Crianza sobreprotectora

Crianza sobreprotectora. Cómo identificarla y evitarla

Los padres sobreprotectores, bajo el objetivo de proteger a sus hijos y brindar cuidados, justifican actos controladores. Tratan a sus hijos como si fueran de cristal, cuidando que nada ni nadie los lastime.

Esta actitud también implica a menudo cortarles las alas, no permitir que tengan contacto con el mundo exterior (o intentar que tengan el mínimo indispensable). Lo cierto es que creen estar haciéndoles un bien a sus hijos, cuando en realidad no es así.

En este artículo hablaremos acerca de la crianza sobreprotectora y sus consecuencias. Si quieres saber qué implica ser un padre sobreprotector, las consecuencias para los hijos y cómo evitarlo, entonces sigue leyendo.

Crianza sobreprotectora, ¿qué implica?

Mediante la crianza, los padres transmiten a sus hijos enseñanzas, valores, ideales, que en cierto modo condicionan el tipo de persona en la que su hijo se convertirá al crecer. Imagina la importancia de la crianza tomando en cuenta estos aspectos, y los impactos que puede llegar a tener en el psiquismo de una persona la forma en la que fue educada por los adultos responsables de su cuidado cuando niño.

Las figuras parentales (que no necesariamente deben de ser los padres biológicos) son los máximos referentes de un niño o niña en pleno crecimiento. Son su mayor autoridad, y la fuente a la que pueden recurrir en caso de necesitar contención y afecto ante adversidades.

Los padres cumplen el rol de protectores, y es normal que pretendan evitar todo daño posible a sus hijos. Sin embargo, hay situaciones que son incontrolables, y esto es algo que los padres sobreprotectores deben asumir.

Este tipo de crianza puede dejar secuelas importantes en un pequeño. De eso hablaremos a continuación. Te diremos cuáles son las consecuencias de esta clase de crianza y cómo detectarla.  

Señales que te delatan como madre o padre sobreprotector

Como verás es muy fácil confundir cuidados con sobreprotección. Sin embargo, no son lo mismo. Lo ideal (aunque es muy difícil) es encontrar el equilibrio entre darles a tus niños autonomía y cuidarlos con todo lo que está a tu alcance.

Ahora te diremos cuáles son las principales señales que identifican a los padres sobreprotectores, para que así puedas pensar si no estás tú mismo convirtiéndote en uno de ellos. Los padres protectores en general:

  1. Resuelven por sus niños los problemas que se les presentan. Un padre sobreprotector teme que su hijo sufra, pero en demasía. Entonces, normalmente toman las riendas de los problemas de sus hijos con la excusa de evitar que pasen por una situación angustiante.
  2. Hacen todo por su hijo, incluso aunque esté capacitado para hacerlo solo. Esto incluye desde acciones como cortarles la comida a niños ya crecidos, hasta regular el agua de su baño a temperatura óptima para él o ella.
  3. No dejan a su hijo hablar. Los padres sobreprotectores, cuando un adulto se dirige a sus hijos, contestan por él o ella. Así limitan su autonomía y capacidad de expresión.
  4. Utilizan el miedo para tener al niño o a la niña bajo su control. Inculcando a sus hijos miedos logran retenerlos en casa, cerca de ellos, donde consideran estarán a salvo.
  5. Tienen una tolerancia elevada a las exigencias de sus hijos. Sin embargo, cuando se trata de autorizarlos a salir al exterior: con amigos, incluso con otros adultos, no se muestran para nada de acuerdo con ello.

¿Qué opinas acerca de estas características? ¿Crees que tú puedes llegar a ser un padre sobreprotector?

Principales consecuencias de una crianza sobreprotectora

Habiendo definido qué implica una crianza sobreprotectora y cómo identificar padres que protegen a sus hijos por demás, mencionaremos ahora cuáles son las principales consecuencias de una crianza de este estilo. Es decir, cómo una crianza sobreprotectora influye en los niños.

Falta de confianza en sí mismos

Los niños criados por padres sobreprotectores no confían en sus capacidades. Sus figuras de mayor respeto no les permiten hacer las cosas por sí mismos, entonces es lógico que no confíen en sus propias capacidades, sus criadores aparentemente tampoco lo hacen.

Problemas de autoestima

Pequeños que no confían en sí mismos, difícilmente tengan una autoestima elevada. Al contrario, consideran que no son suficiente o que sin ayuda nada lograrán. De allí la importancia crucial de impulsar la autonomía en los niños.

Total dependencia

Todo lo que hemos descrito hasta aquí deriva directamente del exceso de dependencia presente en niños criados por padres de este estilo. Un niño criado así, dependerá de sus progenitores para cualquier cosa que haga y esto, lamentablemente, a los adultos los reconfortará, ya que creerán estar cumpliendo un rol de padre o madre presente. Sin embargo, no hacen más que perjudicar a sus niños.

Cómo evitar convertirse en padres sobreprotectores

Lo deseable desde el rol de padres y madres con respecto a nuestros hijos es encontrar el equilibrio entre protegerlos y asistirlos, así como impulsar su independencia y autonomía.

Esta tarea realmente puede ser muy difícil de llevar a cabo, pero será la forma en la que los niños podrán sacar mejor propósito de su crianza, sabiendo que pueden explorar el exterior y, en caso de necesitarlo, recurrir a sus padres por auxilio.

Esperamos haber contribuido con este artículo a una mejor comprensión de las consecuencias que conlleva una crianza sobreprotectora, y por qué deberían replantearse aplicar este estilo de crianza.

Sus hijos son seguramente lo más importante que pueden llegar a tener en sus vidas, por ello mejorar las prácticas de crianza para con ellos es una excelente medida para lograr que crezcan sanos y fuertes, más que hacer todo por ellos sin brindarles ninguna herramienta.

Referencias bibliográficas

  • Ballesteros-Moscosio, M. Á. (2017). Padres y madres sobreprotectores: el reto de la escuela y los docentes. Diálogo: Familia Colegio, 328, 22-28.
  • Cando Yaguar, M. E., & Campaña Toapanta, L. D. R. (2017). La sobreprotección infantil (Bachelor’s thesis, Latacunga: Universidad Técnica de Cotopaxi; Facultad de Ciencias Humanas y Educación; Licenciatura en Educación Básica).
  • Salirrosas-Alegría, C., & Saavedra-Castillo, J. (2014). Percepción de algunos estilos de crianza y el episodio depresivo en el adulto. Revista de Neuro-psiquiatría, 77(3), 160-167.
  • Ungar, M. (2009). Overprotective parenting: Helping parents provide children the right amount of risk and responsibility. The American Journal of Family Therapy, 37(3), 258-271.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.