La magia de la terapia. Aprendiendo a pensar por nosotros mismos

Psicopedia.org
Compartido por

Normalmente los pacientes llegan a la consulta del psicólogo esperando o solicitando expresamente una respuesta, quieren saber qué hacer o cómo comportarse ante un problema o un síntoma particular. Muy a menudo quieren también saber lo que es “normal” y lo que no lo es.

Aun a riesgo de romper el código del mago, en este artículo contaremos un secreto. Los psicólogos no tienen la seguridad sobre lo que es correcto para un cliente, ni tampoco pueden establecer con certeza lo que es normal.

Para empezar, y a pesar de las ilusiones que podamos hacernos, los terapeutas no están dotados con poderes sobrenaturales que les permitan comprender toda experiencia humana o emocional, ni saben el camino que cada individuo debe elegir, o hasta dónde pude llevarlos una determinada decisión.

La verdad es que todos somos únicos y diferentes, y el proceso de cambio es demasiado impredecible para cualquiera de nosotros como para llegar a saber cual será la mejor elección en la mayoría de las ocasiones.

Un buen terapeuta sabrá cómo ayudar a su paciente a comprender sus opciones y sus decisiones y anticipar las consecuencias del cambio. La magia de la terapia se produce en el momento en que los clientes siente el poder de saber que existen muchas opciones en sus vidas y que tienen la libertad de seguir su propio camino. Muy poco, o nada en la vida es bueno o malo de manera absoluta. La mayor parte cae en una gran zona gris borroso. Hay millones de objetivos para fijar y otras tantas maneras de llegar allí.

Pero nada en nuestra cultura o en nuestra educación nos ayuda a elegir por nosotros mismos. No hay clases en la escuela primaria que nos ayuden a entender nuestros sentimientos o a construir nuestra autoestima. No hay un curso en la escuela secundaria que nos enseñe la manera de entender la sexualidad o la forma de practicar diferentes estilos de comunicación. Nadie nos habla de dolor o pérdida, o de cómo envejecer con dignidad.

Tal vez lo peor de todo es que se nos enseña a no tomar riesgos. Se nos alienta a vivir con seguridad a fin de no volver a fallar avergonzando a los que nos rodean o a nosotros mismos. Tenemos tanto miedo que evitamos de manera continua el dolor o el fracaso, porque creemos que no podemos soportar una cosa así, pero la realidad es que nosotros, como personas somos capaces de soportar casi cualquier cosa.

Somos una sociedad con tantos “debería” (recetas sobre la forma correcta de hacer las cosas) que juzgamos nuestra vida en función de esta vara de medir. ¿Qué debo hacer? ¿Qué debo decir? ¿Cómo debo comportarme? ¿Qué debo pensar o sentir? Para encontrar las respuestas a estas preguntas, nos dirigimos con determinación a la sección de autoayuda en la librería, recurrimos a las personas que nos conocen un poco mejor, nuestros amigos y familiares. Buscamos por todas partes, absolutamente en todas partes, pero jamás dentro de nosotros mismos.

Un terapeuta experto sabrá qué preguntas hacer para ayudar a su cliente a descubrir el camino más apropiado. Somos demasiado complejos y creativos como seres humanos y cuando examinamos nuestra situación sin etiquetas, somos más propensos a pensar de forma creativa y abierta, sin prejuicios, sobre todas las soluciones posibles. Un terapeuta experto estará allí para animar a sus clientes a lo largo del camino y para procesar con ellos la experiencia y el resultado de ese proceso. Esa es la magia de la terapia.

La magia de la terapia. Aprendiendo a pensar por nosotros mismos Psicopedia.org
¿Te ha gustado este artículo? Valora su utilidad

Resumen: A menudo nos empeñamos en echar mano de recursos externos a nosotros mismos para encontrar soluciones a los problemas que se nos presentan en el día a día. Este artículo nos hace ver que la verdadera magia de la psicoterapia está en nuestro interior.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.7 (36 votes)

Tags: , , ,



Back to Top ↑