El Síndrome de Capgras: ¿Son mis seres queridos unos impostores?

Alida Garrido
Compartido por

El síndrome de Capgras, también denominado “ilusión de dobles” o “ilusión de Sosias”, es un trastorno neuropsiquiátrico que se caracteriza por el no reconocimiento de personas cercanas, normalmente un familiar, con la convicción de que la persona ha sido reemplazada por un impostor idéntico, un doble exacto, a pesar del reconocimiento de la familiaridad en la apariencia y el comportamiento.

La persona también puede verse a sí mismo como su propio doble.

Los delirios son creencias falsas, a veces con contenido extraño, que se sostienen con una fuerte convicción, incluso en presencia de evidencia contraria. 

Las personas que sufren el síndrome de Capgras, creen que existen en un mundo de imitadores. Este sentimiento en un mundo delirante de dobles puede ser tan alarmante que lleva a la víctima de Capgras al comportamiento psicótico.

En algunos casos, la persona con el síndrome de Capgras puede llegar a ser violenta con el supuesto impostor, aunque es más probable que la persona parezca ansiosa o con miedo.

El síndrome de Capgras es llamado así por su descubridor, el psiquiatra francés Jean Marie Joseph Capgras.

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Capgras?

No hay evidencias de que es lo qué causa el síndrome de Capgras, pero hay diversas aproximaciones.

Muchos investigadores consideran que el trastorno es causado por un trauma físico en un área particular del cerebro llamada lóbulo temporal derecho, que es responsable del reconocimiento facial. 

Los accidentes automovilísticos, el abuso de drogas u otras causas de daño del lóbulo temporal son comunes en las historias de muchos pacientes con el síndrome de Capgras.

El síndrome de Capgras puede aparecer muy repentinamente, tomando a la víctima y a los seres queridos por sorpresa. Una mujer con el trastorno puede despertarse junto a su cónyuge y reaccionar con horror al ver que su esposo ha sido reemplazado.

Ella puede reconocer su rostro, sus modales y su comportamiento como absolutamente normales, pero al mismo tiempo estar segura de que no es su marido.

El paciente puede creer que otros miembros de la familia y amigos están involucrados en el plan de reemplazo. 

Algunas personas con síndrome de Capgras tienen los mismos sentimientos hacia varias personas cercanas, y en ocasiones incluso sienten que las mascotas o los objetos del hogar también se duplican.

Otra de las aproximaciones a las causas del síndrome de Capgras es la desconexión entre el sistema de reconocimiento visual y el sistema límbico, encargado del procesamiento emocional.

El sistema visual procesa los estímulos por dos vías: la vía ventral, que conecta la corteza visual con estructuras encargadas del reconocimiento de objetos; y la vía dorsal, que conecta la corteza visual con estructuras límbicas, que contribuyen al significado emocional y afectivo.

Por consiguiente, se podría afirmar que existe una desconexión en la vía dorsal, ya que la persona reconoce al familiar de manera visual, pero no le resulta familiar porque no le provoca ninguna emoción.

Existen controversias sobre la etiología del síndrome de Capgras, algunos investigadores lo explican con factores orgánicos, otros con factores psicodinámicos, o una combinación de ambos.

Sin embargo, las últimas investigaciones parecen confirmar que el Síndrome de Capgras y los delirios de sustitución relacionados tienen una etiología orgánica cercana al 35%.

¿Qué características presenta el Síndrome de Capgras?

La persona con el síndrome de Capgras presentará en mayor o menor medida las siguientes características:

  • Está convencida de que una o varias personas de su entorno cercano han sido reemplazadas por un doble, un impostor de aspecto idéntico.
  • Puede extenderse a animales y objetos.
  • La persona es consciente de la anormalidad de estas percepciones. No hay alucinación.
  • El doble suele ser una figura clave para la persona en el momento del inicio de los síntomas.

¿Diagnóstico diferencial y tratamiento del Síndrome de Capgras?

Hay trastornos con síntomas similares al síndrome de Capgras. Por tanto, el clínico, en su evaluación debe estar atento a los siguientes trastornos, que deben descartarse para establecer un diagnóstico preciso:

  • Esquizofrenia 
  • Enfermedad de Alzheimer o enfermedad de Huntington 
  • Esclerosis múltiple 
  • Traumatismo o lesión cerebral 
  • Trastornos delirantes inducidos por sustancias
  • Trastornos del humor con delirios
  • Demencia

En cuanto al tratamiento, la terapia individual puede ser la más adecuada para tratar los delirios. La constancia es necesaria para establecer una empatía terapéutica.

