Mejorar el inglés de tus hijos

7 tips para mejorar el inglés de tus hijos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

En países donde el inglés no es la primera lengua, padres y madres deseamos que nuestros hijos aprendan inglés desde una edad temprana, y no cabe duda que tomar cursos de inglés con un profesor particular es el mejor modo de ayudarlos con su aprendizaje.

Pero teniendo en cuenta la importancia que el conocimiento de un idioma como el inglés tendrá posteriormente en sus vidas, involucrarnos en sus procesos de aprendizaje es una opción cada vez más común.

Muy a menudo no sabemos cómo hacerlo o por dónde empezar, por eso queremos ofrecerte algunos consejos para que ayudar a tus hijos con el aprendizaje del inglés sea una tarea eficaz y divertida.

Evita ayudarles de un modo convencional

No hagas que se sienten en un lugar fijo para aprender de manera rutinaria las reglas gramaticales de un libro de texto.

Es probable que tu hayas aprendido de ese modo, pero esto sería demasiado aburrido para ellos y podrían desarrollar un rechazo hacia el idioma, que es justo lo contrario de lo que queremos conseguir.

Cualquier aprendizaje, y en particular el de un idioma, debe ser siempre un proceso interactivo y divertido. Esto fomentará su curiosidad y su motivación.

Fomenta el hábito de leer en inglés

Puedes empezar leyéndole a tu hijo las historias apropiadas para su edad hasta que desarrolle el gusto por la lectura, para a continuación animarlo a leer por su cuenta.

Leer cuentos a los niños es una forma eficaz de enseñar inglés. Los ayuda a aprender el idioma, así como a desarrollar habilidades de escucha y comprensión, y posteriormente también de lectura.

Compartir este rato juntos será además beneficioso para ambos más allá del propio aprendizaje, y marcará la diferencia en su gusto por el idioma y en la velocidad de sus avances.

Anima a tu hijo a hablar en inglés

Una vez que tu hijo desarrolle un hábito de aprendizaje y aprenda algunas habilidades básicas en inglés, puedes animarlo a hablar en inglés en situaciones cotidianas.

Si ten sientes capaz, será mucho más fácil si predicas con el ejemplo y comienzas tu mismo una conversación básica con tu hijo sobre cuestiones adecuadas a su edad y a sus intereses.

Puedes empezar nombrando objetos de uso habitual, o alimentos o colores, para llevar luego la conversación a un nivel en el que ambos os sintáis cómodos.

Hazlo de forma lúdica

Es conocido por todos que los niños aprenden mejor cuando se divierten. Por lo tanto, involucrarlos en juegos es la mejor manera de enseñarles cualquier cosa, y en particular el dominio de un idioma.

Haz tarjetas, juega a juegos como Pictionary o Scrabble, y haz crucigramas o sopas de letras con ellos para practicar inglés de forma lúdica y divertida.

También resulta particularmente útil utilizar juegos de roles en los que cada cual representa el papel de un personaje. Inventa o reproduce una historia con el superhéroe o el personaje favorito de tu hijo, expresa los diálogos e involucra al niño en el desarrollo de la historia para practicar de este modo la conversación en inglés.

Utiliza la Televisión como aliada

En esta era de la televisión inteligente y de alta definición, casi cualquier aparato de TV te dará la posibilidad de cambiar el idioma en el que se emite tu programa favorito.

Configura el idioma de los canales de televisión favoritos de tu hijo en inglés, y a partir de ese momento la televisión se convertirá en tu gran aliada. Puede que a tu hijo no le guste al principio, pero créeme, en muy poco tiempo se acostumbrará y hasta te lo pedirá.

Utiliza canciones, poemas o rimas en inglés

Actualmente es bien fácil encontrar en internet videos con canciones y rimas en inglés. La mayoría de estos videos utilizan además movimientos, gestos y acciones que demuestran el significado de la canción o el poema que representan.

Estos videos son extremadamente útiles para enseñar inglés a los niños, ya que aprenden no sólo con el texto, sino también con las acciones que les ayudan a comprender el significado, incluso si no son capaces de repetir o entender inicialmente la canción o la rima.

No te rías cuando tu hijo se equivoca o titubea

A algunos niños les cuesta más que a otros hablar inglés. Algunos son más tímidos. Otros tienen mucho miedo a equivocarse y eso los paraliza. Puedes ayudar a tu hijo a sentirse más seguro creando una atmósfera positiva y alentadora.

Nunca cortes o interrumpas a tu hijo, ni te rías de él si dice algo mal en inglés. Solo lo desanimarás y probablemente a partir de ese momento evitará hablar en inglés frente a ti.

Como madres y padres somos el mejor referente para nuestros hijos y nos buscarán siempre como figura de apoyo. Es importante hacerles saber que cometer errores es una parte normal y hasta importante del aprendizaje de un idioma. Aprendemos gracias a los errores.

Se paciente y motiva a tu hijo, no importa qué tan bueno o malo sea su inglés. No lo presiones ni muestres desilusión si aún no está listo para hablar. Seguro que ya sabes que no hay nada que importe más a tu hijo que tu amor, tu aprobación y tus palabras de aliento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?