Los despertares nocturnos infantiles

Hay niños a los que les cuesta acostarse y permanecer dormidos durante toda la noche. Los despertares nocturnos de los niños pequeños pueden acarrear problemas familiares. Las aproximaciones conductuales al tratamiento del despertar nocturno han aplicado los conceptos de control por el estímulo y extinción.

Un niño puede despertarse (que no sea por un acontecimiento especial) por la noche y llorar y llamar a sus padres. Los padres permanecen con el niño e intentan que se vuelva a dormir en su cama o en la de los padres, donde el niño llega a quedarse dormido.

Esta circunstancia puede estar manteniendo los problemas de sueño de dos maneras: primero, la atención que ejerce sus padres cuando el niño se despierta puede servir para reforzarle esta conducta. Segundo, los esfuerzos que los padres hacen por animar al niño a volverse a dormir (quedarse en su cama o a la de sus padres) pueden introducir estímulos discriminativos especiales para volverse a dormir. La ausencia de este comportamiento de los padres para que el niño se vuelva a dormir puede resultar complicada.

En un estudio de tratamiento conductual del despertar nocturno en niños de 8 a 20 meses de edad, France y Hudson (1990) dieron a los padres las siguientes instrucciones:

A la hora de irse a la cama, llevar a cabo la rutina normal a la hora de dormir (un cuento, una canción, etc.). Entonces situar a (nombre del niño) en la cama. Desear “buenas noches” e inmediatamente abandonar la habitación. No volver a menos que sea absolutamente necesario. Si es absolutamente necesario, examinar al niño (cuando se sospecha enfermedad o peligro), pero hacerlo en silencio con un mínimo de luz.

Este procedimiento se estableció con objeto de minimizar el reforzamiento del niño por despertarse. El procedimiento también estuvo diseñado para hacer que la propia cama del niño, en ausencia de interacción paternal, fuese un estímulo discriminativo para volver a dormir si el niño se despertaba por la noche.

Con la introducción de estos procedimientos los siete niños del estudio disminuyeron el número de veces que se despertaban y lloraban o llamaban a sus padres durante la noche. Antes de la introducción del procedimiento, el número medio de despertares nocturnos era de 3,3. Tras el tratamiento, bajó a 0,8. Las mejoras se mantuvieron durante las pruebas siguientes realizadas a los 3 meses y a los 2 años.

Como todo proceso de aprendizaje, con el sueño también debemos hacer lo mismo. Desde más pequeño le daremos una atención mayor para ir disminuyéndola paulatinamente hasta que consiga dormirse sin despertares, o bien, cuando tenga estos despertares vuelva a dormirse solo o sola.

Imagen cortesía de Hogg

Los despertares nocturnos infantiles Manuel José Díaz Fernández
¿Te ha gustado este artículo? Valora su utilidad

Resumen: Los más pequeños necesitan dormir más que los adultos ya que es fundamental para un desarrollo físico y mental adecuado. Ello no quiere decir que reciban contentos el momento de irse a la cama, ni que puedan mantenerse dormidos durante toda la noche.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.1 (12 votes)

Tags: , , ,



6 Responses to Los despertares nocturnos infantiles

  1. MTeresa says:

    Apreciado colega. No entiendo exactamente cuales son las actitudes de los padres para ayudar al niño a conciliar el sueño (disculpa, seguro esta bien expuesto ). Me gustaría conocer tu opinión y/o conocimientos al respecto . Ah y también si tuvieras conocimientos sobre los terrores nocturnos. ?a los 9 meses ya se manifiestan? Muchas gracias.

    • Manuel Díaz says:

      Hola M Teresa, le realicé un comentario hace unos días pero no lo veo publicado. Bueno lo que le comentaba, que el artículo lo que expresa es que debemos tener cuidado con ciertos comportamiento de los padres que pueden (sin intención, por supuesto) reforzar conductas en el niño o niña que puedan acarrear problemas en un futuro como: que el niño (con algunos años) no sea capaz de dormirse solo y se vayan a la cama de sus padres, teniéndose que irse algunos de los dos, o bien estar constantemente levantándose para dormi al niño/a, etc.
      Desde mi punto de vista, siempre debemos acudir al niño/a cuando nos reclame, saber que está bien, acariciarlo, besarle,; en definitiva tranquilizarlo. Pero es importante que lo que reforzemos sea que el niño se quede en su habitación y se vuelva a dormir. Tambén es otra forma de que el niño/a vaya realizando tareas sin la presencia de sus padres.
      Son los padres los que deciden si desean o no esta actitud del niño.
      Saludos.

  2. Cristina Bravo says:

    Yo recomiendo Bésame mucho, de Carlos González y desaconsejo el libro Duérmete niño. Al menos, lean los dos y después decidan como padres, no en función del experto de turno.

    • Manuel Díaz says:

      Hola Crisitina, gracias por sus comentarios. En níngún momento considere como experto, siempre soy un aprendiz y siempre lo seré. Quizás, si hablamos de libro recomiende: “La inteligencia fracasada teoría y práctica de la estupidez”. Posiblemente usted nos podría ilustrar con alguna de sus experiencias al respecto ya que no olvidemos que todos podemos aprender de todos.
      Saludos.

  3. Anabella Paruzzo says:

    Buenas tardes!
    Soy mamá de Arjun que tiene 9 meses. Venía durmiendo bien todas las noches, de corrido sin despertarse; pero hace un par de semanas comenzó a despertarse por las noches y llora, a veces se desvela, otras vuelve a dormir rápidamente luego de algunos mimos. Generalmente, busca estar más conmigo que con su papá; no sólo en la noche, sino también durante el día. Me pregunto si tendrás más información para brindarme al respecto, muchas gracias, saludos a todos los que andan por el sitio!

    • Psicopedia says:

      Hola Anabella. Por el momento no deberías preocuparte sólo porque el niño se despierte a veces. Lo importante es que procures no reforzar esos despertares con comportamientos inadecuados como esos mimos que comentas.
      Es posible que ahora se despierte de manera fortuita y concilie el sueño de inmediato. En el momento que asocie los mimos al despertar se convertirá en un problema.
      Cordiales saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