coraje-valentia

Enfrentar el miedo ¿Coraje o Valentía?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Resulta interesante analizar algunas de las actitudes positivas que el Eneagrama señala como «antídoto» a los comportamientos que nos alejan de nuestro equilibrio y bienestar personal.

El Eneagrama es una técnica utilizada por psicoterapeutas, coaches y psiquiatras en todo el mundo que clasifica la personalidad en 9 caracteres llamados Eneatipos.

Las divisiones, basadas en distintos estudios psicológicos, se hacen a partir de patrones de conducta, pautas infantiles, apegos, heridas emocionales y otras características personales, que construyen la “defensa neurótica” que cada uno creamos para sobrevivir en nuestro entorno.

Estos comportamientos menos sanos, estos “defectos”, esconden aquello que somos capaces de hacer desde nuestra esencia, desde nuestra parte más sabia y auténtica.

Nuestras inseguridades, miedos, falta de autoestima y demás mecanismos limitantes, hacen que no creamos en nuestras actitudes virtuosas y sanas.

Lo que en realidad ocurre es que estas virtudes simplemente se encuentran ocultas por nuestro comportamiento neurótico más frecuente, o dicho de otra manera, nuestras neuras hacen que seamos incapaces de ver el potencial virtuoso que se esconde tras ellas. Hacernos conscientes de aquello que tapa nuestra virtud, nos ayudará a descubrirla y a potenciarla.

En el siguiente listado aparecen los 9 eneatipos en relación tanto a su actitud neurótica principal como a su virtud:

Eneatipo
Defecto
Virtud
1, el perfeccionistaIraSerenidad
2, el ayudadorOrgulloHumildad
3, el buscador de éxitoVanidadAutenticidad
4, el «diferente»EnvidiaEcuanimidad
5, el desapegadoAvariciaGenerosidad
6, el dubitativoMiedoCoraje
7, el entusiastaGulaSobriedad
8, el dominanteLujuriaInocencia
9, el pacificadorPerezaAcción

El Eneagrama relaciona cada uno de los Eneatipos con un «pecado» determinado.  Esto no significa que el comportamiento sea literal, sino que se conecta con él de algún modo.

Por ejemplo, la tendencia neurótica del eneatipo 7 se relaciona con la gula por su propensión al hedonismo, la búsqueda de intensidad y la insaciabilidad de alguien que necesita que la vida sólo sea placer y diversión.

¿Coraje o Valentía?

Hoy queremos centrarnos en la virtud del eneatipo 6, el coraje. La actitud neurótica que se relaciona con el 6 es el miedo. La gran inseguridad de las personas 6 les provoca dificultades para tomar decisiones y actuar.

En la necesidad de saber que eligen el mejor camino posible, pueden quedar atrapadas en un mar de pros, contras y justificaciones mentales que las bloquean y crean gran ansiedad.

La wikipedia dice que el miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado.

El coraje, la virtud para combatir el miedo, conlleva una sana presencia ante nuestros temores. Aunque se le suele dar el mismo significado a las palabras “coraje” y “valentía”, existe una gran diferencia entre ambas: en el coraje hay una aceptación del miedo, una responsabilización para conseguir afrontarlo, una confianza en uno mismo y en el reconocimiento de los propios límites.

«Solía decir que había una diferencia entre la valentía y el coraje. Valentía era hacer algo peligroso sin pensar. Coraje era caminar hacia el peligro, a sabiendas de los riesgos»  Gayle Forman

Por el contrario, en la valentía puede esconderse la necesidad de demostrar algo, de aparentar lo que no somos o de obtener un reconocimiento por parte de los demás. «Si hago esto, que supone un peligro para mí sin reconocer mis límites, me verán como alguien valiente, algo que no soy» .

Esta actitud supone una cierta ausencia de realidad y una confianza en algo externo a uno mismo (como podría ser el destino, la suerte etc….) Podemos decir que el coraje procede de un lugar más profundo, más interno, sereno y consciente, mientras que la valentía es más superficial, vacía e impulsiva.

«El coraje es el resultado de un gran miedo» Ferdinand Galiani

Reconocer los propios miedos no es cobardía, es una manera de tener confianza en uno mismo y saber que tenemos la posibilidad de enfrentarlos. Como decía un amigo: el cementerio está lleno de valientes!


Recursos:
El Eneagrama como método de autodescubrimiento
Fuentes:
Imagen libre de derechos cortesía de Pixabay.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?