Personas manipuladoras, cómo descubrirlas y desarmarlas

Ángela Gual
Compartido por

¿Quién no se ha topado alguna vez con un lobo con piel de cordero?

Esas personas que te convencen de que lo mejor para ti, casualmente es lo mejor para ellos, hasta que finalmente te encuentras haciendo cosas que realmente no deseabas hacer.

Esas personas que no tienen ningún reparo en pedirte que antepongas sus necesidades a las tuyas “por el bien común” o por cualquier otra estratagema.  Esas personas que después de lograr lo que querían de ti, ni siquiera se muestran agradecidos

Esas personas son manipuladoras, y son muy comunes en nuestra sociedad actual. Dichos sujetos tienen grandes habilidades a la hora de distorsionar tus capacidades, haciendo que dudes de ellas y haciéndote sentir frágil o inferior. Esa distorsión les da fuerza a la hora de llevarte a su terreno y de convencerte de que no eres capaz de hacer algo o de que deberías seguir su consejo ya que a él todo se le da mejor que a ti.

De la misma manera, su fuerte es la explotación emocional, es decir, el manejo de tus emociones para conseguir que te sientas culpable (por algo que seguramente ni siquiera has hecho) y que por ello accedas a sus peticiones o intereses.

De esta y otras maneras, las personas manipuladoras logran tomar el control y beneficiarse de las víctimas que le rodean de forma consciente y deliberada.

¿Cómo son las personas manipuladoras?

Son especialistas en identificar tus debilidades

Todos las tenemos y son su mayor arma para herirte, ya que si flaqueas en tus convicciones, si hay algo de lo que no te sientas orgulloso, el manipulador lo encontrará y te torturará con ello, dándole mil vueltas hasta convertirlo en un proyectil en tu dirección.

Son implacables a la hora de alcanzar sus objetivos

Eso significa que pasan por encima de quien sea necesario y por supuesto,  el fin justifica los medios. Cuando trazan un plan de acción, no les tiembla el juicio para hacer o decir lo necesario, sea cruel, sádico o despiadado,  con tal de llegar a donde querían.

Eso si, casi ni te enterarás gracias a sus brillantes y magistrales interpretaciones, que te harán aplaudir de emoción.

Nunca tienen suficiente

Manipular es sinónimo de poder, y por lo tanto, siempre quieren tener más, llegar más lejos, conquistar más almas. Alcanzar nuevos horizontes a costa de los demás.

Cuando ven que sus habilidades les permiten (sin escrúpulos morales) alcanzar metas que por medios propios no podrían, se les llena el corazón de ambición y ansias de más, una adicción que les lleva inevitablemente a la eterna insatisfacción por lo logrado.

La sensación de control

La que se procuran con todo este juego, les hace sentirse superiores al resto de mortales. Ese es un licor que embriaga a la vez que encadena en la búsqueda constante de mantener o mejorar el nivel alcanzado.

Por otro lado, las personas que necesitan sentirse superiores, especialmente a través de pisar a los demás, reflejan un interior podrido y pobre, lleno de carencias e inseguridades que protegen con esa falsa apariencia de poder y control.

¿Todos los manipuladores siguen el mismo patrón?

Ya que el arte de la manipulación engloba multitud de actitudes y cualidades, podemos diferenciar varios subtipos de este género:

La pobre víctima

Es un clásico. La persona es una víctima del mundo. Todo le pasa a ella y los demás se aprovechan de forma perenne. Este tipo de manipulador hace que te sientas culpable de sus desgracias y de lo injusta que es la vida con él, hasta que finalmente accedes a sus peticiones por una mezcla de pena y culpa que te embargan.

Después te sientes hastiado y ciertamente decepcionado porque no es lo que tú deseabas, pero de alguna manera ha conseguido convencerte con sus lágrimas de cocodrilo.

El eterno dependiente

Este manipulador juega con tu ego. Hace que te sientas muy superior, el mejor, mientras que él es poca cosa, débil e inútil, y por supuesto, incapaz de hacer cosas que tu si que puedes hacer… Ahí te ha pillado.