Además, los antipsicóticos y otros medicamentos se han utilizado con cierto éxito.

Psicoterapia

La terapia cognitivo-conductual, puede ayudar a los pacientes a darse cuenta de que sus ideas son infundadas y brindar asesoramiento para administrar mejor su vida diaria. 

Además, es esencial para los miembros de la familia, especialmente las personas que son atacadas como impostoras, educarse sobre el trastorno y brindar el mayor apoyo posible en el momento de necesidad de su ser querido.

Medicación

Para tratar y controlar los síntomas pueden ser beneficiosos algunos psicofármacos. Especialmente han resultado eficaces los antipsicóticos y los anticonvulsivos.

Los primeros suelen utilizarse para combatir la convicción delirante de la persona, así como las ideas paranoides. Los anticonvulsivos por su parte suelen emplearse como tratamiento de apoyo.

Algunas personas con síndrome de Capgras nunca pueden lograr una recuperación completa. Sin embargo, con la ayuda de un terapeuta, medicación y el apoyo de los miembros de la familia se pueden reducir notablemente los síntomas, incluidos la ansiedad y el miedo.

¿Qué relación tiene el Síndrome de Capgras con otros trastornos?

El síndrome de Capgras se asocia más comúnmente con enfermedades neurodegenerativas, especialmente con la enfermedad del cuerpo de Lewy, donde siempre coexisten las alucinaciones visuales

En ausencia de una enfermedad neurodegenerativa, la aparición del síndrome de Capgras ocurre a una edad significativamente más temprana y puede asociarse con una enfermedad psiquiátrica, accidentes cerebrovasculares y el uso de drogas.

Inicialmente, el síndrome de Capgras se relacionó con enfermedades psiquiátricas, como la esquizofrenia paranoide y el trastorno esquizoafectivo.

Sin embargo, recientemente, el síndrome de Capgras también se ha descrito en las condiciones neurológicas que incluyen la epilepsia, la enfermedad cerebrovascular, después de un trauma craneal, con tumor de la hipófisis, y especialmente en las enfermedades neurodegenerativas tales como la enfermedad de Alzheimer y enfermedad de cuerpos de Lewy.

Se desconoce si existen diferencias entre el Síndrome de Capgras que se presenta en el cuadro neurodegenerativo en comparación con las enfermedades no neurodegenerativas, o si existen diferencias en el síndrome de Capgras cuando ocurre en diferentes enfermedades neurodegenerativas.

Historia del Síndrome de Capgras

En 1923, el Síndrome de Capgras fue descubierto por el psiquiatra Jean Marie Joseph Capgras, quien lo describió por primera vez bajo el nombre de “ilusión de dobles” o “ilusión de Sosias”.

La paciente que le llevó a descubrirlo, era una mujer de 50 años que sufría delirios. Afirmaba que pertenecía a la realeza y tenía la fuerte convicción de que personas de su entorno habían sido sustituidas por dobles, que existía una sociedad secreta que se encargaba de secuestrar a personas y de sustituirlas por otras idénticas.

El psiquiatra llegó a la conclusión de que el trastorno nació tras no superar la muerte de su hijo de pocos meses de edad, y es entonces cuando empieza a afirmar que había sido secuestrado y sustituido por otro.

Al poco tiempo, vuelve a dar a luz a dos gemelos, y de ellos solo sobrevive uno. Después de esto, su delirio de la existencia de la sociedad secreta encargada de secuestro y sustitución se hizo más fuerte, llegando a creer que ella misma tenía un doble en el exterior mientras se encontraba ingresada en el hospital.


Referencias:

Aziz, V.M. y Warner, N.J. (2005). Capgras Syndrome of Time: Psychopathology.

El Síndrome de Capgras: ¿Son mis seres queridos unos impostores? Alida Garrido
Valora este artículo

Resumen: El Síndrome de Capgras es un raro trastorno que provoca que la persona afectada (mayoritariamente mujeres adultas) se convenza de que sus parientes más cercanos, como padres, esposos, hermanos o hijos, son impostores.

3.9

De utilidad


Opinión del lector: 4.7 (2 votes)

Tags: , , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