El lenguaje simbólico: sueños y mitos

Pablo Sabucedo Serrano
Compartido por

“Un sueño que no ha sido comprendido es como una carta que no ha sido abierta.” El Talmud

Los mitos en Occidente, o bien se ignoran, o bien se desprecian. Unos pocos leen la epopeya de Gilgamesh con curiosidad, algunos antropólogos se esfuerzan en seguir recopilándolos a lo largo y ancho del mundo, pero gran mayoría los considera como expresiones infantiles del pensamiento humano, propios de una época oscura previa al nacimiento de la ciencia.

Pero cada día cae la noche, y todos soñamos historias muy similares a la mitología: rompemos las leyes del tiempo y el espacio, construimos monstruos y creamos extrañas historias que atentan contra el sentido común. Entonces despertamos, olvidamos lo soñado y continuamos con nuestra vida. ¿Tienen los sueños y los mitos algo en común?

Según Erich Fromm, ambos están escritos en lenguaje simbólico: “aquel en el que las experiencia internas, los sentimiento y los pensamientos son expresados como si fueran experiencias sensoriales procedentes del mundo exterior. En los sueños  no son el tiempo y el espacio las categorías dominantes, sino la intensidad y la asociación.

En otras palabras: son proyecciones puras de nuestra mente, donde nuestros miedos se convierten en monstruos, y nuestras esperanzas en tesoros. El lenguaje simbólico es el único lenguaje universal que creó la humanidad y, según Fromm, “el único idioma extranjero que todos deberíamos estudiar”.

La Psicología siempre se ha encontrado dividida respecto a los sueños y, como en los demás temas de conflicto, todavía se encuentra. Hasta hace tiempos recientes, la psicología empírica y la neurociencia despreciaron los sueños como “basura mental”, meros residuos de la mente diurna.

Por fortuna, ese enfoque  comienza a cambiar: Antonio Damasio, Mark Solms y el ganador del premio Nobel Eric Kandel las ideas psicodinámicas bajo planteamientos empíricos: la naciente disciplina del Neuropsicoanálisis. Así mismo, en la Universidad de Harvard, Stephen LaBerge y su equipo investigan sobre el potencial curativo de los sueños lúcidos.

Pero incluso dentro de la psicoterapia psicodinámica y humanista, donde la interpretación de los sueños siempre ha sido relevante, hay disensión sobre cómo interpretarlos. Entre las muchas teorías existentes, cuatro autores pueden ser considerados como los teóricos esenciales: Sigmund Freud, Carl Gustav Jung, Erich Fromm y Fritz Perls.

Enfoque del Psicoanálisis [Sigmund Freud]:

Freud tiene el mérito de haber sido el pionero en la interpretación psicoterapéutica del sueño, que consideró como “la vía regia al inconsciente”. Desde el psicoanálisis, los sueños son vistos como la expresión de la parte irracional de nuestra personalidad.

La esencia de los sueños es el cumplimiento alucinatorio de deseos irracionales, y dada la teoría freudiana sobre la neurosis, los sueños apuntan siempre hacia nuestro pasado. La relajación de la censura durante la noche permite que los deseos inconscientes crucen la barrera de la represión, pero bajo una alteración que los hace reconocibles para el ojo no entrenado.

Enfoque de la Psicoterapia Analítica [Carl Gustav Jung]:

Para Jung, los sueños son revelaciones de la sabiduría del Inconsciente Colectivo. Los sueños no apuntan sólo al pasado: pueden ser previsores o retrospectivos. En sus propias palabras, “el inconsciente es capaz de asumir a veces una inteligencia y una intencionalidad superiores a la misma perspicacia de la conciencia”.

Para Jung, los sueños trascienden al propio individuo: “la voz que habla en nuestros sueños no es la nuestra, sino una voz que llega de una fuente trascendente a nosotros”.

Enfoque del Psicoanálisis Humanista [Erich Fromm]:

Erich Fromm concuerda con Jung, pero discrepa en su noción de Inconsciente Colectivo: los sueños son siempre pensamientos del propio individuo. Si en ocasiones parecen trascendentes, o “superiores” a la capacidad consciente, es porque durante el sueño el individuo se libera de las influencias embrutecedoras y represoras de la sociedad.

Para Fromm, la neurosis es ante todo sociocultural, y el inconsciente posee más potencialidades que pulsiones primitivas.

Enfoque Gestáltico [Fritz Perls]:

Fritz Perls concuerda, en cierta medida, con la explicación psicoanalítica, pero no con el método de interpretación. Para él, los sueños son Gestalt incompletas, y deben ser experimentados de nuevo en terapia, no analizados. Mediante la narración y la identificación con cada elemento del sueño, utilizando diferentes técnicas, el paciente llega a la interpretación por sí mismo.

Recursos recomendados

Para escribir este artículo me he apoyado en “El lenguaje olvidado”, una recopilación de un curso de psiquiatría dado por Erich Fromm en 1951. Respecto a la aproximación freudiana, no puede faltar “La interpretación de los sueños”, así como “Sueños y existencia” sobre las ideas de Fritz Perls, y la introducción de Robin Robertson sobre la obra de Jung.

El lenguaje simbólico: sueños y mitos Pablo Sabucedo Serrano
Valora este artículo

Resumen: Los sueños, como único lenguaje común a toda la humanidad, comparten con los mitos su carácter universal, abriendo interesantes posibilidades a la comprensión de la mente humana.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.1 (16 votes)

Tags: ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