¿Vivir en pareja te hará más feliz?

Alba Verdugo Martínez
Compartido por

Si tienes entre 25 y 30 años, no te resultará extraño que en cada reunión familiar te hagan comentarios del tipo: “¿ya tienes novio/a?”, “como sigas así…¡se te va a pasar el arroz”.

Además, puedes encontrarte con el caso de que la mayoría de tus amistades se estén casando o teniendo hijos y proyecten una imagen idílica donde aparentemente se es más feliz con pareja o, peor aún, sólo se pueda ser feliz en pareja.

¿Realmente necesitas una pareja para ser más feliz? ¿Por qué la sociedad nos impulsa a buscar a un compañero/a de vida para sentir que nuestra vida está completa? ¿Soy un bicho raro si me siento bien estando solo?.

Los mitos del amor romántico

Desde nuestra infancia estamos acostumbrados a los cuentos de príncipes y princesas que luchan fervientemente por su amor para conseguir estar juntos y vivir felices para siempre.

A medida que crecemos, cambiamos estos cuentos por películas donde el chico utiliza todas sus armas posibles para conquistar a una chica que, por lo general, pertenece a un mundo completamente distinto al suyo pero que tras una noche de pasión comprueban que están hechos el uno para el otro y han de hacer lo imposible por mantener su relación.

Pero esto no son más que películas y no va más allá… ¿o sí? Al ver alguna película de este tipo, puede que te hayas sentido identificado/a con algún personaje o que te hayas planteado la idea de que si tuvieses pareja serías más feliz.

Las ideas que transmiten los cuentos populares y las historias que nos narran las películas no son más que un mero reflejo de la realidad, que perpetúa estas ideas a través de su transmisión a las nuevas generaciones.

En este caso la idea que se mantiene es la del amor romántico, rodeado de un halo de mitos que se engloban bajo la idea primordial de que para ser feliz hay que tener pareja y que los amores reñidos son los más queridos. Puedes pensar que esto del amor romántico pertenece más a la época de tus padres o abuelos que a la actual, pero párate un momento y piensa…

Mira a tu alrededor, piensa cuántas veces has escuchado a tus amistades o tú has llegado a pensar que solo no se puede ser feliz completamente, que nadie te va a querer o te has planteado regresar con una ex pareja (con la que las cosas no funcionaban bien) porque mejor tener eso que no tener nada. Y ahora dime, ¿sigues pensando que el amor romántico no es de esta época?.

Vivir en pareja te hará más feliz

Hagamos un alto en el camino para aclarar una cuestión: desear compartir tu vida con alguien no es malo, pero no desearlo, tampoco. El problema radica cuando la sociedad transmite unos valores en los que si no se vive en pareja no se puede alcanzar la felicidad, en que todos hemos de buscar nuestra media naranja para estar completos (enfaticemos: MEDIA naranja, para completar la fruta entera) y en la constante sensación de que falta algo en nuestra vida.

Este conjunto de ideas transmitidas cultural y socialmente, además de generar una sensación de insatisfacción si se está soltero, conlleva en multitud de casos a tolerar ciertas conductas o acciones con el único propósito de mantener una pareja a nuestro lado.

No te resultará extraña, o quizá incluso estés de acuerdo, con la idea ampliamente extendida de que los celos son una muestra irrefutable de amor, o que cuando tienes pareja tu vida social ha de reducirse y dedicarse únicamente a la otra persona.

Ahora recuerda lo comentado al principio del texto sobre las películas, ¿sigues pensando que lo que transmiten no es un reflejo de la realidad? Quizá nunca te habías planteado la trascendencia de un mensaje tan simple con la importancia otorgada a tener pareja, pero si ahondas un poco en el trasfondo del mensaje, podrás comprobar que desemboca en cuestiones mucho más relevantes para la sociedad, tales como la tolerancia a ciertas formas de maltrato.

El hecho preocupante en este punto es que, debido a la transmisión de la normalidad de ciertas acciones, no se interpretan como conductas pertenecientes a la violencia de género. Párate, piensa y reflexiona en la relación existente en los puntos comentados en este texto.

¿Te habías planteado alguna vez que la búsqueda de tu media naranja es más una cuestión social que personal? ¿Habías intuido que tuviese relación con ciertas formas de maltrato toleradas socialmente? Puede ser que después de leer este texto indagues más en esta cuestión, ¡adelante! Descubrirás muchas cosas que tal vez desconocías.

Y puede que, llegados a este punto, no te sientas ese bicho raro por sentirte plenamente feliz estando sin pareja. La felicidad ha de radicar en uno mismo; hemos de querernos a nosotros y ser felices estando solos para, entonces, elegir a alguien por quién es y no, simplemente, por el hecho de que la sociedad marque que tenemos que compartir nuestra vida junto a alguien.

¿Vivir en pareja te hará más feliz? Alba Verdugo Martínez
Valora este artículo

Resumen: ¿Realmente necesitas una pareja para ser más feliz? ¿Por qué la sociedad nos impulsa a vivir en pareja para sentir que nuestra vida está completa? ¿Soy un bicho raro si me siento bien estando solo?

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 4 (4 votes)

Tags: ,



  • Cuando en el artículo se habla acerca de la “violencia de género”, pregunto, ¿es solo la violencia ejercida del hombre hacia la mujer, la que se quiere poner en primera linea?, porque cuando se habla de “violencia de género”, lo que se utiliza es un término políticamente correcto que silencia la violencia de la mujer hacia el hombre, para terminar sólo hablando de la del hombre hacia la mujer.

Back to Top ↑