Cómo organizar mi vida

¿Cómo organizar mi vida?

Tal vez te preguntes “¿cómo organizar mi vida?” porque sientes que no llevas un orden, tienes la sensación de que el día no tiene suficientes horas, el tanque de la gasolina va siempre por debajo de la mitad, el basurero está lleno todo el tiempo y nunca tienes un momento para relajarte.

Es cierto que, con la modernización, la rutina diaria se ha vuelto un poco más pesada, por lo que muchas situaciones nos causan estrés. A la vez, es difícil compaginar la vida con los amigos, el trabajo y los pasatiempos. Por ello, te puedes preguntar mil veces “¿cómo organizar mi vida?

A continuación, te compartiremos algunas pautas.

¿Cómo organizar mi vida?

Es necesario tener presente que, al tener orden en la vida, todas las demás cosas tendrán más oportunidad de ir bien y tendremos mejores recursos para afrontar cualquier adversidad o imprevisto que se presente.

Por ello, las siguientes recomendaciones pueden funcionar:

  • Analiza qué causa la desorganización en tu vida: para algunas personas lo es el tener un horario lleno de trabajo, para otros es solo falta de motivación y hay quienes dejan todo para último momento.
  • Prioriza áreas de tu vida: porque tal vez necesites organizar todo, pero es probable que algunas áreas necesiten más atención que otras. Recuerda que tenemos una vida laboral, familiar, con amistades, entre otras.
  • Determina qué actividades consumen más tiempo en tu día: puedes tomar un lápiz y un papel y comenzar a apuntar.
  • Establece objetivos: porque estos funcionan como una especie de guía que nos permite ver qué es lo más relevante para nosotros y así poder comenzar a priorizar.
  • Enfócate: en una tarea a la vez. Algunas veces, comienzas muchas actividades y no terminas ninguna. Necesitas enfocarte en una sola tarea y culminarla. Por ejemplo, si estás redactando un documento para el trabajo, entonces evita responder correos que no son relevantes o atender llamadas que no sean de emergencia.
  • Prepara un horario: en el que cada hora esté destinada para cumplir con una labor. Por ejemplo, una hora para atender a un cliente, otra para hacer un reporte, responder correos y así. También puedes comprar un calendario, colocarlo en un lugar visible y anotar los eventos más importantes y las fechas de entregas que tengas pendiente para que no te saltes ninguna. Puedes agregar a este calendario citas médicas, entrega de tareas académicas, laborales, entre otros.
  • Detén el uso de las redes sociales: mientras estás estudiando o trabajando, ya que pueden ser muy distractoras, sobre todo cuando llegan muchas notificaciones. Esto te detiene y no te permite aprovechar eficientemente las horas.
  • Aplica técnicas de relajación en tu vida: como el mindfulness, u otras formas de meditación. Esto te ayudará a centrarte en un solo objetivo. Hay muchos libros donde puedes encontrar información para alcanzar una atención plena.
  • Ten todo a la mano: no coloques los objetos en los lugares donde no van. Ten las llaves donde deben ir y las demás cosas en su lugar, así no perderás tiempo buscando objetos.
  • Prioriza y aprende a decir ‘no’: no acudas a eventos inesperados que no sean urgentes, sobre todo si estás en asuntos académicos o laborales. Si alguien llama solo para tomar un café, entonces dile que estas ocupado y no te encuentras disponible en ese momento.
  • Lleva una agenda: son útiles para priorizar actividades si pasar puntos por alto, pues, algunas veces, la memoria puede fallar. En ella también puedes apuntar actividades diarias. Si crear un código con colores, todavía puede estar más organizada. Por ejemplo, un color para un evento, otro color para tareas académicas, otro para entregas laborales y el rojo para lo más prioritario. Lleva tu agenda contigo siempre.
  • No postergues: muchas veces posponemos las cosas, pero esto no es una solución. Lo mejor para comenzar a organizar la vida es obligarse a hacer las cosas prioritarias sin tener que esperar otro momento, pues, cuando sea el último minuto solo se sentirá estrés y agotamiento.
  • Si es necesario, usa un cronometro: para que no te distraigas, y así sabes que ese tiempo exclusivo es para esa tarea en particular.
  • Comienza bien el día: cuando despiertes y salgas de la cama, toma un desayuno saludable, dúchate, vístete y prepárate para hacer frente al día con buena actitud. Incluso, si trabajas desde casa, ten estas actividades como si se tratase de un trabajo que fuese presencial. Este ritual te ayudará a llevar una organización en tu vida personal.
  • Evita agobiarte: intenta no hacer muchas cosas a la vez, si sientes que esto te agobia y aprende a cancelar planes que no tengan suma relevancia para que tu mente pueda descansar.
  • Aprende a delegar tareas: pide a un miembro de la familia que haga las compras, o delega tareas en el trabajo para que no todas las tengas que ejecutar tú y así evitas estar saturado.
  • Duerme: esto es necesario para tener un buen rendimiento durante el día. Apaga el móvil y simplemente descansa.

Por último, recuerda que organizar tu casa o tu espacio personal, también te ayudará a organizar tu vida y podrás encontrar cada cosa en su lugar. No dejes las cosas abandonadas donde no van.

Si organizas tu vida, reducirás tus niveles de estrés y ansiedad. Intenta no ser perfeccionista en esta labor, pues, siempre habrá cierta incertidumbre o espacio para lo inesperado, pero, lo que está en tus manos, organízalo.

Bibliografía

  • Godinho, T. (2016). Vida organizada: como definir prioridades e transformar seus sonhos em objetivos. Editora Gente Liv e Edit Ltd.
  • Nuviala, A. N., Cruces, A. G., Martínez, A. F., Schönemann, O. A., Abad, J. B., & Pons, A. J. (2009). Autopercepción de la salud, estilo de vida y actividad física organizada. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte/International Journal of Medicine and Science of Physical Activity and Sport9(36), 414-430.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?