Buscando Empleo: Sentada en la Punta del Iceberg (Y una Guía práctica)

Empezaré puntualizando que éste artículo va enfocado a la puesta en marcha de un plan activo de búsqueda de empleo.

He decidido compartir mis aprendizajes, pues pueden servir a modo de autoayuda para aquellos/as que no encontramos un empleo tras haber invertido muchos años en nuestra formación profesional.

Realidad del Desempleo

Una vez terminé mis estudios, pensé que dado el tiempo y esfuerzo que había dedicado, sería factible encontrar un empleo, pero tras esa creencia errónea estaba la realidad que aún desconocía. Realidad que desde hace unos años ha azotado a la gran mayoría, siendo difícil no solo acceder a un puesto de trabajo, sino además, el desconocimiento de los recursos que la sociedad ofrece para asesorarte en éste sentido.

Y fue a partir de ahí cuando me di cuenta que inscribirme en el Servicio Provincial de Empleo no era suficiente para insertarme en el mercado laboral. Mediante el uso de las nuevas tecnologías, me informé a través de las búsquedas en Google y empecé así a familiarizarme con términos como agencias de colocación, bolsas de empleo, etc.

Conceptos que salían una y otra vez cada vez que escribía la palabra “empleo” en el buscador, y así decidí inscribirme a un programa de orientación laboral dónde me hablaron del auge de las nuevas tendencias en inserción laboral y de conceptos anglosajones como networking, personal branding, tips, nethunters,… y otros términos que sinceramente, y creo que como a la mayoría de la sociedad, nos suenan a chino.

Así comenzó mi andadura en los sistemas actuales de búsqueda empleo.

Teoría del Iceberg: Mercado Laboral

Decidida a ello, me especialicé en orientación laboral, porque como yo, los que me rodeaban gozaban, irónicamente, de la misma desinformación y desorientación. Ahora con conocimientos, os pongo en situación para que cuando salgamos a buscar empleo, partamos de unas nociones básicas que mejoren nuestra empleabilidad y nuestras competencias para optar a un empleo.

Según la conocida Teoría del Iceberg, usada incluso en el psicoanálisis de S. Freud para explicar de manera metafórica su teoría del consciente/inconsciente (siendo la parte consciente aquella que sobresale de la superficie y que es visible o manifiesta, y la parte inconsciente que se corresponde a la oculta o sumergida, que no es visible y/o se manifiesta de manera encubierta), dicha teoría también se ha utilizado para explicar el mercado laboral, donde el 20% – 25% que sobresale en la superficie se corresponde con aquellas ofertas de empleo públicas o visibles, como las publicadas en anuncios, internet y/o a través del Servicio Provincial de Empleo.

Sin embargo, debajo de la superficie, en torno a un 80%, hay infinitas posibilidades, siendo éste dato lo suficientemente importante para incluirlo en nuestro plan de acción de nuestra búsqueda de empleo, ya que es ahí donde se engloban todas aquellas ofertas que no salen publicadas, aquellas que van del boca a boca, que nos llegan por personas cercanas, contactos o recomendaciones.

Los expertos recomiendan ampliar, mejorar o mimar nuestra red de contactos, lo que en el mercado laboral actual denominan Networking; pero para ello, hemos de saber elaborar y transmitir nuestras capacidades, lo que hacemos y como lo hacemos en nuestras relaciones sociales y profesionales, definiéndonos y marcando lo que nos diferencia del resto y nos caracteriza, transmitiendo todo ello en nuestros blogs, páginas web o redes sociales (LinkedIn), etc.

Pues son herramientas que nos permiten ir dejando huella e ir creando nuestra Marca Personal o Personal Branding. Como vemos, internet ha abierto las puertas a rincones que hace décadas parecían ciencia ficción.

La era tecnológica ha llegado y muchas de las ofertas en las que me inscribo son a través de portales de empleo, redes sociales o aplicativos móviles, siendo potenciales herramientas para estar al tanto de lo que busca el mercado.

De ahí que muchas empresas publiquen ofertas a través de ellas, además, la no recogida de curriculums en mano en un gran número de entidades dada la Ley de Protección de Datos, nos obliga a su uso requiriendo un registro en páginas o portales web para el envío de nuestros curriculums vitaes, entre ellas, las tan conocidas: Infoempleo, Indeed, LinkedIn, Facebook, InfoJobs, etc.

Como empezar a buscar empleo

1. Inscripción en el Servicio Provincial/Estatal de Empleo. Pues no sólo optamos a ofertas de empleo, sino además, a formación, como certificados de profesionalidad que nos abren puertas y nos habilitan a puestos de trabajo.

2. Conocer los recursos de empleo, pudiendo informarnos en Ayuntamientos, Asociaciones, Unidades de Trabajo Social y a través de internet.

3. Listado de Agencias de Colocación, siendo entidades públicas y/o privadas cuyo objetivo es la intermediación entre los desempleados y las ofertas de empleo según competencias y/o aptitudes. También, las Empresas de Trabajo Temporal (ETT´s), siendo empresas privadas que contratan a trabajadores para cederlos de manera temporal a otras empresas; y Agencias de Desarrollo Local (ADL) que ofrecen Bolsas de Empleo, siendo un servicio funcional que lleva a cabo el fomento del empleo, mediante proyectos de inserción, formaciones, etc.

4. Asesoramiento, en cuanto a Curriculums Vitae, Cartas de Presentación, Correo Electrónico, Redes Sociales, Portales de Empleo, etc., que mejoren nuestra empleabilidad y nos permitan estar al tanto de las ofertas, siempre y cuando nos mantengamos activos revisando paulatinamente los recursos.

Generalmente, asociaciones u otros organismos públicos y privados ofrecen asesoramiento y/o cursos formativos dónde se trabajan los conceptos citados, para ello, preguntar y/o buscar en internet entidades que ofrezcan asesoramiento laboral, éstos nos guían y reconducen, en caso de que sea necesario, en nuestra búsqueda de empleo.

5. Y en último lugar, perseverar y ser tolerante a la frustración, pues que la falta de empleo no sea porque no hemos hecho lo que está en nuestra mano.

Así, os ánimo a que dejéis de mirar desde la punta del iceberg como se suceden las cosas y os zambulláis, daros un baño, pues yo ya estoy bajo el agua aprovechando los recursos, que tras mi experiencia son muchos.

buscando trabajo en las redes sociales -2

Nota del Editor

Se comparte para su descarga el documento “Guía Práctica para la Búsqueda de Empleo”, editado por el Servicio Andaluz de Empleo.

Como su nombre indica se trata de un documento eminentemente práctico que recoge una serie de consejos y recursos relacionados con los aspectos personales y contextuales relacionados con la búsqueda de empleo, que seguro te será de utilidad.

Imagen cortesía de Pixabay.com.
Buscando Empleo: Sentada en la Punta del Iceberg (Y una Guía práctica) Desirée González Montesino
Valora este artículo

Resumen: La búsqueda activa de empleo requiere de una estrategia planificada, en la que deben tenerse en cuenta no sólo los recursos más visibles, si no también aquellos que permanecen ocultos y que ofrecen un buen número de posibilidades.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 4.1 (6 votes)

Tags: ,



  • JUAN CARLOS GONZÁLEZ HERNANDEZ

    Gracias por “orientar” un poco en los pasos a dar en el complicado camino de la inserción laboral actual…

Back to Top ↑