adicción-internet

Adictos a internet (Vídeo)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

El trastorno de adicción a Internet (IAD) sigue siendo difícil de definir en este momento. Gran parte de la investigación original sobre este trastorno se basa en una débil metodología de investigación, a saber, las encuestas exploratorias con ninguna hipótesis clara y lógica que las respalden.

Desde un enfoque ateórico, esta aproximación tiene algunos beneficios, pero también es muy poco reconocida como una manera sólida de acercarse a una nueva disfunción psicológica.

Las investigaciones más recientes se han centrado en estudios de casos anecdóticos, e incluso estos estudios no apoyan las conclusiones de sus propios autores.

La investigación original en este trastorno comenzó como decíamos con encuestas exploratorias, que no pueden llegar a establecer relaciones de causalidad entre los comportamientos específicos y sus causas.

Si bien las encuestas pueden ayudar a establecer descripciones de cómo las personas se sienten acerca de sí mismos y de sus comportamientos, no pueden extraerse conclusiones claras sobre si una determinada tecnología, como Internet, es en realidad la causante de esos comportamientos.

La realidad es que la adicción a Internet no figura en el DSM-V, recientemente editado en mayo de 2013, y tampoco ha sido aún plenamente aceptada como trastorno por la Asociación Americana de Psicología.

En el vídeo que presentamos en este artículo se hace un repaso por los datos y estadísticas más significativas de este comportamiento relacionado con el uso de las nuevas tecnologías y se extraen algunas conclusiones al respecto gracias al testimonio de algunas personas afectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?