Por qué necesitas escribir un diario y cómo hacerlo eficazmente

Psicopedia.org
Compartido por

Algunas de las personas más influyentes de la historia mantuvieron diarios detallados a lo largo de sus vidas. La tarea de escribir un diario sirvió al menos para dos propósitos: un registro permanente de sus experiencias, que nos quedó para la posteridad, y la liberación catártica que probablemente supuso en su momento para cada una de ellas.

Aunque no lo creas necesario, llevar un diario tiene grandes beneficios que puedes disfrutar desde el primer momento. Hay un montón de razones para que consideres la posibilidad de pararte regularmente a anotar tus pensamientos, sentimientos y experiencias.

Tal vez quieras dejar a tus hijos un legado de tu historia o de tus logros. Tal vez eres más práctico, y simplemente quieres aprovechar tu creatividad. Tal vez lo que deseas es la liberación catártica que nos aporta la escritura regular.

Sea cual sea tu motivación o tu necesidad, son todas ellas grandes razones para animarte a escribir un diario. Veamos cada una de ellas, y por qué son tan importantes.

Escribir un diario tiene beneficios para la salud mental

Escribir regularmente puede hacer maravillas con tu salud. Más allá de mantener despierta tu creatividad, la escritura regular puede suponer una válvula de escape necesaria para amortiguar las tensiones de la vida diaria.

Ya hemos hablado en otros artículos de los beneficios mentales y emocionales de la escritura expresiva. No sólo te hace sentir bien, te ayuda además a re-experimentar los acontecimientos en un ambiente seguro, donde podrás procesarlos sin miedo o estrés.

De hecho, hay tantos datos sobre los beneficios mentales y emocionales de escribir un diario que es cada día más común que coaches, psicólogos y terapeutas animen a sus clientes a hacerlo, ya sea en entornos terapéuticos o personales.

En este estudio publicado en la Revista Advances in Psychiatric se ofrece un sólido resumen de la investigación actual sobre el tema. En él los investigadores concluyen que tan solo 15-20 minutos en 3-5 ocasiones fue suficiente para ayudar a los participantes del estudio a procesar eventos traumáticos, mejorar su estrés, o neutralizar otros desajustes emocionales.

Claro que podría no ser suficiente con sólo escribir. Lo que se escribe y cómo se escribe juega también un papel importante. La clave parece estar en centrarse en lo que se piensa y se percibe por los sentidos, y no sólo en la expresión de las emociones.

Y lo más importante, se obtienen los mayores beneficios de escribir un diario cuando se está contando la propia historia personal, y no una simple narración de ideas o una descripción de los acontecimientos que suceden alrededor.

Mantener un diario ayuda a aprovechar tu creatividad

Las ventajas creativas de llevar un diario también están bien documentadas. Seguramente habrás escuchado que la mejor manera de aprender a escribir es hacerlo de manera regular.

Eso es cierto, pero los beneficios van más allá de convertirse en un buen escritor. Por ejemplo, la escritura regular puede ayudar a procesar y comunicar ideas complejas de manera efectiva.

También puede ayudar a memorizar información importante, y por supuesto a generar nuevas ideas. En otras palabras, escribir sobre tus experiencias no sólo te ayudará a procesarlas, también puede ayudarte a ver las oportunidades que no han sido evidentes a primera vista.

¿Cuántas veces te has puesto a escribir sobre algo que parece opaco en la superficie, y de un modo casi imperceptible te ha ido arrastrando hacia otros pensamientos, ideas o recuerdos?

Escribir un diario te abre la puerta a esas nuevas oportunidades que ni siquiera podías intuir, y te ayuda a romper las experiencias complejas en pequeños trozos más asequibles y más fáciles de organizar de un modo coherente.

La escritura regular tiene beneficios prácticos

Escribir un diario de manera regular también puede llegar a ser muy funcional, y servir por ejemplo como un recordatorio de errores que has cometido, logros de los que estás orgulloso o grandes momentos que deseas recordar.

Por ejemplo, mantener un diario de trabajo puede servir como un historial de errores y aciertos. Este registro puede ser útil más adelante en momentos de incertidumbre o a la hora de tomar decisiones.

