Resiliencia: 10 cosas que deberías saber

La palabra “resiliencia” está de moda actualmente en la sociedad, la gente habla de ella, se está investigando más, incluso la gente se la tatúa ¿pero realmente sabes lo que significa? Te contamos 10 cosas acerca de este término.

1. La RAE la define como “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”. El término procede de la física, ya que consiste en la capacidad de algunos metales de poder doblarse y volver a su posición original o inicial cuando desiste la presión que se ejercía ante ellos.

2. Se trata de una fortaleza humana, y el término se puede entender desde la perspectiva de la psicología positiva. Durante una época, se patologizó el hecho de que la persona cuando estaba atravesando un acontecimiento adverso lo llevara de forma adaptativa, ahora se tiende a ver como una habilidad positiva que la persona puede desarrollar.

3. Muchas personas tienen resiliencia en momentos que creían que no iban a ser capaces de soportar esa circunstancia adversa, y que se iban a hundir en sus emociones negativas. Dado el momento, muchas personas son capaces de pasar por una situación extrema o traumática y resistir a ella, e incluso, salir fortalecido.

4. La genética no determina de forma definitiva la presencia o ausencia de esta habilidad. Algunos factores de personalidad pueden ayudar en el desarrollo de esta habilidad. Se puede aprender esta habilidad, aunque no todo el mundo es capaz de desarrollarla. Según Gonzalo Hervás, entre un 30%-50% de personas tienen esta habilidad o son capaces de desarrollarla en momentos concretos.

5. Uno se da cuenta que posee resiliencia, cuando se enfrenta a una situación extrema, y es capaz de superarla y salir fortalecido de ella. Normalmente ante una situación extrema, nos sorprendemos de nuestra capacidad de respuesta al ambiente hostil que es generado.

6. La resiliencia se puede ver facilitada por factores como el apoyo social (tanto dentro como fuera de la familia) por parte del entorno más cercano a la persona, que permita una buena expresión emocional, aliente confianza para el afrontamiento de la situación y facilite un adecuado apoyo y acogimiento de la persona que pasa por la situación adversa.

También puede ayudar la capacidad de poder dar sentido personal o trascendental a la experiencia adversa en cuestión. Ver más allá del sufrimiento y la angustia presente, y poder crecer ante la adversidad está relacionado con el término de “resiliencia”. Factores personales protectores, como el optimismo, pueden ayudar a amortiguar el efecto de evento adverso.

7. Ser resiliente no es incompatible con sentir emociones negativas. Podemos sufrir y sentir emociones negativas (como ansiedad, tristeza, ira y miedo) y ser unas personas resilientes. Sin embargo, una persona resiliente no se deja llevar o poseer por estas emociones negativas, sino que es capaz de controlarlas en los momentos en los que necesita utilizar sus recursos para ponerle solución a sus problemas.

8. Algunos autores opinan que es suficiente demostrar tener capacidad de recuperación de la situación extrema concreta para decir que se es una persona resiliente. Sin embargo, otros autores consideran que además de demostrar esta capacidad de recuperación y superación, tiene que existir un crecimiento personal por parte de la persona, como por ejemplo, una revalorización de algunos aspectos de la vida, mayor fortaleza para futuras adversidades, mayor autoconfianza…

9. Se ha visto relación entre la resiliencia y el locus de control interno. Las personas con un locus de control interno piensan que existe una relación estrecha entre sus conductas o comportamientos y las consecuencias de los mismos. Esta forma de pensar lleva a la persona a creer que ante los eventos adversos tiene herramientas y recursos que le permiten enfrentarse a las demandas del ambiente hostil y controlar las emociones negativas derivadas del mismo.

10. Como ejemplos gráficos de personas resilientes en la historia podemos destacar: Nelson Mandela, Stephen Hawking o Viktor Frankl. La obra de “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl encarna la resiliencia como fortaleza humana y en él se puede observar la capacidad de resiliencia del autor en cada una de las circunstancias que le van ocurriendo en su vida durante el difícil periodo de la Alemania Nazi.

Ahora que sabes más sobre la resiliencia. ¿Crees que serías una persona resiliente si se produjera una situación adversa?


Autora: Florencia Stolo Maiorini | Psicóloga de Psicólogos Málaga PsicoAbreu

Resiliencia: 10 cosas que deberías saber Psicólogos Málaga PsicoAbreu
Valora este artículo

Resumen: Resiliencia es un término relativamente nuevo, que aparece cada vez con más frecuencia tanto en escritos científicos como en nuestro vocabulario cotidiano. En el presente artículo se dan algunas claves para llegar a entenderlo.

3.8

De utilidad


Opinión del lector: 3.9 (1 votes)

Tags:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