

Si tras leer las características comunes de la gente egocéntrica crees que coinciden con ustedes, los invitamos a la reflexión. Piensen cómo estas cuestiones infieren en su vida diaria, en su progreso personal y en sus relaciones con los demás.

Una vez que reconozcan aquellas actitudes que interfieren con su bienestar y el de los demás, podrán cambiarlo y dejar de lado su ego, para convivir mejor con ustedes y con el resto.    

Recursos

  • Critcher, C. R., & Dunning, D. (2009). Egocentric pattern projection: How implicit personality theories recapitulate the geography of the self. Journal of personality and social psychology, 97(1), 1.
  • Epley, N., & Caruso, E. M. (2004). Egocentric ethics. Social Justice Research, 17(2), 171-187.
  • Fathi, A., Farhadi, A., & Rehg, J. M. (2011, November). Understanding egocentric activities. In 2011 international conference on computer vision (pp. 407-414). IEEE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.