Tu compasión hacia su debilidad sumada a tu ego personal de fortaleza y capacidad te pierden, obligándote sin que te des cuenta a hacer cosas que la otra persona puede hacer, pero que no hará porque se las haces tu. Así se libra de las consecuencias que puedan tener esos actos que te incita a realizar y se evita también el esfuerzo que suponen.

El provocador

Este manipulador juega totalmente al revés. No deja de mostrar tanto su fuerza como su agresividad, de tal modo que prefieres acabar cediendo a tener que enfrentarte a él o generar una disputa. Utilizando esta baza, el manipulador siempre se lleva el gato al agua, consiguiendo “un consenso” a su favor en la inmensa mayoría de los casos, y anulando al resto en su favor.

Los demás, a su vez, cada vez se sienten con menos capacidad de decisión o de convocación, por lo que poco a poco acaban allanándole el camino al macho alfa dominante.

El interpretador

Este sujeto resulta mucho más enrevesado y maquiavélico, ya que extrae las palabras de tu boca, para transformarlas en otra cosa, la cual supuestamente has dicho, pero que va a perjudicarte contundentemente.

Con sus malas artes, al final, acabarás sintiendo remordimientos por haber presuntamente dicho algo inapropiado o por haber herido a alguien con esos imaginados comentarios. También así, modificando levemente tus dichos, haciéndoselos llegar a la persona idónea y tergiversando ligeramente la perspectiva e intencionalidad del contenido, siendo el malo, sin haber tenido siquiera un papel en la función. ¡Bravísimo!

El desprestigiador

Este individuo se siente simplemente perfecto. Una deidad en estado puro. Cada vez que hagas un comentario que pueda aprovechar, va a hacer notar que te has equivocado, va a resaltar cuando se le de oportunidad tus defectos y va a ridiculizarte con sus ácidos comentarios hacia tus particularidades. Son los jueces del mundo y si estás en su punto de mira, cierran la sesión a golpe de mazo, sin posibilidad de réplica o defensa.

¿Cómo defendernos de las personas manipuladoras?

Primero: Hacernos conscientes

El primer paso es hacernos conscientes de que nos están manipulando. Existen unos derechos que son inviolables entre los que se encuentran:

  • Derecho a ser tratado con respeto.
  • Derecho a expresar tus sentimientos, opiniones e ideas.
  • Derecho a establecer tus propias prioridades.
  • Derecho a decir NO sin sentirte culpable.
  • Derecho a defenderte de las agresiones externas, sean físicas o emocionales.

Si sientes que cuando te relacionas con algunas personas, no puedes ejercer estos derechos, plantéate que puedes estar siendo manipulado.

Segundo: Mantener la distancia

Aprende a mantener la distancia (emocional) de seguridad. Igual que en la carretera, si estás cerca de personas que puedan dar “frenazos o volantazos” de forma brusca e inesperada y lastimarte con ello, simplemente retrocede y mantente en una distancia adecuada que evite su aproximación estratégica. Nadie puede herirte sin tu consentimiento.

Tercero: No eres culpable

Si te respondes NO a alguna de las preguntas antes citadas, plantéate que es posible que la víctima no sea el otro sino que seas tú. De la misma manera no puedes tener la culpa de todo lo que pasa a tu alrededor así que si eso empieza a pasar, averigua qué es lo que está pasando.

Cuarto: Preguntas clave

Hacer una serie de preguntas clave a tiempo puede salvarte de un manipulador:

– ¿Crees que lo que me pides es razonable o mínimamente justo?

– Según tu… ¿qué tendría que responder?

– ¿Me lo estás pidiendo o solo me lo estás comentado?

Preguntas de esta índole harán plantearse al manipulador que su plan ha sido descubierto y por lo tanto, es posible que busque a otra víctima más sensible a sus encantos.