Será especialmente útil para mirar hacia atrás y seleccionar un patrón de cosas que quieres repetir porque salieron especialmente bien. O al contrario, visualizar lo que salió mal en algún momento para minimizar así los errores futuros. Documentar logros y errores se convertirá en una excelente herramienta para que nunca se pasen por alto.

Esta escritura funcional puede aplicarse también fuera del ámbito laboral con magníficos resultados. Llevar un diario es una gran manera de construir mejores hábitos, ya que te obliga a ser consciente de tus acciones y comportamientos.

Si estás pensando por ejemplo en hacer una dieta, mantener un diario de alimentos es una buena manera de prestar más atención a lo que comes y en consecuencia de comer más sanamente.

Dónde escribir tu diario y por qué

Supongo que ya has decidido llevar un diario. Tu siguiente decisión ahora es qué medio vas a utilizar para ello. Tienes un montón de opciones, y lo que funciona para una persona no tiene por qué funcionar para otra. Aquí tienes algunas.

Cuadernos y agendas de papel

Si te gusta la sensación de escribir físicamente tus pensamientos, un cuaderno de papel puede ser la mejor opción. Realmente no hay nada como escribir sobre una impoluta hoja en blanco.

Llevar un diario de papel te dará un control total sobre lo que escribes, y te proporcionará también la mayor privacidad, ya que hay pocas posibilidades de que tu diario sea “hackeado” o “perdido” cuando un determinado servicio se ve comprometido.

Por contra, el diario de papel supone renunciar a las copias de seguridad en caso de que algo salga mal. Una simple mochila perdida significa que tu trabajo se ha ido para siempre.

Aplicaciones móviles y de escritorio

Si eres de los que no puede separarse de su teléfono o portátil, hay un montón de aplicaciones que prometen privacidad y seguridad además de un cómodo entorno de escritura. Algunas de las que hemos probado son:

Penzu: Además de un diario protegido por contraseña, también permite compartir mensajes específicos. Podrás buscar en las entradas anteriores, añadir fotos, personalizar el diseño y la apariencia del diario, y si estás dispuesto a gastar un poco de dinero podrás optar a la versión Pro con muchas más funcionalidades.

Day One: Tiene versiones para iOS y OS X, y es una de las aplicaciones más conocidas para mantener un diario en las plataformas Apple. En sus entradas puedes utilizar texto con formato e imágenes, además de mapas con ubicaciones concretas.

Journey: Sin duda la mejor alternativa a Day One. Con una interfaz y unas características muy parecidas pero con versión web, Android y Windows, además de ser compatible con OS X.

Por supuesto, no es necesario utilizar aplicaciones para mantener un diario online. Se puede simplemente alojar un archivo de texto cifrado en Dropbox, utilizar Evernote o Trello, o cualquier otra aplicación que permita tomar notas.

Usa cualquier tipo de herramienta que te resulte útil, pero ten en cuenta que cuanto más automatices el proceso, menos implicado estarás en la tarea y los beneficios ya no serán los mismos.

Mantener un blog (blogging)

El Blogging es otra excelente manera de obtener los beneficios de un diario. Más allá de cual sea tu objetivo inicial, mantener un blog te abre las puertas a la mayor audiencia posible.

Si esa es la alternativa que prefieres tienes a tu disposición una amplia gama de herramientas para elegir, tanto gratuitas como de pago. Todas ellas ofrecen un aspecto diferente, atienden a diferentes audiencias, y están diseñadas para diferentes tipos de personas.

Sin duda, mantener un blog personal es la mejor opción si tu objetivo es compartir tu historia con el mundo.


Independientemente de cómo decidas materializar tu diario, hay beneficios claros para hacerlo. No tienes que ser Isaac Newton, Andy Warhol, Leonardo Da Vinci, o cualquier otra figura relevante para que tus pensamientos y experiencias valgan la pena.

En cualquier caso escribir un diario siempre será una tarea enriquecedora para ti de forma personal e íntima, y puede ser realmente ilustrativo para cualquier persona con la que decidas compartirlo.

