¿Sabes cómo distinguir a una persona altamente sensible?

Jose Manuel Garrido
Compartido por

¿Sabrías distinguir a una persona altamente sensible si la tuvieras ante ti? ¿Si convivieras con ella? ¿Si fuera tu compañera de clase, tu hijo o incluso tu pareja? ¿Es posible que tu mismo seas una persona altamente sensible?.

Los estudios estiman que aproximadamente entre un 15 y un 20 por ciento de la población puede ser etiquetada como altamente sensible. Sin embargo la gran mayoría aún no sabe lo que significa esta cualidad tan confundida a menudo con la introversión.

Ser una persona altamente sensible es mucho más que ser una persona introvertida. Las personas altamente sensibles son básicamente personas hipersensibles a una gran variedad de estímulos, que van desde el consumo de cafeína al dolor.

Cómo identificar a las personas altamente sensibles

Como consecuencia de su especial estilo de afrontamiento, las personas altamente sensibles exhiben comportamientos específicos, perfectamente observables y medibles.

Estos comportamientos han sido objeto de estudio por parte de la Dra. Elaine Aron desde 1991, habiendo llegado a elaborar una Escala específica para ayudar a la identificación de las personas altamente sensibles.

Adaptado de la escala de Aron sobre Personas Altamente Sensibles (PAS) aquí hay algunos rasgos que te ayudarán a identificarlas:

Se sienten superadas si tienen muchas tareas pendientes

Las personas altamente sensibles luchan para permanecer concentradas en una tarea cuando tienen varias tareas diferentes que hacer. Se estresan y se muestran visiblemente ansiosas, y cuanto mayor se va haciendo su nivel de estrés más dificultad encuentran para ser productivas.

Los ambientes ruidosos les resultan caóticos

Las personas altamente sensibles son malas candidatas para trabajar por ejemplo en oficinas abiertas (tan bien considradas actualmente). Su hipersensibilidad mantiene sus sentidos a toda velocidad. Lo que ven, lo que oyen, lo que huelen, lo que perciben por cualquiera de sus sentidos se convierte en un zumbido molesto e interferente.

Se ahogan cuando se sienten observados o bajo presión

Las personas altamente sensibles rinden al máximo cuando están en privado. Sin embargo ponerlas en situaciones en las que puedan sentirse evaluadas u observadas las llevará a asfixiarse bajo la presión de lo que se espera de ellas o de su rendimiento.

Se sienten profundamente conmovidas por las artes

Ya sea que estén asistiendo a un musical o visitando una galería de arte, o simplemente observando una actuación en plena calle, las personas altamente sensibles aprecian las artes de un modo especial. Sus emociones se agitan y se sienten profundamente afectadas.

Reconocen el malestar de los demás

Las personas altamente sensibles reconocen cuando alguien necesita un poco de silencio, de calma o de sosiego. Sin decir una palabra, pueden detectar fácilmente cuando los sentidos de otras personas están sobrecargados y necesitan un descanso.

Necesitan parar cuando se sienten abrumadas

Después de un largo día o una semana de mucho trabajo, una persona altamente sensible necesitará un tiempo extra de tranquilidad para recargar las pilas. Una habitación oscura podría proporcionarles el espacio perfecto para recuperarse.

Se sienten incómodas ante ruidos fuertes

Asistir a un concierto o ver un espectáculo de fuegos artificiales por lo general no son actividades divertidas para las personas altamente sensibles. Tienen un umbral inferior para el ruido en comparación con el resto de la población.

Evitan los estímulos violentos

Ver películas violentas o jugar a videojuegos subidos de tono puede ser desagradable para las personas altamente sensibles. En general evitarán este tipo de actividades.

Tienen una vida interior rica y compleja

Las personas altamente sensibles aprecian con facilidad las sutilezas que para otros pasan desapercibidas. Esta capacidad extraordinaria para experimentar sensaciones y emociones las convierte en personas con una vida interior a menudo poco entendida.

Los pros y los contras de ser una persona altamente sensible

Ser hipersensible ¿es un don o una maldición?

Hay quienes advierten desde la comunidad científica de los peligros de ser una persona altamente sensible, debido a cierta predisposición o debilidad respecto de categorías diagnósticas como la depresión o la ansiedad, pero a priori, ser una persona altamente sensible no tiene por que representar algo potencialmente malo.

Por su capacidad para captar matices y sutilezas que a los demás les pasan inadvertidos, los hipersensibles a menudo aportan a su trabajo y relaciones una buena dosis de visión y humanidad.
-Elaine Aron-

Las personas altamente sensibles pueden percibir ciertos detalles que otros pasarán por alto, por lo que son más conscientes, creativas y minuciosas, cualidades que no tienen por que ser consideradas desventajas, ni tienen que hacer a una persona más vulnerable.