Quinto: Tomarse el tiempo necesario

Tómate tu tiempo para responder a sus demandas. Ellos suelen jugar con la presión para obtener respuestas inmediatas. No te permiten pensar y la presión hace que finalmente cedas a sus peticiones. Solo hay prisa para amar, para el resto, tómate tu tiempo.

Sexto: Ser firme

Se firme en tus afirmaciones. Son grandes expertos en la lectura de tu comunicación no verbal, por lo que si titubeas o vacilas, lo notarán, aumentando sus esfuerzos a la espera de tu caída.

Así que ya lo sabes, si te encuentras con uno de estos perversos delincuentes de almas y logras reconocerlo, no dudes en utilizar todas las armas de las que ahora SI dispones para reducirlo a  un mero  y vulgar chorizo en paro.

Imagen cortesía de Portal SESCSP vía Flickr.com
Personas manipuladoras, cómo descubrirlas y desarmarlas Ángela Gual
Valora este artículo

Resumen: Las personas manipuladoras tienen grandes habilidades a la hora de distorsionar tus capacidades, haciendo que dudes de ellas y haciéndote sentir frágil o inferior.

3.8

Muy útil


Opinión del lector: 2.4 (134 votes)

Tags: , ,



  • Eduardo Vega Kleiman

    Solo hay prisa para amar, para el resto, tómate tu tiempo.

    • Chucky

      Del apuro solo queda el cansancio.

      De la manipulación solo queda tu derrota y tu destrucción moral si es el caso que desees manipular a personas que ya han descifrado tus estrategias como yo con mi padrastro que en su debido momento y circunstancias Dios mediante saldrá derrotado del hogar y la familia a la cual tanto daño ha hecho y yo a ese maestro de la mentira lo tengo “decodificado” y eso el no lo sabe, ya tengo como quien dice los troyanos para hackear su estrategia y a la final decirle “TE DERROTE Y AHORA TE VAS”

      Una cosa es ser un tonto, otra cosa es que tu parezcas ser un tonto.

  • Eduardo Vega Kleiman

    Ser asertivo es una herramienta buena contra los manipuladores

    • Psicopedia

      Muy de acuerdo contigo Eduardo. Es tal vez la herramienta más efectiva.

    • Chucky

      Pero si el manipulador no respeta tus derechos ¿tu vas a respetar los de el?

  • 01001

    El problema es que de un tiempo a esta parte se ha producido un cambio sustancial en los valores que ha introducido este “rasgo” en el perfil social más valorado porque es el que consigue el “exito”, mientras que “ser una buena persona” ha perdido valor. A veces resulta casi imposible para las victimas reaccionar porque el castigo social lo recibe la víctima no el/la,manipulador/a.

    • Amparito M Peralta

      Cierto! y a la vez es una prueba muy grande para desprenderse de los comentarios y críticas sociales. Creo que fue parte de lo positivo que rescaté de la experiencia de permitir manipulación.

    • teresa

      Has dicho una indiscutible verdad.

    • Chucky

      Yo considero que para lograr éxito tienes que manipular es una manera de pensar de gente mediocre que no sabe como conseguir lo que desea con trabajo y esfuerzo, yo puedo lograr lo que me proponga sin necesidad de manipular a nadie, la manipulación, la cizaña y la burla es de personas mediocres, inseguras, envidiosas e inmaduras.

  • Jhonatan Soriano

    y si el manipulador es la pareja ?

    • Psicopedia

      Todas las estrategias que se mencionan en el artículo son igualmente válidas ante una pareja manipuladora.

      • Chucky

        Tu artículo es muy bueno, aplicable 100% a la persona de mi entorno familiar que se cree Dios, que nadie puede con el, muchas gracias!

