¿Deprimido? Busca la ayuda de un humano, no la de una computadora

Ana Ameneiro López
Compartido por

Casi el 8% de los estadounidenses mayores de 12 años sufrió depresión en algún momento entre 2009 y 2012. ¿A cuántos de nosotros, cuando nos sentimos tristes, no nos gustaría simplemente coger el ordenador con el pijama puesto, evitando el estigma de pedir ayuda y encontrar alivio real?

Los programas en línea para combatir la depresión ya están disponibles en el mercado, y se publicitan incidiendo en sus ventajas por el ahorro de costes que suponen y por su eficiencia. Un estudio de Reino Unido informa de que no son eficaces, principalmente porque los pacientes deprimidos no son propensos a participar y mantenerse en ellos.

El estudio, que fue publicado el miércoles 11 de Noviembre de 2015, en el British Medical Journal, concluye que la terapia cognitivo-conductual asistida por ordenador no es más eficaz en el tratamiento de la depresión que los cuidados que reciben los pacientes de su médico de atención primaria.

La terapia cognitivo-conductual tradicional está considerada una forma eficaz de psicoterapia para la depresión, ayudando a las personas a desafiar a los pensamientos negativos y a cambiar su forma de pensar con el fin de mejorar su ánimo y su comportamiento. Los programas de terapia cognitivo-conductual en línea han ido ganando popularidad, con el encanto de la prestación de ayuda de bajo coste, dondequiera que se tenga acceso a un ordenador.

Un equipo de investigadores de la Universidad de York llevó a cabo un ensayo controlado aleatorio con 691 pacientes con depresión y 83 profesionales de la  salud en toda Inglaterra. Los pacientes fueron divididos en tres grupos: un grupo recibió sólo la atención habitual de un médico, mientras que los otros dos grupos recibieron la atención habitual de un médico más uno de los dos programas de terapia cognitivo-conductual informatizados (“Beating the Blues” o “MoodGYM”).

Los participantes fueron balanceados a través de los tres grupos por edad, sexo, nivel educativo, la gravedad y la duración de la depresión, y el uso de antidepresivos .

Después de cuatro meses , los pacientes que utilizan los programas de terapia cognitivo-conductual computarizados o CCBT, no tenían ninguna mejora en los niveles de depresión que los pacientes que sólo estaban recibiendo la atención habitual de sus médicos. “La captación y el uso de CCBT fue baja, a pesar del apoyo telefónico regular”, escribieron los autores del estudio.

Casi un cuarto de los participantes abandonó en el  plazo de cuatro meses, y los pacientes señalaron la  dificultad de utilizar en varias ocasiones los sistemas informáticos cuando estaban clínicamente deprimidos.

“Es una importante nota de advertencia. No debemos dejarnos llevar por la idea de que un sistema informático puede sustituir a médicos y terapeutas”, dice Christopher Dowrick , profesor de atención primaria en la Universidad de Liverpool, que afirmó además que “todavía necesitamos el contacto o la interacción humana, sobre todo cuando estamos deprimidos”.

La falta de participación de los pacientes en este estudio significa que estos programas no son la panacea que se esperaba. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el estudio se realizó en un centro de atención primaria, debido a que muchos otros estudios sobre CCBT, que si muestran algún beneficio, se han realizado con ajustes psicológicos, por lo que los pacientes podrían estar más motivados a comprometerse con este tipo de programas en línea.

A pesar de los resultados poco entusiastas del estudio, Dowrick dice que este tipo de tratamientos todavía pueden ser eficaces. Pero tienen más probabilidades de éxito cuando las personas padecen síntomas relativamente leves de depresión o están en una etapa de recuperación.

Los participantes en este estudio estaban clasificados, en su mayoría, en la categoría de depresión moderada a severa. También tienen más probabilidad de éxito, añade, si los pacientes están abiertos a buscar ayuda en un ordenador y cuando tienen una “cantidad razonable” de orientación para seguir el programa, preferentemente con la guía de un terapeuta.

En este estudio, los participantes recibieron en total, aproximadamente seis minutos de soporte telefónico y orientación.

Estar deprimido puede significar sentirse “perdido en tu propio oscuro, pequeño y negativo mundo”, dice Dowrick. Tener una persona, en lugar de una computadora,  es particularmente importante en la lucha contra esa sensación de aislamiento. “Cuando uno está emocionalmente vulnerable, siente aún más  la necesidad de tener cerca un ser humano que  lo cuide”.

Traducido de Depressed? Look For Help From A Human, Not A Computer

Imagen cortesía de Pixabay.com

¿Deprimido? Busca la ayuda de un humano, no la de una computadora Ana Ameneiro López
Valora este artículo

Resumen: Un reciente estudio concluye que la psicoterapia computarizada no es más eficaz contra la depresión grave o moderada que el consejo médico en atención primaria.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 4.5 (7 votes)

Tags: ,



  • Luli8

    He notado, en mi practica profesional como pasicologa, que las personas con mucha fe religiosa, en mi caso eran catolicos, respondían mucho mejor al tratamiento que las que sin ser ateas, no tenian fe o la habían perdido.

Back to Top ↑

Inline
Inline