Actos fallidos

Actos fallidos, la expresión sintomática de los deseos

A todos nosotros alguna vez nos sucedió creer escuchar algo que en realidad no nos dijeron, buscar recordar algún nombre que no podemos traer a nuestra mente, leer erróneamente líneas en un texto por tener otra cosa en mente.

Desde la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud se los abordó a estos fenómenos para su estudio. Quédate leyendo y te contaremos con detalle sobre ellos.

¿Qué son los actos fallidos?

El padre del Psicoanálisis, Sigmund Freud, dio nombre a este fenómeno cuya traducción literal de alemán a español es la de acto fallido. También podemos referirnos a ellos bajo los nombres de parapraxis o lapsus.

Ahora bien, ¿qué es esto que denominamos acto fallido? Ellos se producen cuando decimos algo que, conscientemente, no teníamos intención de decir o incluso la intención que expresamos es contraria a la que buscábamos comunicar.

Desde el Psicoanálisis se entiende a estos fenómenos como una expresión de deseos reprimidos, o (al producirse un olvido) un intento por evitar hacer consciente algo que se reprimió.

El Psicoanálisis es una rama de la Psicología que plantea la existencia de un aparato psíquico dividido en tres partes: la consciencia, el preconsciente y el inconsciente. En la consciencia se alojaría todo aquello que nos identifica, a lo que fácilmente podemos acceder. Lo mismo en el preconsciente, solo que con un mayor esfuerzo de memoria.

Sin embargo, en el inconsciente se aloja aquello que se reprimió y apartó de la consciencia por ser intolerable para el sujeto. De este sector del aparato, el inconsciente, provienen los actos fallidos o lapsus, y por eso se describen como una de las manifestaciones del inconsciente junto con los chistes y los sueños.   

¿Cuál es su origen?

Podríamos decir que los actos fallidos son un engaño a la consciencia para dejar traslucir, de forma encubierta, un deseo o intención reprimida. El inconsciente en ellos burla la estructura del aparato psíquico, traspasando la censura y dejando ver sus intenciones disfrazadas.

Por eso se manifiestan sin ser controlados por la propia voluntad del sujeto que, conscientemente, busca alejar esos recuerdos de su memoria. 

Los actos fallidos, para la teoría freudiana, implican un logro: permitiendo aflorar en la consciencia pensamientos inconscientes, representan un camino que marca cómo llegar a la causa del malestar de un paciente.

Siguiendo las pistas inconscientes, los psicoanalistas buscan curar, por eso toman provecho de los actos fallidos para tratar a sus pacientes.

Tipos de actos fallidos

Los actos fallidos no se manifiestan de una única manera, sino en varias formas. Algunas de ellas son los deslices verbales, gráficos, de compresión lectora o auditiva, errores en la acción y los olvidos simbólicos.

Deslices verbales

A los que también se refiere como lapsus linguae, suceden cuando una persona dice algo mientras que, en realidad, buscaba decir otra cosa. Esto se interpreta como una verdad, una manifestación de un pensamiento inconsciente que buscaba aflorar.

Por ejemplo, si un empleado en lugar de dirigirse a su empleador como jefe, lo insulta, estamos frente a un desliz verbal que manifiesta los verdaderos sentimientos de este trabajador a su superior.

Deslices gráficos

También conocidos como lapsus manus. Son actos fallidos que se producen en manifestaciones gráficas como la escritura o el dibujo. Al igual que en el caso anterior, implican un intento de un deseo inconsciente por aflorar, burlando la censura.

Actos fallidos de comprensión lectora o auditiva

A diferencia de los otros dos deslices anteriores, estos suceden cuando leemos o escuchamos algo equivocadamente. Suelen darse cuando enfrentamos situaciones de estrés o tenemos un asunto muy presente en nuestra mente. Puede también suceder un desliz en la audición en caso de creer oír algo cuando no se nos dijo palabra alguna.

Equivocaciones en la acción

Tienen lugar cuando, con la intención de realizar una acción determinada, un individuo termina por realizar otra totalmente distinta de manera inconsciente. Sucedería por ejemplo si, en lugar de realizar una llamada laboral, llamamos a un ser querido con el que hace mucho tiempo no hablábamos.

Olvidos simbólicos

También llamados lapsus memoriae. Se tratan de olvidos poco casuales en los que no recordamos realizar algo que buscábamos evitar, o cuando evitamos inconscientemente traer a nuestra mente algo que nos resultaría perturbador.

Freud, con el caso clínico de “Olvido de nombres propios”, narra un viaje en tren en el que, buscando recordar el nombre del pintor Signorelli, venían a su mente los nombres de los artistas Botticelli y Boltraffio.

En un análisis profundo de lo que le sucedió, él comprende que se trataba de un intento de evitar recordar el suicidio de uno de sus pacientes relacionado con su función sexual pues, por vivencias previas, el nombre Signorelli lo había asociado a las palabras “sexualidad y muerte”.

Al final resulta que, incluso los nombres de Boticelli y Boltraffio también se vinculaban con el fallecimiento del paciente de Freud, solo que de una forma menos evidente.

Extravíos

Según la teoría Psicoanalítica, extraviar un objeto puede implicar un intento por no recordar una situación que nos perturba y, justamente, el objeto extraviado nos remitiría a ella. Como el resto de los actos fallidos, son un intento de proteger nuestra psiquis.

Conclusión

Como pudimos ver, los actos fallidos son un intento del inconsciente por burlar la censura y dejar aflorar aquello que nos perturba de forma encubierta.

En terapia psicoanalítica son sumamente útiles para llegar al núcleo de un problema que nos lleva a recurrir a un tratamiento, pues permiten entrever nuestros reales deseos inconscientes. Así que presten de ahora en más atención a ellos, no son casuales y nos permitirán conocer más sobre nosotros mismos.

Referencias

  • Freud, S. (1915). Conferencia 2: Los actos fallidos. Conferencias de introducción al psicoanálisis (Partes I y II). En Obras Completas15.
  • Freud, S. (2007). El olvido de los nombres propios. Obras completas de Sigmund Freud: Psicopatología de la vida cotidiana: 1901, 9-15.
  • Susan Budd, R. R. (2005). Introducting Psychoanalysis: Essential Themes and Topics.
  • Textbook of Psychoanalysis. (2012). Glen O. Gabbard, Bonnie E. Litowitz, Paul Williams.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.