Micromanipulaciones - Narcisismo

Micromanipulaciones: Las armas del narcisista

Las micromanipulaciones son pequeñas muestras de comportamiento manipulador que muchos suelen pasar por alto, ya que, en principio, consideran que no son preocupantes hasta que comienzan a sentir malestar emocional o psicológico.

Aunque pasan por sutiles, las micromanipulaciones son una forma de manipular que se encubre bajo la forma de “amor”, “interés”, e incluso “preocupación”.

Lo más alarmante de las micromanipulaciones es que, luego de que ha transcurrido un tiempo, la persona que las padece suele experimentar sufrimiento, dolor y angustia.

Las micromanipulaciones: ¿qué son?

Las relaciones sociales se pueden comprender como un entramado de interacciones complejas en las que se comparten intereses, afectos y necesidades. Sin embargo, para que cualquier tipo de relación sea armónica debe existir un reparto equitativo de las tareas y responsabilidades.

Pero, cuando se trata de relaciones con personas que padecen de narcisismo esta dinámica de relacionarse cambia, puesto que, quien acompaña al narcisista tiene algunas necesidades que siente cubiertas en esa relación y termina aceptando diversos tipos de comportamiento que el narcisista propone o ejecuta.

Muchas veces estos comportamientos se van dando de forma progresiva, por lo que persona afectada no se da cuenta.

De acuerdo con Alejandro Mendoza, en su libro sobre manipulación, esta se define como una forma de influencia social cuya finalidad es alterar el comportamiento y las percepciones de los demás, a través del uso de tácticas que son poco claras, engañosas e indirectas.

Es decir, según el autor, quien manipula recurre a ciertos trucos para hacer que las otras personas actúen o piensen de cierta manera que va en beneficio de quien perpetra la manipulación.

De ello se deduce que la manipulación es una táctica clave a la que algunas personas recurren para alcanzar un objetivo final, por lo que, en algunos casos hay quienes manipulan con intencionalidad, mientras que en otros escenarios la manipulación se puede llevar a cabo de forma inconsciente.

El autor también destaca que la manipulación se puede identificar y así evitar o ignorar, pero cuando no se trata de personas lejanas, sino de seres queridos o de una pareja, es más complicado percatarse, ya que ocurre de manera encubierta.

De modo que, se trata de una forma de actuar que genera daño psicológico a la otra persona y esto constituye una forma de maltrato invisibilizada.

¿Cómo se manifiestan las micromanipulaciones?

Esta forma encubierta y sutil de manipulación se puede manifestar de diferentes formas como, por ejemplo:

  • Relatos exagerados: quien manipula puede recurrir a narraciones en las que se muestra como aparente víctima. La finalidad de este comportamiento es obtener la atención de la otra persona. Suele mostrarse preocupado/a y luego solicitar algo que le sea de interés.
  • Celos o envidia: generalmente, las personas que buscan controlar suelen tener la creencia de que las personas a su alrededor están celosas de ella y con ello busca mantener la atención de la víctima.
  •  Amenazas de suicidio: esta es una forma más directa de ejercer control. La persona controladora puede decir a su víctima que tiene preparado un plan de suicidio y amenazar con ejecutarlo, ya que busca que el otro sienta preocupación.
  • Aparente víctima: la persona que manipula también puede recurrir a esta forma de ejercer control afirmando, por ejemplo: “ese día era importante para mí y no estuviste allí, pero está bien, no ocurre nada”. Al principio, quien manipula se muestra con malestar y le resta importancia, pero deja en el otro un sentimiento de culpa.
  • Mensajes: con el auge de las nuevas tecnologías y formas de mensajería instantánea, la persona que manipula puede llegar a eliminar mensajes, enviar fotografías o textos que no se comprendan para luego decir a la víctima: “perdona, este mensaje no era para ti, me he equivocado”. Con ello, lo que procura es obtener atención y mantenerse cerca para poder seguir ejerciendo control de alguna manera.

¿Qué implica relacionarse con una persona narcisista?

Se debe considerar que, usualmente, las personas manipuladoras tienen rasgos narcisistas, es decir, que necesitan ser admiradas de forma constante y que los demás les regresen una imagen con la cual sentirse grandes.

Es por ello que los narcisistas tienden a servirse de los demás, y sus pensamientos, comportamientos y formas de relacionarse con otros estarán orientados a cubrir esta necesidad.

Además, estas personas se centran tanto en sí mismas que no cuentan con la capacidad de pensar en los otros, al menos no como personas independientes con diferentes necesidades y deseos, razón por la cual terminan presionando o imponiendo sus deseos para obtener reconocimiento.

Una vez que sienten cubierta esa necesidad de adulación, se muestran muy simpáticos, cariñosos o amables. Sin embargo, esta es una situación que puede cambiar ante la menor crítica o al percibir que los demás no le admiran.

En ese momento surge la rabia y el querer humillar a los demás, para hacerles sentir que no tienen valor.

Por este motivo, los narcisistas mantienen relaciones con aquellas personas que les den lo que desean y, en caso contrario, pueden llegar a romper tales relaciones sin que les afecte la separación, ya que solo buscan la admiración absoluta y al no obtenerlo de una persona van de forma brusca a buscar esto en alguien más.

¿Cómo saber si me estoy relacionando con alguien narcisista?

Algunos de los indicios para identificar que una persona se puede estar relacionando con otra que es narcisista y que recurre a las micromanipulaciones, son los siguientes:

  • La víctima está sujeta a una demanda de excesiva admiración por parte del otro;
  • de repente, deja de tener su espacio personal, de compartir con otros y se siente aislado;
  • la víctima siente miedo de ser objeto de los menosprecios, humillaciones y enfados de la otra persona;
  • evitan actuar de forma libre, es decir, van con precaución para evitar que se genere el desenfado;
  • están atentos a si la otra persona se va a ofender o si está de buen humor;
  • la víctima se siente con menos valor porque el otro solo le regresa limitaciones y descalificaciones.

Estos son algunos signos de que alguien se está introduciendo en la mente de otra persona e intentando tomar control a través de las micromanipulaciones.

Bibliografía

  • Grunberger, B. (1979). El narcisismo. In El narcisismo (pp. 283-283).
  • Kernberg, O. (1979). Desórdenes fronterizos y narcisismo patológico. In Desórdenes fronterizos y narcisismo patológico (pp. 312-p).
  • Mendoza, A. (2020). Manipulación y psicología oscura. Cómo aprender a leer personas rápidamente, detectar la manipulación emocional encubierta, detectar el engaño y defenderse del abuso narcisista y de las personas tóxicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.