Masaje erótico en pareja

Rompiendo tabúes y rutinas. ¿Probamos un masaje erótico en pareja?

Las relaciones abiertas llevan tiempo planteándose como otra forma de vivir la relación en pareja. No obstante, existen relaciones más tradicionales que, en ocasiones, se asoman a ese terreno para descubrir determinadas experiencias que les ayudan a reforzar su relación o, también, a descubrir que hay terrenos que es mejor no pisar. Tanto en un frente como en otro, los masajes eróticos para parejas han resultado ser un elemento clave.

¿Son buenos o malos para parejas? Lo cierto es que son especiales, y también que todo depende de lo que se busque y cómo se busque. Existen empresas totalmente especializadas en ofrecer este tipo de servicios, y lo que ponen sobre la mesa es algo que puede ayudar a cualquier pareja.

¿Son buenos los masajes eróticos para las parejas?

Existen empresas totalmente especializadas en este terreno. No es una tendencia gigantesca, pero sí que se está observando un mayor interés en por explorar estos centros. «Muchas parejas lo hacen porque llevan décadas juntos y quieren tantear el terreno de las relaciones abiertas. Otras, simplemente, porque quieren probar algo nuevo» nos dicen desde el centro Masajes Majestic de Madrid.

Las firmas que ofrecen estos servicios tienen clientes de toda clase. Están desde las parejas que están empezando a probar para escapar un poco de la rutina de la exclusividad que han vivido durante muchos años, pero también las que tienen ya experiencia en este terreno y quieren darlo todo.

Tanto para un extremo como para otro, firmas como Majestic tienen algo que ofrecer, porque al final son servicios bastante íntimos que deben encajar con las necesidades ya no solo de una persona, sino de una pareja.

Es algo que exige más equilibrio y, sobre todo, atención a lo que se exige. Por lo general, las parejas que están empezando a experimentar piden masajes muy sencillos para tantear el terreno y comprobar si, en efecto, pueden disfrutar de una experiencia así.

Luego, las que ya tienen experiencia en este tipo de masajes suelen elegir servicios con una mayor carga erótica, con más de una persona ejerciendo como masajista para elevar la tensión y el placer. Como decimos, la variedad está servida.

Desde Majestic destacan que en la mayoría de ocasiones que acuden a sus servicios el denominador común es el mismo: salir de la rutina. Quieren probar cosas nuevas, aunque implique experimentar terreno que siguen teniendo cierto toque de tabú.

Las relaciones cerradas son las más abundante, sí, pero eso no implica que quienes forman parte de ellas no quieran saber qué se siente si se salen un poco de los márgenes. De hecho, presentan ciertos beneficios interesantes para afianzar las relaciones más flexibles.

Mayor experimentación

La mayoría de veces que se busca acudir a expertos en masajes eróticos en parejas es porque se quieren probar cosas distintas, eso ha quedado claro. Los profesionales se encargan de que las sesiones sean lo más placenteras y disfrutables posibles, pero la pareja aporta su granito de arena e incluso aporta a las sesiones, y eso construye una nueva forma de disfrutar juntos que, para muchos, puede ser justo lo que hacía falta en la relación.

Las parejas necesitan mantener cierta sensación de descubrimiento. Hay quienes encuentran la solución organizando viajes o yendo a restaurantes. Cada persona es diferente, y esto se puede extrapolar también a las relaciones. Por eso, algunas necesitan probar este tipo de servicios para quitarse de encima el lastre de la rutina y descubrir todo un nuevo mundo que afiance la relación.

Descubrimiento de las fortalezas de la pareja

Para muchas relaciones, pasar por los servicios de masajes eróticos puede ser una auténtica prueba de fuego. Si se plantean establecer una estructura de relación abierta, tienen que ser capaces de verse interactuando de formas íntimas con otras personas. De lo contrario, si hay celos de por medio, es imposible que pueda funcionar una idea así.

A veces, las parejas recurren a estos servicios con ese cometido, para ponerse a prueba. ¿Pueden soportar una sesión con masajistas eróticos de por medio? ¿Llegan a disfrutar del placer en esos momentos? Si es así, entonces puede que la fórmula de relación abierta sí sea para ellos. Si no es así, necesitan explorar otras opciones para redescubrirse y quitarse de encima las telarañas de la monotonía.

Aprendizaje para un mayor disfrute en la relación

Otro aspecto para el que los masajes eróticos en pareja son bastante útiles es para aprender. Si prestan atención, ambas partes de una relación pueden descubrir ciertas prácticas que le gusten a la otra persona, incluso darse cuenta de que pequeños gestos pueden significar mucho.

Para eso, entre otras cosas, están los masajistas profesionales, encargados de llevar las riendas de las sesiones y de actuar conforme a los gustos y preferencias de cada persona.

Aquí el placer y la diversión lo son todo, pero hay cierto toque didáctico que puede ser bastante interesante a la hora de disfrutar del placer entre los dos. Todo suma en el arte del placer íntimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué quieres aprender hoy?