Carencias afectivas

Señales de que un niño tiene carencias afectivas

Los seres humanos somos seres sociales. Vivimos en sociedad y, para desarrollarnos y lograr convertirnos en adultos sanos, necesitamos de la vigilancia de otro cuidador mientras somos indefensos pequeños.

Este otro cuidador será siempre un adulto a cargo de las necesidades del niño. Pero, sin embargo, con cubrir necesidades físicas no es suficiente: los niños necesitan de cuidados afectivos para un desarrollo normal.

En este artículo hablaremos acerca de la importancia del afecto para el desarrollo infantil y las consecuencias de no recibirlo correctamente. Mencionaremos también cuáles son las más comunes señales que indican la carencia de afecto en un niño o niña.

Así, luego de su lectura, tendrán la posibilidad de saber qué actitudes en niños deberían detectar para lograr evidenciar un caso de carencia afectiva y cómo solucionarlo.

La importancia del afecto en el desarrollo infantil

La carencia afectiva implica la falta de afecto, en el caso de los niños puntualmente, el concepto refiere a la falta de cuidados, protección, la falta de una base segura que encontrar en adultos encargados del cuidado.

El afecto es un factor que no debe ser descuidado para un adecuado desarrollo de los niños. Mostrar afecto a un niño consiste en nada más ni menos que estar atento a sus necesidades, a aquello que le sucede, brindarle apoyo y contención como también escuchar lo que tiene para decir (o comprender sus señales en el caso de los bebés).

El afecto es crucial para estimular el desarrollo de los niños, tanto biológico como de su psiquismo. Alimentar a un bebé no es suficiente para que crezca sano, también hay que transmitirle cariño para hacerlo sentir amado. Pues, como más adelante veremos, los riesgos de las carencias afectivas en niños son muy importantes.

Para referirnos a carencia afectiva en niños no es necesario llevar la situación al extremo como serían casos de maltrato físico o verbal. Cuidados desatentos o de pobre calidad influirán negativamente en el desarrollo de un niño pequeño. En ocasiones, padres ausentes del hogar (incluso por motivos laborales) pueden llegar a provocar esta clase de repercusiones en sus hijos.

Señales de carencia afectiva en niños

Para desarrollarse de forma sana, como seres sociales, los niños necesitan de afecto durante esta etapa tan crucial para el desarrollo como es la infancia. Es posible, a través de algunas señales determinadas, identificar si un niño carece de afecto. Mencionamos a continuación algunas de ellas.

Agresividad

Cuando los niños manifiestan conductas agresivas, los padres tienden a regañarlos o castigarlos, sin intentar comprender el por qué de la conducta de agresión. Lo recomendable en estos casos es acudir a un profesional, pues las conductas agresivas en niños suelen tener trasfondos complejos y, por lo general, puede tratarse de situaciones de carencia afectiva.

Desobediencia

Al igual que la agresividad, un niño que desobedece a sus padres está tratando de captar su atención de alguna manera posible. Berrinches, llantos exagerados, tienen como finalidad captar la atención del cuidador sentido como ausente. De este modo los niños buscan aquello que anhelan: afecto.

Inseguridad

Niños inseguros consigo mismos y con los demás podrían ser pequeños que no sienten seguridad con sus cuidadores mismos. Buscarán aprobación de otras personas constantemente (sobre todo de adultos a los que intentarán tomar como referentes).

La inseguridad es un signo al que hay que prestar suficiente atención, pues podría llegar a derivar en casos de dependencia emocional en un futuro.

Dificultad para expresar sus sentimientos

No poder expresar aquello que les sucede es signo de falta de afecto en niños. Pequeños con carencias sentimentales probablemente encuentren dificultades para expresar sus emociones, ya que no tienen un adulto al que recurrir cuando algo les pasa y con el que analizar su vivencia emocional.

Miedo al abandono

Niños con carencias afectivas probablemente serán miedosos, y de seguro sentirán miedo a ser abandonados por parte de sus cuidadores, ya que no los identifican como una base segura a la que incondicionalmente podrán recurrir si algo sucede.

Estas son solo algunas de las señales que los niños con carencias afectivas pueden llegar a manifestar. Por ello recomendamos a los adultos prestar atención a la manifestación de alguno de estos signos en los más pequeños, podría ser la evidencia de que están sufriendo carencias de afecto.

Riesgos de la carencia afectiva en niños

La carencia afectiva en niños hará que los pequeños se sientan inseguros respecto a la incondicionalidad de sus progenitores: temerán ser abandonados ya que, como previamente mencionamos, ellos no están seguros de poder contar con sus cuidadores incondicionalmente.

Es por este motivo que la carencia afectiva infantil podría llevar a desarrollar en lo pequeños estados de ansiedad, que podrían tornarse de gravedad. Este estado no es irreversible, de hecho, con acompañamiento profesional y con la ayuda de sus padres (los cuales también deberán asistir a terapia) es posible dejar atrás las secuelas de la falta de afecto infantil.

Insistimos en la importancia de la detección de las señales indicadoras de carencia afectiva en niños para poder reparar el daño y evitar consecuencias de gravedad. Ayudar a los pequeños es sumamente importante para lograr que lleven un desarrollo psicoafectivo sano y feliz.

Referencias bibliográficas

  • Bowlby, J. (1995). Teoría del apego. Lebovici, Weil-HalpernF.
  • Fojón Polanco, S. (1986). La carencia afectiva como factor determinante de los niños caracteriales.
  • Hernández, I. C. S., & Palacio, H. L. (2014). Acciones de orientación familiar para prevenir la carencia afectiva en los niños mediante la comunicación. Razón y palabra, (88).
  • Vilaltella, J. T. (2007). Bowlby: vínculo, apego y pérdida CARENCIA AFECTIVA. Master en Paidopsiquiatría, 3-10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.