Mi hijo tiene TDAH

Mi hijo tiene TDAH ¿Cómo se lo digo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

En ocasiones, cuando los padres están preocupados debido a que su hijo tiene un bajo rendimiento escolar y se muestra muy inquieto, pueden llegar a pensar muchas cosas.

Se puede tener la creencia de que el niño tiene una discapacidad intelectual, o bien, que ellos no se han desenvuelto bien como padres.

Todos estos pensamientos y preocupaciones pueden aliviarse al saber que, en realidad, el niño tiene TDAH, por lo que hay un tratamiento que puede ayudar a mejorar la situación.

Para realizar el diagnóstico, es esencial visitar al psicólogo y realizar múltiples pruebas. En este escenario, los padres saben que el niño no actúa del modo en que lo hace a propósito, y que, por supuesto, no tiene nada que ver cómo le han criado.

Ahora bien, una vez que los padres saben las razones del comportamiento del niño, se ven envueltos en un nuevo problema: ¿Cómo explicarle al niño que tiene TDAH?

Este problema es bastante frecuente, por lo que es importante brindar la información necesaria para que los padres que estén en esta situación puedan saber cómo afrontarla.

¿Cómo se le explica al niño que tiene Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad?

Usualmente, cuando un niño tiene TDAH, es decir, Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, parece tener problemas de conducta.

Debido a esto, es probable que sus calificaciones y rendimiento escolar sean deficientes, presente dificultades de aprendizaje e incluso que se comporte de manera impulsiva y se muestre inquieto.

A raíz de esto, el niño comienza a tener problemas en los diferentes entornos en los que se desarrolla (hogar, escuela, entre otros). Claramente, esto alarma a los padres, quienes deciden ir al psicólogo para determinar qué sucede con su hijo.

Una vez se realicen las pruebas necesarias y se obtiene el diagnóstico, los padres deben saber devolver la información poco a poco y llevar a cabo las acciones necesarias.

No obstante, tras saber que el niño tiene TDAH, es habitual que los padres tengan dudas respecto si informar o no, el temor habitual es que contárselo  le haga daño y le cree alguna percepción sobre sí mismo de “estar mal”.

¿Por qué es necesario decirle al niño que tiene TDAH?

Es de suma importancia que se le haga saber al niño su situación, ya que él por sí mismo notará las diferencias que posee frente a sus compañeros de clase y demás niños.

Si no se le explica que tiene TDAH, es posible que acabe cuestionándose a sí mismo y su autoestima se vea afectada.

Además, también podría acabar pensando que no es buena persona, pues verá que tiene un comportamiento más inquieto y distraído que el de los demás. En lugar de ser favorable, ocultar la realidad al niño le causará frustración e incluso ansiedad.

¿De qué manera se puede hacer?

Ahora bien, para explicarle al pequeño que tiene TDAH se debe tener en cuenta múltiples factores, entre ellos su edad, su nivel de madurez y el grado de comprensión que posee.

Es fundamental también que se le explique con detalle el por qué debe ir al psicólogo, en qué consiste el TDAH, cuál es el tratamiento y por qué le sucede a él.

Para explicarlo bien, es aconsejable ponerlo en contexto con pasados comportamientos que haya manifestado y sean característicos del TDAH, como lo puede ser la falta de atención, la dificultad para mantenerse quieto, entre otras.

Lo mejor para que el niño comprenda bien su situación es permitiéndole realizar todas las preguntas que desee.

Al hacer preguntas como ‘¿Es por eso que no puedo prestar atención en la escuela?’, ‘¿Es por eso que soy tan inquieto?’, podrá entender mejor lo que le sucede y también identificar fácilmente las dificultades relacionadas con el trastorno.

Poco a poco, el pequeño podrá ir reconociendo el TDAH en él, lo que le ayudará a entender por qué es diferente a otros niños y cómo afrontar la situación.

¿Cómo ayudar al niño a que acepte su situación?

Es probable que tenga baja autoestima y un mal autoconcepto debido a las diferencias que tiene con los demás niños, por lo tanto, es esencial que su familia le demuestre su apoyo y le haga entender que lo que le sucede no es culpa suya y que, con ayuda, podrá controlar mejor eso que le sucede.

Cuando el pequeño comience el tratamiento, se deberá hacer énfasis en los logros que alcance y hacerle notar lo bien que lo está haciendo. Cada vez que demuestre que está más atento, controla mejor sus impulsos y mejora su rendimiento en clase, se le debe destacar y felicitar por su esfuerzo.

Otra forma de ayudar a que acepte su situación es normalizando el TDAH en la familia y explicándole a los profesores lo que sucede.

Se debe tener en cuenta si la escuela ofrece programas especiales para enseñar a niños con TDAH, se puede buscar apoyo en centros o fundaciones relacionadas al trastorno, y por supuesto, la ayuda del psicólogo será esencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?