Vínculo gato humano

Cómo construir un mejor vínculo con tu gato, según la ciencia

Hemos convivido con los gatos domésticos durante miles de años, sin embargo siguen manteniendo cierto aura de misterio e independencia, y una reputación de indiferencia e incluso de desdén por los humanos.

Pero, ¿está realmente justificada esta reputación? ¿Son nuestros gatos criaturas enigmáticas? ¿O es que apenas estamos empezando a entenderlos?.

Lo cierto es que hay una relativa falta de investigación sobre los gatos, en particular si los comparamos con otros animales domésticos como los perros. La causa probable es que la investigación con perros ha sido visualizada como más útil por haber estado vinculados tradicionalmente con ciertas actividades de apoyo a lo humanos (rescate, detección, guarda, pastoreo, etc).

Esa tendencia parece estar cambiando en los últimos años, y en base a esos nuevos estudios trataremos de arrojar algo de luz en este artículo sobre el modo en que aprenden y piensan los gatos y cómo es su relación con los humanos.

¿Qué sabemos hoy de la relación entre humanos y gatos?

Como adelantamos, los gatos tienen una reputación de ser bastante distantes, pero ¿es realmente merecida? La Dra. Kristyn Vitale, profesora asistente de Salud y comportamiento animal en Unity College (Gran Bretaña), ha publicado algunos estudios sobre los vínculos de apego entre el gato y el ser humano que aportan mucho a esta cuestión.

En sus estudios ha utilizado un contexto similar al empleado por Harlow para el estudio del apego en primates. La idea es situar una figura de apego en la habitación junto con el gato y observar su comportamiento, pero también observar el comportamiento del gato cuando la figura de apego sale de la habitación.

Los resultados de estos estudios concluyen que el comportamiento del gato es muy similar a las conductas de apego que se han visto en perros, en primates no humanos, e incluso en humanos.

Cuando la figura de apego está ausente de la habitación el gato muestra vocalizaciones angustiadas, busca al dueño o lo espera junto a la puerta, y se observa una falta de comportamiento exploratorio.

Pero cuando el dueño regresa, vemos que el gato deja de vocalizar por estrés y se acerca al dueño buscando un contacto positivo y abierto, comunicándose puntualmente con la figura de apego, pero también desconectándose periódicamente para explorar la habitación.

Estos comportamientos están denotando un apego seguro, similar al que se da entre madre e hijo en contextos naturales, lo que implica además que los humanos son importantes para ayudar a los gatos a sentirse seguros, especialmente en situaciones desconocidas o extrañas.

Cómo construir un mejor vínculo con tu gato

Los estudios realizados por Vitale nos aportan además algunas cuestiones básicas a tener en cuenta a la hora de establecer un vínculo más sano con tu gato.

Presta más atención a tu gato

La primera, obvia a simple vista, es que debes prestarle mayor atención. En uno de los estudios publicados por Vitale, encontraron que los gatos pasan significativamente más tiempo con las personas que les prestan atención en comparación con aquellas que no les prestan atención o los ignoran.

Si piensas que tu gato no es muy sociable, que no le gusta interactuar, y en consecuencia no interactúas con él, en realidad podrías estar provocando que tu gato sea menos sociable que si intentaras mantener con él interacciones más constantes. Así que definitivamente presta atención a tu gato, y tal vez te sorprendas de que tu gato parezca disfrutarlo.

Prestarle más atención también te ayudará a descubrir algunas cosas que le gustan a tu gato y en las que tal vez no habías reparado antes. Esta es una excelente manera de formar un vínculo más fuerte con ellos, ya que te comunicarás más activamente y con la ventaja de conocer qué recompensas serán mejor valoradas en la interacción.

Dedica tiempo al entrenamiento

Los que compartimos nuestra vida con un gato, a menudo hemos dudado de si el entrenamiento es realmente adecuado para estos magníficos compañeros. Podemos llegar a sentir que les estamos quitando algo de su naturaleza enigmática, su independencia o algo parecido. Pero la realidad es que los gatos están aprendiendo de nosotros todo el tiempo.

Los gatos observan continuamente nuestro comportamiento, incluso pueden detectar cosas muy sutiles como la dirección de los ojos, la mirada fija, si estamos mirando hacia lago importante. Basta con ser conscientes de nuestro propio comportamiento y cómo eso puede afectar a nuestro gato para sacar provecho de esta situación.

Pero también podemos utilizar conscientemente estos principios de comportamiento para ayudar a nuestro gato a aprender algunas cosas útiles. Utilizar, por ejemplo, el refuerzo positivo para mejorar su conducta y habilidades es además una forma útil de tener interacciones más conscientes con ellos.

Aporta novedad a su entorno

Es fundamental facilitar a nuestro gato enriquecimiento y novedad en su entorno. Especialmente si se trata de un gato de interior, es muy fácil que le falte la estimulación necesaria. Poner a su disposición actividades o elementos que promuevan sus comportamientos naturales marcará una gran diferencia en su bienestar cotidiano.

Los gatos son cazadores, así que darles algo que hacer para tener control sobre cómo obtener su propia comida será algo que promoverá ese bienestar. También lo harán pequeños cambios que se visualicen como novedad. Una simple caja de cartón en el suelo activará la curiosidad de tu gato, y probablemente lo vivirá como algo emocionante.

En realidad hay un buen número de formas diferentes de ayudar a construir una mejor relación con tu gato. Lo importante es desechar el falso mito de que los gatos son ariscos o poco sociables. Solo necesitan un mínimo esfuerzo por tu parte para ayudarles a establecer un vínculo de apego estable y seguro.

Estudios relacionados

Si quieres ampliar la información sobre el vínculo entre gatos domésticos y humanos te recomendamos echar un vistazo a los estudios ya mencionados de Vitale que a continuación reseñamos. Son realmente interesantes:

Vínculos de apego entre gatos domésticos y humanos

En este estudio, realizado con gatitos de entre 3 y 8 meses, Vitale y sus colaboradores se centran en buscar evidencias de que los gatos comparten rasgos sociales que alguna vez se atribuyeron solo a los perros y a los humanos. Esta evidencia sugeriría que se pueden necesitar mecanismos más amplios para explicar el apego entre especies, y de algún modo desmonta el mito del gato poco sociable.

La influencia del estado de atención humano en la sociabilidad del gato doméstico

En este caso se realizaron dos experimentos para evaluar la influencia del estado de atención humana, la población y la familiaridad humana en la sociabilidad del gato doméstico. Entre otras interesantes conclusiones, se evidenció que el estado de atención humano influye en el comportamiento de los gatos, ya que los gatos pasaron mucho más tiempo cerca del humano que fue más atento durante el experimento.

¿Qué hay dentro de la cabeza de tu gato?

Esta revisión analiza el estado actual de varias áreas de investigación relacionadas con la cognición de los gatos. Entre ellas, incluye la percepción, la permanencia de objetos, la memoria, la causalidad física, la sensibilidad a las señales humanas, el reconocimiento vocal, los lazos de apego y la personalidad. De gran interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.