La importancia de aprender a tomar nuestras propias decisiones

Psicopedia.org
Compartido por

Desde que el ser humano tiene la capacidad de raciocinio, su vida se convierte en una sucesión de experiencias que de algún modo le condiciona a desempeñar una constante toma de decisiones en base a una serie de sucesos inciertos.

La incapacidad para esta tarea puede condicionar de manera importante, tanto su vida social como laboral. Para evitar esto no hay otra fórmula que mostrarse decidido y tratar de analizar cuidadosamente la información que sí se nos presentan a la hora de realizar nuestra elección.

De forma invariable en cada toma de decisiones aparecen dos aspectos que influirán definitivamente en nuestra elección, el razonamiento y nuestro lado emocional.

De algún modo debemos buscar el equilibrio perfecto a la hora de analizar los datos inciertos sin dejarnos arrastrar por un estado de ánimo que nos nuble nuestra decisión.

La toma de una decisión en sí misma casi siempre es un acto contradictorio y complicado por su componente psicológico. De alguna forma pone en entredicho la capacidad del individuo y sus posibilidades para afrontar y superar una situación con diferentes obstáculos internos y externos, por lo que requiere de un intenso trabajo psíquico para afrontarla con ciertas garantías de éxito.

Hoy en día esta cuestión rebasa ya los aspectos psicológicos y en el campo laboral se estudia a través de ciencias económicas y de gerencia. Su correcta aplicación es definitiva para la tarea empresarial organizativa y su productividad, de ahí que se seleccionen y se formen personas de las que dependerá en gran medida el peso de las organizaciones. Sin duda se requiere una capacidad que no todo el mundo posee.

mapa-decisiones

Pero no solo el sector laboral se basa en una buena capacidad para la toma de decisiones, y esto es algo que nos puede ayudar a entenderlo mejor: en algunas actividades, como es el caso del póker, se requiere de la misma eficiencia a la hora de estudiar las constantes situaciones que se dan durante el juego y saber elegir la decisión correcta.

Será que no es casualidad que un gran número de jugadores profesionales de póker han desempañado en su actividad laboral convencional el papel de bróker u otros oficios relacionados con la Bolsa y las inversiones, o bien llegan a ellos tras especializarse en los tapetes.

Al igual que en los negocios, no todo el mundo tiene la capacidad innata de análisis requerida para tomar las decisiones correctas durante situaciones en las que se soporta una gran presión como sucede en el póker profesional.

Tanto es así que la sala PokerStars puso en marcha en su día una idea enfocada a que los usuarios que se iniciasen en el póker pudieran evaluar su mente analítica y su capacidad de decisión a través de su proyecto “Nacido para el Póker”.

Mediante una serie de situaciones planteadas en un vídeo virtual, el jugador podía tomar ciertas decisiones –de un modo similar a los populares libros de “Elige tu propia aventura”- que ayudaban a determinar su coeficiente intelectual para jugar al póker, de un modo similar al que lo hacen algunas compañías.

Y es que el póker tiene mucho que decir en el tema que nos ocupa, pues posiblemente es la actividad en la que más a menudo quien la practica ha de tomar decisiones definitivas con una información incompleta.

David Sklansky, jugador profesional de póker y escritor, considerado una autoridad superior en la materia, describía su teorema fundamental del póker como un juego de toma de decisiones, que perfectamente es aplicable a los negocios y otros aspectos de la vida.

Este se basa en que “Siempre que un jugador juegue de manera distinta a la que lo habría hecho si conociera las cartas del rival, su rival saca ventaja; siempre que un jugador haga el mismo movimiento que haría si conociera las cartas del rival, él saca ventaja”.

Sin duda es un razonamiento a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones cuando nos encontramos ante una situación incierta.

La importancia de aprender a tomar nuestras propias decisiones Psicopedia.org
Valora este artículo

Resumen: La toma de decisiones es un proceso complejo, que requiere poner en práctica un buen número de habilidades psicológicas.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.9 (4 votes)

Tags: , ,



Back to Top ↑