Dejar de fumar en el embarazo (Y una guía en PDF)

Ana Ameneiro López
Compartido por

Dejar de fumar es difícil, ¿verdad? Dejar de fumar estando en la montaña rusa hormonal del embarazo, podría ser aún más difícil, y la presión sobre las madres fumadoras para dejar de fumar se duplica,  ya que a los efectos perjudiciales sobre la salud de la madre se suman los que pueda tener sobre el bebé.

Sin embargo, la maternidad puede estimularnos a hacer cosas que no pensamos que éramos capaces de hacer y, de hecho, cada vez más mujeres dejan de fumar durante el embarazo, más que en cualquier otro momento de sus vidas.

Razones para dejar de fumar en el embarazo

En la preconcepción

El consumo de tabaco en la mujer se asocia con un aumento de la infertilidad y con un mayor riesgo de embarazo ectópico (fuera del útero). De hecho, las mujeres fumadoras tienen 3 veces más probabilidad que las no fumadoras de tardar más de un año en quedarse embarazadas.

Durante el embarazo

Como consecuencia de la vasoconstricción (disminución del calibre) de los vasos sanguíneos de la madre y el futuro bebé, producida por la nicotina, y de la hipoxemia (disminución del oxígeno de la sangre) provocada por el monóxido de carbono en la placenta y en el feto, aumenta el riesgo de que aparezcan las siguientes alteraciones:

  • Reducción del peso esperado del recién nacido para su edad gestacional (aproximadamente 200 gramos).
  • Retraso en el crecimiento intrauterino del feto.
  • Síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Mayor riesgo de partos prematuros y abortos espontáneos.
  • Alteraciones placentarias, como desprendimiento prematuro de placenta y placenta previa (posición anómala de la placenta ocupando parte o totalmente el cuello uterino), que aumentan las complicaciones del embarazo y parto.
Después del parto

El consumo de tabaco por parte de la madre puede seguir afectando al recién nacido, ya que en caso de lactancia materna la nicotina pasa al bebé a través de la leche.


Las intervenciones psicosociales para apoyar a las mujeres que quieren dejar de fumar durante el embarazo, pueden aumentar la proporción de mujeres que dejan de fumar al final del mismo, y en consecuencia, son eficaces para reducir el riesgo de determinadas alteraciones que se asocian al consumo de tabaco en embarazadas; en concreto, el bajo peso del recién nacido o el parto prematuro.

Ésta es la conclusión principal a la que se llega tras una revisión sistemática de estudios en mujeres fumadoras que dejan de fumar en el embarazo.

No parece haber ningún efecto adverso de las intervenciones psicosociales, y tres estudios midieron una mejora en el bienestar psicológico de las mujeres. La revisión incluye 86 ensayos controlados aleatorios en los que participaron más de 29.000 mujeres embarazadas.

En qué consisten las intervenciones psicosociales

Las intervenciones psicosociales se definen como las estrategias no farmacológicas que utilizan psicoterapias, el asesoramiento o counselling , la educación para la salud , la retroalimentación o feedback , o  los incentivos económicos .

En asesoramiento o counselling se incluyen intervenciones como la entrevista motivacional, terapia cognitivo-conductual, la psicoterapia, la relajación y el entrenamiento en  resolución de problemas.

Las intervenciones en  educación para la salud se definen como aquellas en las que las mujeres reciben información sobre los riesgos de fumar y consejos para dejar de fumar, pero no se les da más apoyo o consejos sobre cómo hacer este cambio.

La retroalimentación o feedback consiste en dar información a la madre sobre el estado de salud del feto o mediciones sobre el nivel de monóxido de carbono o nicotina.

Por último, se tuvieron en cuenta también los incentivos económicos ligados al abandono del tabaco, como pueden ser los cheques regalo.

Todas estas estrategias resultaron ser eficaces para dejar de fumar en el embarazo, si bien las mujeres tratadas manifestaron preferir el asesoramiento cara a cara, frente al asesoramiento por otros medios como el telefónico, o el uso de programas informáticos interactivos.

Nota del Editor

Se ofrece para su descarga en PDF la excelente guía “Nacer y vivir libre de humos, Una guía de autoayuda para la embarazada fumadora” editada por la Consejería de Salud del Principado de Asturias, en la que se ofrece de manera bien estructurada un recorrido por el proceso de abandono de la adicción al tabaco como la mejor decisión para la salud de la mujer embarazada y del futuro bebé.

Descárgala ahora. Si estás embarazada encontrarás un apoyo inestimable para reforzar tu decisión.

Dejar de fumar en el embarazo (Y una guía en PDF) Ana Ameneiro López
Valora este artículo

Resumen: Dejar de fumar en los primeros momentos del embarazo es lo mejor, pero dejar de fumar en cualquier momento te ayudará a ti y a tu bebé. Nunca es demasiado tarde para dejar el tabaco durante el embarazo.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.4 (4 votes)

Tags: , , ,



Back to Top ↑

Inline
Inline