Logoterapia - El sentido de la Vida

La Logoterapia, o cómo encontrar sentido a la vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

La Logoterapia y el Análisis Existencial conforman un tipo de psicoterapia que pone el foco en el encuentro del sentido y el propósito vital.

Es considerada como la tercera escuela vienesa de psicoterapia, luego de la de Freud y Adler. Su eje principal es el significado de la existencia, así como la búsqueda del sentido.

De acuerdo con esta corriente, la fuerza que determina la motivación del hombre es su deseo por encontrar un propósito a su propia existencia.

La Logoterapia

Este tipo de terapia cada día cobra mayor auge porque está orientada hacia la búsqueda y el retorno del ser humano hacia sí mismo, a su existencia y a la forma en la cual puede superar las situaciones más adversas que se le puedan presentar.

La Logoterapia tomó como referente una frase del filósofo Friedrich Nietzsche, quien expresa que: “Aquel que tiene algo por qué vivir es capaz de enfrentar todos los cómos”.

Y, nadie mejor que el fundador de la Logoterapia como máximo ejemplo de ello. Se trata de Viktor Frankl, quien vivió una vida muy dura. Fue un neurólogo, psiquiatra y filósofo austríaco, pero lo más destacable es que fue un sobreviviente de cuatro campos de concentración.

Desde 1942 hasta 1945 estuvo en varios campos nazis, lo cual le permitió observar la vida desde otra perspectiva y escribir más tarde uno de sus libros más emblemáticos y vendidos: “El hombre en busca de sentido”.

La corriente de la Logoterapia está conformada por aspectos científicos, psicológicos, médicos, antropológicos, terapéuticos, psicoanalíticos y filosóficos. Es por este motivo que hoy día muchas personas recurren a ella como una forma de encontrar una guía en la búsqueda de su sentido de vida.

Cabe resaltar que, la búsqueda del sentido en la vida puede hacer que ciertas situaciones, incluso las más dolorosas, adquieran un significado y proporcionen un porqué para continuar viviendo.

En efecto, durante mucho tiempo, Viktor Frankl trató con muchos pacientes que tenían ideas suicidas y su método fue exitoso.

Frankl pudo haber emigrado y haberse salvado de la persecución nazi, pero prefirió quedarse con sus padres, aunque al final, cuando consiguió la libertad, se dio cuenta que había perdido a toda su familia, lo cual le llevó a crear una nueva vida y convertir esa situación adversa en una oportunidad para darle sentido a su existencia.

¿Para quién es la Logoterapia y el Análisis Existencial?

La Logoterapia y el Análisis Existencial puede ser una psicoterapia para todas las personas, sin importar cuál sea su cultura, raza, religión o edad, ya que los conflictos se pueden presentar en cualquier momento de la vida.

También es importante considerar que muchas personas, en algún punto de su existencia, llegan a cuestionarse ¿para qué nací?, ¿cuál es mi misión o mi propósito en la vida?, ¿qué sentido tiene el día a día?, entre otras preguntas que le pudiesen causar angustia.

Por medio de la Logoterapia y el Análisis Existencial se hace un acompañamiento a la persona para que ella encuentre sus propias respuestas, usando como método el diálogo socrático, entre otros recursos.

La Logoterapia y el Análisis Existencial puede abordar diferentes temáticas existenciales, tales como la libertad, el sentido de la vida, el conflicto de valores, el sentido del dolor, la soledad, la muerte, el trabajo y el amor, entre otras.

Es una psicoterapia recomendada sobre todo en aquellos en los que la persona se encuentra sufriendo, bien sea de una enfermedad mental o física, pues, ante cualquier adversidad, siempre se puede encontrar un propósito en la vida.

De hecho, la palabra Logoterapia, deriva de logos, que significa ‘sentido’, ‘propósito’ o ‘significado’, y este es precisamente su enfoque. Desde la Logoterapia se promueve el que, sin importar cuál sea la circunstancia que la persona esté viviendo, siempre podrá afrontarla con la mejor actitud.

Esto se desprende de las vivencias que el mismo Frankl experimentó en los campos de concentración: aquellos hombres que tenían un propósito, tenían más probabilidades de sobrevivir. En el caso de Viktor, su mayor deseo era volver a encontrar a su familia.

Sin embargo, encontrar respuesta a la pregunta de por qué o para qué existir no es sencillo, ya que implica asumir una actitud de búsqueda sobre el porqué de las situaciones que se viven.

Desde la Logoterapia, el futuro es clave, ya que se debe observar con esperanza; Frankl comenta que cuando estaba en uno de los campos de concentración se imaginaba ante una multitud dando un discurso. Esto más tarde se hizo realidad.

Pero, la pregunta por el sentido de la vida, por sí misma, no basta. Frankl afirmó que: “no basta con preguntarse por el sentido de la vida, sino que hay que responder a él respondiendo ante la vida misma”.

Asimismo, es destacable que la Logoterapia asume que el valor del ser humano reside en el hecho de que este es un ser único e irrepetible.

La búsqueda de la felicidad ha sido una constante desde la Antigüedad, pues ya Aristóteles se lo planteaba, así como Santo Tomás de Aquino y otros filósofos, para quienes el ser humano emprendía esta búsqueda porque estaba en su naturaleza, tratando de evadir el sufrimiento y la tristeza.

En el enfoque logoterapéutico no se niega el dolor, sino que se asume y se le busca un sentido, ya que solo así el individuo puede encontrar su para qué en su vida. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?