    • Amparito M Peralta

      Gracias por los consejos Psicopedia! por experiencia puedo decir, que lo mejor es tomar distancia y pasivamente, pues si enfrentas lo que se consigue (no es una persona con la que puedas conversar) es, que la persona busque argumentos o circunstancias para atarte pues sabe que ya no puede manipular tus emociones y empezaran los chantajes emocionales, empezara a crear “necesidades” para poder tenerte donde te quiere, y créeme, puede ser muy peligros@ si nos tomamos el rol de Dr. o salvadors

    • Chucky

      Ahi existen dos soluciones:

      1. Le plantas cara y le dices que te respete o que se vaya

      2. Sin pasar por GO ni cobrar los 200$ ponerle las maletas en la puerta, ahí tratará de manipularte fingiendo estar arrepentido, no le creas, maletas y a la calle!!!

  • Victoria

    A veces es mejor evitar el enfrentamiento, sobre todo si el manipulador es lo suficientemente inteligente para dejarte en ridículo. Seria muy útil que agregaran un poco más de información a la defensa (más discreta) de estos ataques,

    • Chucky

      Enfrentarse a un manipulador es igual que ir a un incendio con un lanzallamas, solo agravas el problema y tu pierdes.

    • Joaquin Padilla

      si es muy inteligente tienes que aprender a manipularlo, busca verdadera seduccion manipular a un manipulador. Tambien hay tecnicas de poner limites. Hay que estudiar tecnicas de respeto y como ganar respeto ya que los manipuladores hacen que los demas no respeten. Hay que aprender a ser asertivo y a decir no…..

  • Chucky

    En mi familia hay un miembro así que se cree todopoderoso por ser manipulador, ya lo tengo descifrado y sus estrategias están quedando obsoletas. hace cosas que sabe que no debe hacer, cuando le preguntas ¿quien lo hizo? el responde con cara de burla “yo”, eso se llama provocación pues sabe que el está haciendo algo que a ti te molesta, con esa acción busca desencadenar una pelea, si tu caes en eso el gana pero si tu ignoras su burla tu ganas.

    “Un hombre manipulador solo puede dejar de serlo en el momento en que sus manipulaciones ya no surtan efecto”, con eso les digo amigos, el poder de la persona que te manipula se lo das TU, si el se burla de ti y tu lo ignoras el pierde y dejará de burlarse, si te manipula y tu no caes en su trampa llegará el momento en que se dará cuenta que su manipulación ya no es efectiva, tendrá que dejar de manipularte pues tu no estás cayendo en su trampa, lo estás derrotando, si el usa palabras ofensivas para hacerte sentir mal y con eso vulnerar tu autoestima pues sencillo “a palabras necias oídos sordos” sus palabras se las llevará el viento y cuando note que tu NO le haces caso se irá derrotado.

    Así se derrotan a los manipuladores, a los envidiosos y a los que siembran cizañas, evitándolos, alejándose de ellos e ignorándolos. Ahi TU los has desarmado, sin tocarles un cabello los dejaste Knock Out y les dejaste claro que tu eres más inteligente que el.

  • elena appice

    Yo fui victima de una mujer súper manipuladora y viví cada una de las características o etapas del manipulador, la pregunta es ¿como superar la rabia, el desprecio y aumentar la seguridad en mi misma que esta muy disminuida por tanta manipulación emocional? ¿mi esposo sera capas de superar su incesto emocional y confrontar a su abusiva y manipuladora madre?

  • Fmg

    Miren en mi trabajo ya llevo dos años laborando junto a un manipulador, desgraciadamente yo soy el jardinero y el velador y administrador, por lo tanto el mantiene una comunicación del 100% con el patrón mientras yo solo puedo hacerlo en un 15% así que lo aprovecho solo para saber ahora que hice mal y poder dar mi version, lamentablemente ha sido tanta su maldad que trata de encontrar siempre el minimo detalle para hacer que me despidan,

  • E.P

    que hacer cuando la persona manipuladora es una aparente dulce viejita?, no se puede alejar ni contestarle, ni encararla…
    todos sabemos que es manipuladora pero aun asi nos jode :/

  • Radamés Arendt Frank

    EXCELENTE INFORMACIÓN

Back to Top ↑