Ghosting

Ghosting o fantasmeo. Terminar una relación sin decir por qué

Relaciones que se terminan de la noche a la mañana porque una de las partes desaparece, cual fantasma. De eso se trata el ghosting, una práctica lamentablemente común en estos tiempos donde las tecnologías nos permiten fácil comunicación y, también, fácil desaparición.

El objetivo de este artículo es llevar al lector a reflexionar sobre los daños que desaparecer de un momento para el otro sin explicación puede generar.

Sigue leyendo para conocer acerca del ghosting o fantasmeo y por qué no deberías hacerlo.

En este post hablamos de:

¿A qué se llama “ghosting”?

El término ghosting, viene de la palabra en inglés ghost, que significa fantasma. Se usa para designar situaciones en las que, una de las dos partes de un vínculo, desaparece (como un fantasma haría) sin dejar rastros. Así, pone fin a la relación. En los tiempos que vivimos, de inmediatez, es cada vez más común y probablemente hayas hecho o sufrido algo así.

Lo que parece una forma simple de cortar una relación, en realidad puede conllevar graves conflictos para la persona que, de un día para el otro, se percata de la desaparición del otro con el que compartía una relación. Quien practica ghosting, desaparece sin dar aviso ni explicación, siendo una forma cruel, pero rápida, cómoda y práctica, de poner punto final en un vínculo.

Como imaginarán, las nuevas tecnologías facilitan en gran manera esta clase de situaciones, que por supuesto ya antes existían. Hoy basta con borrar una cuenta, bloquear un usuario. Con simples clics puedes desaparecer de la vida de alguien. Hablando en términos de responsabilidad afectiva, quien ejerce ghosting carece de ella por completo.

Cabe aclarar que el fantasmeo puede producirse en todo tipo de relaciones, no solo en vínculos sexoafectivos. Entre amigos, en el ámbito laboral, entre familiares, la posibilidad es muy amplia.

Te diremos por qué se dan cada vez con más frecuencia esta cruel clase de ruptura y qué hacer en caso de que te suceda a ti.

¿Por qué sucede?

Si practican ghosting contigo, lo primero que probablemente te preguntarás es “¿por qué?”. Hay muchos motivos que podrían llevar a una persona a actuar de esta manera, aquí te diremos los principales:

  • Miedo al compromiso. Cada persona enfrenta el compromiso de manera particular, lo que para algunos puede ser algo feliz y placentero, a otros los aterra. Por eso es por lo que en el ghosting muchos encuentran una salida fácil para decir no a comprometerse en una relación.
  • Evitar presenciar el malestar del otro. Cuando una persona decide romper con un vínculo, probablemente infiere que a la otra parte conformante de la relación su decisión no le caerá en gracia y generará dolor. El ghosting es una salida fácil y segura si lo que se busca es evitar presenciar cómo la ruptura afecta a la otra persona y, así, poner frente al conflicto.
  • Marcar límites. Puede no ser la manera ideal, pero muchas personas realizan ghosting como una manera de trazar un límite en una relación. Los límites son sanos, es importante dejar en claro en un vínculo hasta dónde llega la integridad de uno y empieza la del otro. El ghosting es usado como alternativa para poner un freno a personas que sobrepasan cierta línea.
  • Narcisismo. Las personas narcisistas buscan marcar la diferencia y enaltecer su ego con actitudes que les permitan sentirse superiores y más fuertes. El ghosting es una de ellas, es una manera de ejercer poder sobre los demás, lo que en personas con estas características es habitual.

¿Qué hacer si me ghostean?

Ya hemos hablado acerca de por qué alguien puede ghostear a otra persona, pero con entender los motivos no basta para eliminar el dolor que puede generar que alguien en quien habíamos puesto expectativas y le habíamos brindado confianza se esfume sin más.

Te diremos qué puedes hacer si acaso eres víctima de ghosting, para que puedas sobrellevar la situación de la mejor manera posible y apacigües el dolor.

La aceptación es la clave. Es común ante una situación de esta clase, pensar en por qué sucedió, e intentar localizar a la persona que se fue sin más para que nos lo diga. Sin embargo, quien se va sin explicación, no está dispuesto a comunicar motivo alguno.

Debemos aceptar que no sabremos el por qué y no asumir la culpa. Evita creer que algo que hiciste llevó a la desaparición del otro, no fuiste tú.

Ponte como prioridad y haz cosas que te generen felicidad y permitan distraerte, no como una estrategia para evitar el malestar, sino como una forma para volver a tomar las riendas de tu vida.

Habla con alguien de confianza. Llama a alguien que aprecies, cuéntale lo que te sucedió, busca contención. Así, en un momento en que te encuentras triste, podrás encontrar espacios cómodos y seguros. A veces es necesario pedir ayuda.

Te hemos contado de qué se trata la práctica del ghosting. Esperamos que este artículo te haya llevado a reflexionar.

Si has sufrido ghosting, ojalá ahora puedas entender por qué pudo haber sido y los consejos dados te permitan sobrellevar la situación de la mejor forma posible en caso de que lo estés atravesando.

Si has decidido dejar una relación de esta manera en el pasado, esperamos puedas reflexionar acerca del daño que pudo haber generado al otro. Se trata, antes de hacer algo así, de tener empatía. Pensar “¿cómo me sentiría si esto me lo hiciesen a mí?”.

Fuentes

  • LeFebvre, L. (2017). Ghosting as a relationship dissolution strategy in the technological age. The impact of social media in modern romantic relationships, 219-235.
  • LeFebvre, L. E., Allen, M., Rasner, R. D., Garstad, S., Wilms, A., & Parrish, C. (2019). Ghosting in emerging adults’ romantic relationships: The digital dissolution disappearance strategy. Imagination, Cognition and Personality39(2), 125-150.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?