Anorgasmia femenina, ¿la disfunción sexual con mejor pronóstico?

Psicopedia.org
Compartido por

La anorgasmia  femenina es una disfunción sexual que no recibió mucha atención hasta hace relativamente pocos años. La incapacidad de algunas mujeres para alcanzar el orgasmo, no era visto como un problema en la cultura machista de hace algunas décadas. La mujer ideal de inicios del siglo 20 era vista como asexual, y se esperaba que mantuviera relaciones sexuales sólo para complacer a su esposo o para tener hijos.

Afortunadamente esta concepción ha ido cambiando en las últimas décadas hasta llegar a verse a la mujer como un ser totalmente sexual que puede compartir la experiencia de placer que acompaña a una relación sexual madura.

Gracias a investigadores pioneros como Alfred Kinsey, las mujeres que no llegan a alcanzar el orgasmo ya no tienen que resignarse a una vida de frustración sexual perpetua.

¿Qué es la anorgasmia femenina?

Como ya se dijo la anorgasmia supone la incapacidad de la mujer para alcanzar el orgasmo, incluso con la estimulación adecuada. El uso de la palabra “incapacidad” en la definición debe ser sin embargo matizada.

Aunque el término anorgasmia incluye a mujeres que son ‘médicamente’ incapaces de llegar al orgasmo, la gran mayoría de los casos de anorgasmia son causados por variables psicológicas, sociales, culturales, o de la propia relación y, por tanto, deben abordarse desde una terapia de base psicológica.

La anorgasmia se clasifica generalmente como primaria, secundaria, o situacional. La anorgasmia primaria supone que la mujer diagnosticada nunca ha sido capaz de alcanzar el orgasmo en algún momento de su vida.

Un diagnóstico de anorgasmia secundaria significa que la mujer tuvo orgasmos alguna vez, pero ya no es capaz de alcanzarlos.

Por último, la anorgasmia situacional se refiere a mujeres que pueden alcanzar el orgasmo en determinadas situaciones sexuales, pero no en otras situaciones específicas. (Por ejemplo, una mujer que puede alcanzar el orgasmo mediante la masturbación, pero no durante las relaciones sexuales con su pareja).

El hecho de encajar en alguna de las anteriores categorías no supone sin embargo la existencia de una disfunción sexual o la necesidad de un tratamiento psicológico inmediato.

Al igual que otras disfunciones sexuales, el diagnóstico de anorgasmia es algo subjetivo y depende en gran medida de los pensamientos, las emociones y los deseos de la persona que lo experimenta.

Algunas mujeres no pueden alcanzar el orgasmo a través del coito con su pareja y sin embargo viven una vida sexual plenamente satisfactoria, alcanzando el orgasmo por otros medios.

Otras mujeres por contra pueden ser capaces de alcanzar el orgasmo mediante la estimulación manual, y sin embargo sentirse deprimidas e insatisfechas porque no pueden alcanzarlo durante el coito.

¿Cuáles son las causas de la anorgasmia?

Se han propuesto muchas causas posibles para la anorgasmia, pero ninguna de ellas es concluyente o adecuada para explicar el problema por completo.

Las explicaciones propuestas han incluido la falta de educación sexual, una fuerte educación religiosa, la falta de fuerza en el músculo pubocoxígeo de la mujer, el abuso sexual en el pasado, la impotencia o la eyaculación precoz en la pareja masculina, y los altos niveles de ansiedad asociados con el sexo.

Aunque algunas de estas explicaciones han demostrado una correlación con las mujeres anorgásmicas, ningún factor se ha demostrado que contribuye significativamente al problema más que otro.

Por lo tanto, la anorgasmia es habitualmente tratada como una combinación compleja de muchas, o la totalidad de las variables enumeradas anteriormente.

¿Cómo se aborda el tratamiento de la anorgasmia?

En primer lugar, las mujeres suelen ser animadas a asistir a terapia sexual con su pareja. Hay varias razones para esto, pero la principal es que la anorgasmia, al igual que muchas disfunciones sexuales, no puede ser vista únicamente como un problema de la mujer, ya que hay muchas variables de la relación que pueden influir sobre los síntomas y, por lo tanto, necesitan ser tratados en el ámbito de la pareja.

La terapia a menudo comienza con sesiones de educación sexual para la pareja que es instruida en los mecanismos de excitación sexual de la mujer y, sobre todo, se les muestra las diferencias en los ciclos de la respuesta sexual masculina y femenina.

La intervención directa sobre la mujer suele orientarse al uso de la desensibilización sistemática (para evitar la ansiedad asociada al acto sexual), los ejercicios de Kegel (suelo pélvico), y la masturbación dirigida. Esta última es una técnica por la cual la mujer es educada sobre cómo llegar al orgasmo por sí misma al objeto de que pueda transferir el conocimiento y la confianza adquirida dirigiendo a su pareja durante el coito.

Más allá de la educación y de las técnicas terapéuticas mencionadas, la terapia se centrará probablemente en los factores emocionales o situacionales tanto de la mujer como de la pareja, dependiendo en gran medida de la orientación teórica del profesional que dirija el tratamiento.

La anorgasmia femenina “se cura”

Si el problema de anorgasmia es tratado por un terapeuta sexual cualificado es muy razonable esperar un resultado positivo. Y aunque el éxito del tratamiento de esta disfunción depende en gran medida de la especificidad del diagnóstico, la investigación ha demostrado una tasa de éxito del 80-90% para el tratamiento de la anorgasmia primaria, y en torno al 70% de éxito en el tratamiento de la anorgasmia secundaria.

Estas tasas de éxito son realmente alentadoras para los millones de mujeres que viven con la frustración de no ser capaz de alcanzar el orgasmo en su vida sexual.

Parece que nuestra sociedad ha llegado finalmente a la conclusión de que las mujeres también son seres sexuales, seres que desean, necesitan y merecen un placer sexual similar al que los hombres han disfrutado durante siglos.

Afortunadamente, las terapias sexuales han evolucionado junto con la sociedad en su capacidad para ayudar a las mujeres a llevar una vida sexual plenamente satisfactoria.

Anorgasmia femenina, ¿la disfunción sexual con mejor pronóstico? Psicopedia.org
¿Te ha gustado este artículo? Valora su utilidad

Resumen: En este artículo se hace un recorrido por los principales factores causantes de la anorgasmia, así como por las diferentes opciones terapéuticas habituales, haciendo especial hincapié en la alta tasa de éxito de las actuales herramientas terapéuticas aplicadas a este trastorno.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 2.9 (12 votes)

Tags: , , ,



Back to Top ↑