Efectos Werther y Papageno

Efectos Werther y Papageno

Corría el año 1962 cuando la famosa Marilyn Monroe se quitó la vida en el dormitorio de su casa en California. Una elevada ingesta de barbitúricos tomados deliberadamente parecía haber sido la causa de su muerte.

Durante ese año y los venideros, el número de suicidios en los Estados Unidos aumentó, la mayoría de ellos llevados a cabo utilizando la misma metodología que la actriz.

Es inevitable que el lector se haga la pregunta: ¿Hay relación entre ambos hechos?

Los expertos coinciden en que sí.

El efecto Werther

Se ha demostrado que a medida que aumenta el número de noticias acerca de personas que se suicidan, ya sea en la prensa u otros medios, la cantidad de gente que se quita la vida aumenta considerablemente. Este hecho es conocido como el efecto Werther, el cual toma su nombre de una novela de 1774 en la que su protagonista se quita la vida por amor.

Al poco tiempo de su publicación, los sociólogos observaron que un gran número de jóvenes se suicidaba de una forma similar a Werther.

Parece ser que determinadas personas que podríamos considerar vulnerables resultan ser especialmente sensibles ante determinadas noticias vinculadas al suicidio. Esto es aún más cierto en el caso de que la persona que se quita la vida sea alguien célebre y conocida por todos.

De algún modo, ciertas personas que están sufriendo siguen su ejemplo, en una especie de macabra imitación o, quizá, gracias a una percibida y oscura autorización por parte del fallecido.

En cualquier caso, este efecto se ha estudiado en profundidad, confirmándose, y ha llevado a muchas autoridades a reflexionar acerca de la pertinencia de comunicar según qué noticias o a tratar de no revelar todos los datos del suceso.

El suicidio: una “solución definitiva a un problema temporal”

El suicidio es una realidad muy presente en nuestros días. Tal es así que quitarse la vida se ha convertido en la primera causa de muerte no natural en el mundo occidental. Este dato resulta cuanto menos sorprendente, sobre todo si nos atenemos a que un amplio porcentaje de estas muertes tiene lugar en personas jóvenes. Personas con toda la vida por delante pero a las que ésta parece acabar sobrándoles…

Suele decirse que el suicidio es una solución definitiva a un problema temporal, y aunque esto no siempre sea así, en la gran mayoría de los casos lo es. El suicidio viene precedido por un elevado grado de sufrimiento, y algo no estamos haciendo bien como sociedad cuando no somos capaces de ayudar a estar personas a hallar otras soluciones.

Redes sociales y medios de comunicación

En cuanto al efecto anteriormente mencionado, no parece demasiado descabellada su veracidad, sobre todo hoy en día gracias a las redes sociales. Éstas nos brindan información detallada de todo tipo de actos y noticias, desde desafíos o “challenges” que muchos adolescentes se afanan en imitar, hasta tiroteos en universidades en las que ocurre lo mismo.

En la humilde opinión de quien escribe, debería analizarse concienzudamente el contenido publicado en dichas redes u otros medios. El problema viene cuando son precisamente estas noticias las que la gente quiere ver, entrando en un círculo vicioso de tipo económico del que resulta muy difícil salir y al que querer renunciar.

El efecto Papageno

La nota positiva de este artículo radica en este otro efecto observado igualmente en ciertas personas, el cual es diametralmente opuesto al mencionado con anterioridad. Hablamos del efecto Papageno, en el cual aquellas personas que sufren son capaces de afrontar la adversidad gracias a la observación de modelos que han superado situaciones similares. Hablamos, por tanto, de una especie de “contagio positivo”.

Pongamos como ejemplo alguna charla o conferencia de enfermos de cáncer, de personas adictas a las drogas o con cualquier otro tipo de sufrimiento que hayan afrontado satisfactoriamente su dolor y superado el trance.

Se ha observado que ciertos oyentes que atraviesen situaciones parecidas en sus vidas logran tomar ejemplo y superar sus dolencias, evitando caer en el suicidio y sobreponiéndose exitosamente a sus males.

Honestamente, consideramos que este tipo de abordaje escasea, especialmente si tenemos en cuenta su utilidad en la prevención y abordaje de ciertos trastornos. Sería, pues, más que conveniente que en determinados centros educativos, asociaciones o universidades se pudiera contar con más personas que sean ejemplos de éxitos en superación de adversidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.