Ser hipersensible no es por tanto un trastorno que necesita ser arreglado, de hecho, su prevalencia es demasiado alta para serlo (15-20%), aunque también demasiado baja para ser considerado algo normal.

La necesidad de ayuda tiene que ver exclusivamente con el malestar o el sufrimiento que este tipo de afrontamiento de la realidad puede llegar a causar en algunas personas, muy determinado por otra parte por el contexto social y cultural en el que se desenvuelven.

Normalmente es suficiente con asumir la diferencia, saber que se tiene un mayor grado de profundidad a la hora de procesar ciertos datos sensoriales, y reconocer que se es una persona altamente sensible.

Esto ayudará a desarrollar un mejor conocimiento de sí mismo y de las necesidades particulares de este especial modo de experimentar la realidad.

¿Sabes cómo distinguir a una persona altamente sensible? Jose Manuel Garrido
Valora este artículo

Resumen: Las personas altamente sensibles se involucran tanto y captan con tanta intensidad el sentido de lo que sucede a su alrededor, que necesitan desconectar de su entorno en mayor medida que el resto de personas.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.4 (39 votes)

Tags: , ,



9 Responses to ¿Sabes cómo distinguir a una persona altamente sensible?

  1. Dacil Martin says:

    ? Y que tratamiento tendría?

    • Jose Manuel Garrido says:

      Hola Dacil. A priori no es necesario tratamiento alguno, salvo que la persona experimente malestar o sufrimiento, en cuyo caso deberá reclamar la ayuda que necesite. Saludos.

      • Jorge Andres says:

        buenas noches , le hago una consulta
        sabria decirme cuales son las mejores terapias para personas que son altamente sensibles o es indiferente el aborde terapeutico ? saludos!

        • Jose Manuel Garrido says:

          Hola Jorge, a mi entender es indiferente, aunque por mi formación y experiencia optaría por una aproximación cognitiva. Saludos!

  2. nono32 says:

    La verdad muy buen artículo, a priori me interesaría leer más del tema, ya que en carne propia y siendo hombre se complica aun más, y aun más viviendo en un país tan machista y retrogrado como el mio…. gracias.

  3. Rosa says:

    Conozco a algunas de ellas, por ejemplo pueden “sentir” lo que va a suceder, pueden “darse cuenta” quiénes son confiables y quiénes no, aparte de saber quién necesita ayuda cuando nadie se percata de ello, eso es ser una persona altamente sensible?

  4. Jefe Maestro says:

    son insoportables…. todo les afecta, mucho ruido, poco ruido, les afectan los que rien, los que lloran, cualquier cosa los “desestabiliza”… durante horas , dias, o meses….

    si estan en un grupo laboral…. no lo dejan avanzar…. son muy lerdos para tomar desiciones, peor aun para aplicarlas….

    no son confiables… para nada de nada… porque cualquier cosa los “emociona”… asi que cuando tienen que tomar una desicion…. se “paran”.-

    para mi…. no suman… restan.-

    • Beatriz says:

      Es evidente que usted no está dentro de ese porcentaje, pues si lo estuviera jamas usaría esos términos para referirse a otra persona por sus sentimientos. Tenga en cuenta que esos “lerdos” que encuentre a su alrededor pensarán cosas mucho peores de usted y tendrán ganas más de una vez de hacer algo más que insultarle, de modo que de las gracias cada día porque su alta sensibilidad les impida atentar contra su dignidad o sus dientes. Por cierto, ¿es usted lo bastante bueno al menos para usar el corrector ortográfico?

    • Liliana says:

      Muy triste leer algo así. Quizás cuando lea algún artículo sobre la persona pedante, egocéntrica, que supone que hace todas las cosas bien me acuerde de usted, ya solo con mencionarse como “Jefe Maestro” da la pauta de lo muy alta que tiene su autoestima (o al menos es lo que quiere aparentar)
      Por otro lado, las personas sensibles dan lo mejor de si SIEMPRE. Algo que evidentemente usted tampoco conoce. Nos gusta trabajar en equipo y aprender de los demás. Sí, quizás somos más “lerdos” pero cualquiera que trabaje con nosotros sabe que el resultado final va a estar bien hecho (cosa que se duda mucho de los que se creen los “mejores” de la boca para afuera, cuanto más “auto-bombo” peores son los resultados).
      Y para finalizar, una persona que degrada a otra por cualquier rasgo o diferencia es la que resta. Estoy segura que si, en cualquier ambiente laboral o personal, hacemos una encuesta de preferencia entre un pedante o un hipersensible, el pedante sale perdiendo. No hay nada más cansador e irritante que estar con una persona que se cree superior a todos y a cada momento demuestra no serlo (ejemplo claro la deficiencia con la que está escrito su comentario gramaticalmente, resultaba que tan perfecto no era el “Jefe Maestro”) Al final del día con los hipersensibles hay asegurado un trabajo bien hecho.
      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba ↑