Ortorexia

Ortorexia: Cuando la alimentación sana se convierte en obsesión

Mantener una dieta sana, cuando se convierte en una obsesión inflexible, lleva el nombre de ortorexia. Este trastorno de la conducta alimentaria es cada vez más común en estos tiempos de exposición constante a información por doquier.

Te contaremos todo acerca de la ortorexia, qué es, sus principales signos y cómo ayudar a alguien que la padece. Sigue leyendo si buscas informarte al respecto.

¿Qué es la ortorexia?

Según la Real Academia Española, la Ortorexia es definida como un trastorno alimentario provocado por una obsesión patológica por comer comida considerada saludable, pudiendo llevar a situaciones de desnutrición.

Como han leído, la obsesión por comer de manera saludable puede llevar a desencadenar un trastorno de la conducta alimentaria (TCA). Estos implican patologías psíquicas que se vinculan con un comportamiento alterado respecto a los hábitos alimenticios.

Dentro del grupo de los TCA más comunes se encuentran la bulimia nerviosa, la obesidad, la anorexia nerviosa y, hoy en día también la ortorexia, cuyos casos parecen crecer cada vez más.

Cuesta creer que, por comer exclusivamente alimentos sanos, que consideramos al consumirlos que beneficiarán nuestra salud, puede desencadenarse una seria patología que podría derivar en desnutrición, ¿verdad?.

Justamente quien padece de ortorexia, elimina radicalmente de su dieta alimentos que no contemplan como saludables: azúcares, alimentos con conservantes, grasas, incluso lácteos y carnes. Sin embargo, de realizar una dieta correcta que reemplace nutricionalmente los alimentos suprimidos, no habría complicación alguna.

Adivinen qué, los ortoréxicos no suplantan por equivalentes los nutrientes eliminados de sus dietas, llevando a carencias nutritivas serias.

Esperamos con este artículo, generar una alerta para que puedan identificar signos de ortorexia, en ustedes mismos o en otras personas, y así buscar herramientas de ayuda para dejarla atrás.

Causas posibles

Si bien no existe una causa a la que se la identifique como la exclusiva desencadenante de la ortorexia (pues no hay una para ningún trastorno de la conducta alimentaria), sí está comprobado que ciertos factores contribuyen a contraerla.

Te diremos cuáles son, para que prestes atención a posibles puntos de partida que podrían llevar a una patología de este tipo:

  • Mujeres jóvenes. Hay que aclarar, la ortorexia no es una patología exclusivamente femenina, pero sí es un hecho estadístico que son más propensas a padecer ortorexia mujeres jóvenes, sobre todo aquellas de clase media-alta que tienen la posibilidad de acceder a cierta clase de alimentos saludables, y por lo tanto más costosos.
  • Deportistas. Al verse obligados a cuidar de su alimentación para mejorar su rendimiento, los deportistas son también un grupo propenso a contraer ortorexia. Suele suceder que reducen su ingesta de alimentación solo a los grupos considerados beneficiosos para su desempeño.
  • El perfeccionismo y el autocontrol excesivo. Como verán, ciertos rasgos de la personalidad vuelven a las personas más propensas. La obsesión por el control es un factor sumamente importante, ya que las personas con este TCA buscan exactamente eso, controlar los alimentos que ingieren.
  • Imposiciones sociales. Nuestra sociedad tiende a equiparar belleza con delgadez, por lo que es lógico que muchas personas caigan en rigurosas dietas, de más perjudiciales para la salud, para lograr alcanzar los cánones impuestos.

Signos para identificar la ortorexia

Fue el médico estadounidense Steven Bratman quien acuñó el término ortorexia para diagnosticarse a sí mismo. Por años defendió firmemente la idea de seguir una dieta sana, libre de ciertas clases de alimentos, para alcanzar una vida plena, pero notó que llevó su teoría al extremo. A tal punto que él mismo sufrió las consecuencias de esta alimentación que se supondría saludable.

Existen una serie de signos o síntomas característicos de la ortorexia nerviosa. Te diremos cuáles son.

Una preocupación excesiva por la alimentación es una de las principales manifestaciones. Las personas que padecen de ortorexia no pueden evitar considerar la composición de los alimentos que van a ingerir y evalúan cómo podrán afectar su salud.

Esta preocupación extrema deriva rápidamente en una dieta restrictiva. Los ortoréxicos, como ya les adelantamos, eliminan tajantemente de su dieta alimentos que consideran perjudiciales de forma inflexible. Por lo general no sustituyen los nutrientes que quitan de su ingesta normal, por lo que estas dietas derivan en severos cuadros de desnutrición.

Aislamiento. La comida se comparte con los demás. Salir a comer con amigos, disfrutar cenas en familia. La gente que padece de ortorexia, como generalmente sucede con las personas afectadas por TCAs restrictivos, evitan este tipo de reuniones para no tener que enfrentarse a un plato que no desean o “no pueden” consumir, por lo que estas conductas derivan en aislamiento social.

¿Cómo ayudar a alguien que padece un TCA?

Hasta aquí les hemos indicado las características básicas de este trastorno y por qué podría producirse. Puede que se estén preguntando ahora cómo ayudar a alguien que padece una patología de este estilo.

Para brindar auxilio a una persona con algún trastorno de la conducta alimentaria, es fundamental comprender que es muy poco probable que ellos puedan superar su condición solos. Brindar apoyo es crucial para ayudar a una persona en esta situación.

Escucha activa, comprensión, evitando el control y la agresividad, brindando palabras de aliento, son acciones fundamentales para una mejoría de alguien atravesando este problema.

Por supuesto lo ideal es combinar el apoyo y contención del círculo social más próximo con un tratamiento psicológico adecuado, en los que es útil que la familia del paciente o quienes conviven con él también reciban asesoría del terapeuta, para acompañarlo en esta difícil situación y lograr la tan ansiada mejoría de una persona amada.

La recuperación de un TCA requiere de voluntad y sobre todo de paciencia. Persistiendo, brindando apoyo y con el tratamiento adecuado es más que posible salir de un trastorno de la conducta alimentaria. La clave está en no bajar los brazos.

Fuentes

  • Aranceta Bartrina, J. (2007). Ortorexia o la obsesión por la dieta saludable. Archivos latinoamericanos de nutrición57(4), 313-315.
  • Chaki, B., Pal, S., & Bandyopadhyay, A. (2013). Exploring scientific legitimacy of orthorexia nervosa: a newly emerging eating disorder.
  • Martín, Á. O., Morales, P. L., Jáuregui-Lobera, I., & Martín, G. H. (2021). Uso de redes sociales y riesgo de padecer TCA en jóvenes. Journal of Negative and No Positive Results: JONNPR6(10), 1289-1307.
  • Sánchez, F. G., & Rial, B. R. (2004). Ortorexia nerviosa. ¿Un nuevo trastorno de la conducta alimentaria? Actas Esp Psiquiatr32(1), 66-68.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.