Claro que no siempre es fácil completar un diario de manera regular. Requiere constancia y puede llegar a ser una tarea realmente tediosa. A menudo nos cuesta iniciar un diario precisamente porque lo vemos como una obligación, algo que debe hacerse de la forma “correcta”.

Para que te resulte más fácil te proponemos a continuación una fórmula ideada por la experta en adicciones Indra Cidambi, que según su propia experiencia te permitirá escribir un diario dedicando cada día dos minutos o menos de tu tiempo.

Cómo escribir un diario en dos minutos o menos

Se parte de la idea de que un diario no tiene que ser una sinopsis completa, sino más bien un reflejo de los conflictos que afectaron a la persona durante ese día. De este modo, la eficacia del diario tiene que ver con la capacidad de identificar los asuntos relevantes sucedidos en ese periodo.

La Dra. Cidambi propone dedicar un par de minutos cada día a completar cuatro columnas que deben responder con una sola frase a las siguientes cuestiones:

  1. ¿Qué te molesta? 
    Identifica el problema que te molesta y escríbelo en una sola frase. A veces es tan fácil como reconocer el tema en cuestión. A menudo nos sentimos tan atrapados en nuestras emociones que perdemos de vista lo que realmente nos hace sentir mal.
  2. ¿Cómo te sientes? 
    Examina tus sentimientos asociados a este problema. ¿Te sientes enojado, triste, feliz, decepcionado, culpable o resentido? Es conveniente anotar cualquier sentimiento que se presente durante este proceso.
  3. ¿Qué medidas has tomado? 
    ¿Hiciste alguna cosa para abordar el problema? Si es así, anótalo en una frase o menos. Si no, también toma nota de ello.
  4. ¿Cómo piensas resolverlo? 
    Si aún no has tomado medidas, ¿qué planeas hacer para resolver el problema? Anota tu plan de acción en una frase. Es una buena forma de hacer una pausa para examinar lo que hiciste o dejaste de hacer en el momento. Escribirlo te ayudará a visualizar la situación, y evaluar cómo reaccionaste o cómo reaccionarías la próxima vez que la misma situación se presente.

Esta simple estrategia te ayudará a mantener la constancia en tu escritura diaria sin demasiado esfuerzo al principio. Es cierto que probablemente en muy poco tiempo necesitarás explorar más allá en tus propios pensamientos, deseos, sentimientos y objetivos vitales, pero para entonces ya serás un experto en la tarea de escribir un diario personal.

Al menos eso espero.


Otros beneficios de escribir un diario

Además del valor catártico, creativo y funcional que ya se han descrito como aportaciones relevantes de escribir un diario personal, hemos podido documentar algunos otros beneficios de llevar un diario de manera regular:

  • Según un estudio realizado por la Universidad de Victoria (Canadá) la tarea regular de llevar un diario puede aumentar el Cociente Intelectual (IQ), gracias a la mejora del área verbal.
  • Un informe publicado por la Universidad de Virginia sugiere que el estado mindfulness que proporciona escribir o dibujar en un diario ayuda a focalizar los pensamientos.
  • En este otro estudio sobre el TDAH se concluye que escribir tus metas en papel hace que tu cerebro las catalogue como “acciones importantes”, archivándose como acciones que debes lograr.
  • Según se describe en este artículo del The Wall Street Journal, escribir un diario entrena el cerebro para ser más ordenado, y permite una mejor organización de las de ideas.
  • En este informe de la Asociación Americana de Psicología, se concluye que mantener el hábito escribir en un diario ayuda a entrenar la disciplina para tareas más importantes.

Y tú, ¿qué beneficios has obtenido o estás obteniendo de escribir un diario?

Por qué necesitas escribir un diario y cómo hacerlo eficazmente Psicopedia.org
Valora este artículo

Resumen: Escribir un diario tiene sorprendentes beneficios: Controlar el estrés, mejorar la productividad, aumentar la inteligencia, entrenar la disciplina, propiciar la creatividad o focalizar la atención son sólo algunos de ellas.

3.8

De utilidad


Opinión del lector: 4.4 (5 votes)

Tags: ,



Back to Top ↑