Miedo al compromiso

El miedo al compromiso

Muchas personas hoy día sienten miedo al compromiso. Detrás de este fenómeno se pueden esconder diferentes razones.

Siguiendo a Sternberg, el compromiso es la decisión de amar y mantener ese amor con la otra persona. Han sido muchas las definiciones que se han dado para esta palabra que en muchas ocasiones aparece relacionada con el miedo.

Qué es el miedo al compromiso

De acuerdo con Shearson Lehman, el compromiso es lo que transforma una promesa en una realidad y es, a su vez, la palabra que habla con más coraje sobre nuestras intenciones.

El compromiso implica hacerse el tiempo cuando no lo hay; es lo que forja el carácter, el poder cambiar las cosas.

Por el contrario, el miedo puede ser definido como la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro que puede ser real o imaginario.

En muchas ocasiones, nuestros miedos se sustentan solo en creencias de lo que podría ocurrir, pero no en hipótesis confirmadas. A lo largo de nuestras vidas el miedo para aparecer muchas veces, sobre todo cuando se trata de acontecimientos relevantes.

En lo que respecta a las relaciones de pareja, el miedo al compromiso surge como una inseguridad, duda o preocupación de mantener una relación, sobre todo por las dificultades que se pudiesen presentar.

Así, quien lo siente, al igual que la pareja, pueden vivir una montaña de emociones que van desde la atracción y la motivación hasta la decepción y la culpabilidad. En este sentido, la capacidad de gestión de emociones suele ser el primer factor que influye para que se sienta este tipo de temor.

Por lo general, los pensamientos sobre sí mismo, lo que se siente por la otra persona y las expectativas, son asumidos desde un punto de vista negativo en el que la persona que siente miedo al compromiso se siente amenazada u observa una situación para la cual no se siente capaz de asumir.

En estos casos, las dudas se hacen presentes y el miedo al compromiso aumenta, por lo que, para aliviar ese malestar emocional, no se aprenden otras estrategias que permitan una mejor gestión de las emociones, sino que se opta por romper la relación.

¿Cómo actúan las personas con miedo al compromiso?

Se describen a continuación 15 características que suelen estar presentes en el comportamiento de las personas con miedo al compromiso:

  1. Cuando se trata de asumir un proyecto vital en común, como el vivir juntos, tener hijos o casarse, la persona tiene dificultad para tomar la decisión.
  2. Suelen sentir preocupación de que la relación vaya mal y comienzan a preguntarse si realmente se trata de amor o si vale el esfuerzo mantener la relación.
  3. Le dan mayor peso a lo que pierden al estar en una relación, que a los beneficios que esto aporta. Pueden pensar que no podrán salir con los amigos o con otras personas, por ejemplo.
  4. Experimentan la sensación de perder su autonomía, libertad o independencia.
  5. No sienten estabilidad y culpan de ello a la otra persona, tratando de convencerle de sus errores.
  6. No suelen expresar y regular de forma adecuada sus emociones, especialmente cuando se trata de estrés, frustración o ansiedad.
  7. Algunos prefieren mantenerse en la primera etapa del enamoramiento, por la sensación de bienestar que experimentan, pero no desean esforzarse para aceptar las responsabilidades que implica el mantener la relación.
  8. Quieren sentir alivio porque experimentan una especie de “peso” o “carga”.
  9. Tienen dificultad para aceptar las normas o acuerdos que sustentan una relación de pareja.
  10. Se sienten culpables por el sufrimiento de la otra persona, así que prefieren la ruptura antes que experimentar esas emociones.
  11. Tienen dificultad para madurar y asumir el rol de pareja, pues, prefieren seguir cumpliendo el rol de hijo o de hija.
  12. La comunicación con la pareja no es asertiva.
  13. Prefieren realizar actividades con otras personas o a solas, pero pocas con la pareja.
  14. El mecanismo para aliviar el temor al compromiso es disfuncional y pueden llegar a la infidelidad o tomar distancia con la pareja.
  15. Al momento de dar un paso más en la relación, suele llegar la ruptura.

Es recomendable que, quienes sientan miedo al compromiso, evalúen si realmente se trata de problemas en la relación o si es solo miedo.

Cuando llegan cambios en la vida, también ocurre una especie de nuevo orden a nivel cerebral, por lo que la tranquilidad que se tenía se ve alterada. Ante esto, muchas personas optan por moverse en lo tradicional, lo rutinario, lo conocido y no en lo desconocido, incluso si esto último es mucho mejor.

¿Cómo superar el miedo al compromiso?

Algunos consejos para superar el miedo al compromiso son los siguientes:

  1. Trabajar el autocontrol emocional para valorar de forma objetiva la relación.
  2. Expresar las inseguridades de forma asertiva, evitando las ofensas o los reproches.
  3. Comunicarle a la pareja si se necesita de un tiempo para la reflexión.
  4. Analizar si los miedos están relacionados con la pareja o con el malestar emocional propio.
  5. Antes de tomar una decisión, se debe reflexionar sobre las razones por las que se teme entrar en un compromiso, o que experiencias han ocurrido previamente que reafirmen el temor.
  6. Imaginarse sin la pareja, observando aquellas cosas que ya no se tendrán.

Asumir una relación de pareja es un proyecto de vida y, al igual que otros, no será perfecto. Como todo proyecto vital, tendrá aspectos a mejorar, pero lo que se debe apreciar el equilibrio y el significado de la relación para cada uno de sus miembros.

Bibliografía

  • Fernández, M. C., & Martínez, G. S. (1993). La teoría de Sternberg sobre el amor. Análisis empírico. Psicothema, 5(1), 151-167.
  • Russo, L. (2010). Hoy vamos a hablar del… miedo al compromiso. Revista de Psicologia-GEPU, 9-11.
  • Selman, J. (2017). Compromiso y Cambio. Notas de un amigo extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.