Resistencia al cambio

¿Cómo vencer la resistencia a los cambios?

Vencer la resistencia a los cambios puede ser difícil, ya que casi nadie quiere salir de su zona de confort, sin embargo, algunas veces la vida da sacudidas y debes comenzar de nuevo.

Además de lo anterior, a casi todos nos gusta tener los asuntos bajo control, pero cuando sobreviene un cambio, llega la incertidumbre.

Los seres humanos son animales de costumbre. La mayoría de las personas toman la misma ruta para ir al trabajo, el café en el mismo bar, la misma marca de cuidado para el cabello, entre otras, pues, lo nuevo puede parecer aterrador.

¿Cómo vencer la resistencia a los cambios?

Todos deberíamos aprender a vencer la resistencia a los cambios, pues, la vida nunca es la misma, como decía Heráclito, el filósofo, “nadie se baña dos veces en el mismo río”, y esto lo dijo porque cuando te vuelves a sumergir, ya es otra agua.

Así es la vida, está marcada por cambios, unos esperados y otros inesperados, pero nada permanece estático.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones para vencer la resistencia a los cambios.

  • Perder el miedo a lo desconocido: esto permite conocer nuevos horizontes. Debemos tener presentes que los cambios nos ayudan a evolucionar como personas, a aprender y a superarnos.
  • Aprender a gestionar lo novedoso: en lugar de correr despavoridos. Gestionar los cambios puede doler, pero aceptarlo es el primer paso para ver las cosas desde otro punto de vista. El filósofo Bertrand Russell una vez afirmó: “Necesitas tener 3 cosas para gozar de una vida feliz: La primera es el valor de aceptar resignadamente las cosas que no puedes cambiar. La segunda es la obstinación suficiente para cambiar aquellas que puedes cambiar. Y la tercera es la inteligencia indispensable para no confundir las unas con las otras”.
  • Tener en cuenta que las dificultades también son parte de la vida: la vida no está exenta de ellas, aceptarlo es importante para poder tomar cualquier decisión y seguir adelante.
  • Evaluar desde la realidad: sobre todo cuando debes tomar decisiones que son vitales. Cada alternativa debe ser evaluada y optar por la más beneficiosa, aunque muchas veces no sea la de preferencia.
  • Pensar en las cosas buenas que vendrán: con cada decisión que se toma. Quizá no exista una solución perfecta para un problema, pero sí la más favorable.
  • Pide consejos: esto no es signo de debilidad, sino una buena actitud, ya que contar con la perspectiva de las personas que no están involucradas en el asunto puede ayudarte a ver cosas que antes no veías.
  • Confía en ti mismo: quienes no se equivocan es porque nunca intentan nada y eso es peor que enfrentar un cambio.

Por qué es útil vencer la resistencia al cambio

Una de las principales razones por las que es importante aprender a amar lo desconocido es que cuando nos instalamos en la zona de comodidad y no queremos salir de allí, entonces tampoco llegan nuevos aprendizajes.

A cualquier edad una persona se puede reinventar, a sí misma o a su carrera, y esto es parte también de la vida. Debemos estar siempre dispuestos a ensanchar nuestros horizontes, aprender nuevas habilidades, probar una nueva receta, probar una prenda de vestir diferente, son pequeños cambios, pero significativos y van enseñando al cerebro a que los cambios son necesarios.

También ayuda practicar un poco el minimalismo, desprendernos de muchos objetos materiales que no brindan más que una falsa seguridad y que ni siquiera son necesarios. Puedes comenzar por remodelar tu propio espacio en casa. Soltando pequeñas cosas, aprenderás a recibir y abrazar otras más grandes.

Modifica las rutinas, esto significa que puedes tomar otra vía para ir a tu trabajo, cambiar el supermercado en el que siempre compras, pasear a tu perro por otra área, desayunar en otro lugar y no en el habitual, o hacerlo en casa, ver las noticias desde otro canal y no el mismo de siempre; cambiar la emisora en el coche, todos estos pequeños cambios te ayudarán a ser más flexible ante la vida.

Otra sugerencia es hacer una lista con todas aquellas cosas que nos dan miedo, para luego ordenarlas, desde las que producen más temor hasta las que menos lo ocasionan y trazarse la meta de irlas superando poco a poco. Tu cerebro notará que siempre eres capaz de cambiar.

Esto también te ayudará a mejorar tu autoestima y ganar seguridad. Conoce personas nuevas, no temas abrirte nuevos caminos, prueba nuevas técnicas de aprendizaje, todo lo novedoso solo sumará experiencia a tu vida y luego podrás decir que has tenido una existencia bastante rica en vivencias. Esto es estar realmente vivo.

Bibliografía

  • Gastron, L., & Lacasa, D. (2009). La percepción de cambios en la vida de hombres y mujeres, según la edad. Población y sociedad16(1), 3-27.
  • Oliveira, O. D. (1994). La familia/cambios en la vida familiar. Demos, (007).
  • Yanes, J. (2008). El control de estrés y el mecanismo del miedo. Edaf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?