Evitando las reacciones defensivas frente al cambio

Jose Manuel Garrido
Compartido por

El cambio forma parte ineludible de cualquier proceso de crecimiento personal o terapéutico. Autores como Prochaska y Di Clemente (1983) ya nos hicieron ver su importancia y la necesidad de conocer las diferentes fases motivacionales implicadas en ese proceso.

Es habitual que ante consejos, indicaciones o hasta certezas sobre la necesidad del cambio de hábitos, conductas o actitudes, las personas se muestren a la defensiva, tratando a continuación de justificar su comportamiento actual y negando por tanto la necesidad de cambio.

Desde el punto de vista psicológico existe una herramienta cognitiva, bastante simple y efectiva (también poco utilizada), que nos ayuda a evitar las resistencias que a menudo encontramos a la hora de cambiar determinados comportamientos, en general poco saludables:

Me refiero a la auto-afirmación, un mecanismo bastante simple que sin embargo parece suficiente para abrir las mentes de las personas cuando se enfrentan al cambio.

Este mecanismo es conocido ya desde los primeros avances publicados al respecto por Steele (1988). Su teoría explica básicamente cómo las personas pueden reducir el impacto de una amenaza al concepto de sí mismo, centrándose y afirmando su competencia en alguna otra área que dominan.

Algo así como: “Si golpeas mi autoestima evidenciando mi falta de habilidad en un área determinada, intentaré compensarlo demostrando mi competencia en un área diferente”. O expresado de otro modo: “Voy a compensar mis debilidades potenciando mis fortalezas”.

Este mecanismo ha sido ahora confirmado por un nuevo estudio reseñado recientemente por la Academia Nacional de Ciencias de EEUU.

Para ello los investigadores se centraron en mensajes habituales relacionados con un estilo de vida saludable, como la necesidad de comer sano o hacer algo de ejercicio cada día, que son a menudo rechazados por cierta actitud defensiva que se justifica en la falta de tiempo o de energía.

La investigación ha encontrado que centrarse en los valores personalmente importantes puede ayudar a las personas a aceptar este tipo de mensajes que de otro modo podrían ser valorados como amenazantes.

El estudio comentado (Falk et al., 2015) escaneó los cerebros de un grupo de personas a las que se les dio una serie de consejos típicos sobre el ejercicio y la vida sana en general.

Antes de recibir estos consejos, algunos fueron entrenados en un ejercicio de auto-afirmación, que consistía simplemente en pensar en algo realmente importante para el sujeto, asuntos como la familia, el trabajo, la religión o cualquier cosa que tuviera un significado especial.

Los investigadores estaban interesados en la actividad de una parte del cerebro llamada corteza prefrontal ventromedial (CPFVM), área que está directamente involucrada en cómo procesamos la información de auto-referencia.

Todos los participantes, elegidos entre personas que llevaban una vida sedentaria, fueron seguidos durante una semana antes y un mes después de recibir los mensajes relacionados con el ejercicio y la vida saludable.

Los resultados mostraron que las personas que habían realizado el ejercicio de auto-afirmación tenían inicialmente más actividad en la CPFVM, lo que sugiere que se habían tomado el consejo más seriamente, pero además sus niveles de actividad durante el mes siguiente a la prueba aumentaron significativamente, mucho más que en el grupo de control.

Según los autores del estudio, estos resultados ponen de manifiesto que algo tan simple como la reflexión sobre nuestros valores fundamentales puede cambiar de manera significativa la forma en que nuestros cerebros responden a los mensajes que nos encontramos cada día.

Lo más importante es que esta respuesta neuronal influye de manera directa sobre la disposición y la motivación que mostramos hacia el cambio en un momento determinado. Algo que, como se dijo al principio es vital en cualquier proceso terapéutico, de aprendizaje o de crecimiento.

Si te interesan los procesos de cambio, te recomiendo mirar el excepcional documento que acompaña a este artículo: “Cómo cambian las personas y cómo podemos cambiar nosotros para ayudar a muchas más personas”, firmado por James O. Prochaska, gran teórico del cambio en el ámbito terapéutico, y que puedes descargar ahora en formato PDF.

Una estimulante e integradora hipótesis de trabajo sustenta el resto del texto: “El gran nexo a través de los tratamientos sugiere que hay vías comunes para el cambio, independientemente de cómo las personas sean tratadas en la terapia”. Sin duda, un punto de partida interesante.

Evitando las reacciones defensivas frente al cambio Jose Manuel Garrido
Valora este artículo

Resumen: La auto-afirmación es un mecanismo bastante simple que, sin embargo, parece suficiente para abrir las mentes de las personas cuando se enfrentan al cambio.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.8 (12 votes)

Tags: , ,



Back to Top ↑

Inline
Inline