Uso y abuso de la tecnología en niños y adolescentes. Factores de protección

El  niño de 4 años siempre que sube al auto  pide a sus padres el celular para jugar. El niño que tan pronto llega a su casa enciende automáticamente la televisión. El adolescente que anda todo el tiempo con su celular enviando whatsApp o chats. Los cafés llenos de jóvenes con sus celulares o tablets.

Cuadros cotidianos que revelan una realidad, la exposición cada vez más frecuente a los medios virtuales.

¿Es mala la tecnología?, pregunta que muchos padres nos hacemos; la verdad es que por sí sola, no lo es; es el grado de supervisión lo que puede marcar la diferencia entre el uso y el abuso.

Un informe (Media Child and Adolescent Health: A Systematic Review)  realizado en el año 2009 por la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale y el California Pacific Medical Center, en el que se analizan 173 estudios sobre salud y uso de tecnología, señala que la media de exposición a las nuevas tecnologías es de 45 horas por semana, frente a las 17 horas que pasaban sus padres y a las 30 que actualmente pasan los jóvenes en la escuela; 45 horas de exposición en las que se incluyen la televisión, los juegos, móviles, mp3, etc..

Este estudio revela que existe una alta correlación entre la exposición a los medios y los problemas de salud de los niños a largo plazo.

Factores de vulnerabilidad

Podemos decir, como en la mayoría de adicciones, que existen unos factores predisponentes o de vulnerabilidad que facilitan el que una persona se convierta en adicta o dependiente.

Los jóvenes que se encuentran en situación de riesgo o vulnerabilidad son aquellos que por lo general han crecido en un ambiente familiar poco propicio para su desarrollo, donde existe dificultad en la comunicación, suelen poseer una baja autoestima y muchas veces son jóvenes con escasas habilidades sociales que tienden a huir de un mundo adulto que les resulta hostil, refugiándose en las nuevas tecnologías.

Además, el hecho de encontrarse en un periodo crítico como lo es la adolescencia, caracterizado por  cambios tanto físicos como emocionales, es un factor más de vulnerabilidad.

Todos estos factores pueden hacer de las nuevas tecnologías un refugio ideal para que los adolescentes proyecten ante los otros una imagen “más ideal” o incluso “irreal” de sí mismo para ser aceptados o sentirse seguros.

¿Cuando se considera una adicción?

La barrera de lo patológico se cruza cuando dicha conducta implica tanto al sujeto, que conduce a dependencia. La persona reduce progresivamente su campo de intereses y sus obligaciones, de manera que la conducta adictiva termina por acaparar su vida y no existen otras actividades gratificantes fuera de la conducta motivo de adicción.

Según la Asociación Americana de Psiquiatría,  los niños pueden padecer síntomas similares a las adicciones tradicionales como con el alcohol o las drogas cuando usan en exceso las nuevas tecnologías, tales como teléfonos inteligentes o “Smartphone”, vídeo juegos, tabletas y el Internet.  Estos son algunos indicadores:

  1. Cuando la actividad de la que sospechamos pasa a ser el centro prioritario para la persona. Todo lo demás pasa a segundo término, incluso actividades que antes eran placenteras como salir con los amigos.
  2. Si se confirma un aislamiento del resto de la familia. Se pasa horas encerrado en su habitación y le cuesta respetar incluso los horarios de comida o sueño.
  3. Se vuelve huraño e irascible. Discute fácilmente y no atiende a razones.
  4. Se utiliza la mentira para justificar o tapar algunas de sus conductas. En casos extremos puede haber conductas de hurto para conseguir dinero en el caso que lo necesite para seguir con su adicción. No reconoce que tenga un problema. No quiere hablar de ello.

Aun no existe una clasificación exacta del problema, según el DSM IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) se puede clasificar como un trastorno adictivo no clasificado lo cual no es muy exacto, sin embargo podemos tener algunos indicadores que nos permiten detectar cuando existe dificultad.

¿Como se produce la adicción?

Según los expertos, Internet al igual que las apuestas en juegos de azar  refuerzan la gratificación inmediata. Las distintas aplicaciones, ya sea navegar en Internet, visitar chatrooms, message boards, visitar las redes sociales como Facebook, los videojuegos o enviar correos electrónicos y mensajes de texto refuerzan estructuras impredecibles y variables del placer. Por ello su capacidad adictiva.

Al igual que en  otro tipos de adicciones el uso de las tecnologías activan áreas del cerebro asociadas con el placer, conocidas como “centros de recompensa”, en el cerebro se activan los neurotransmisores, tales como la dopamina; con el tiempo, los receptores cerebrales se pueden afectar lo cual produce una mayor necesidad de estimulación para recibir el placer, podemos decir que entonces la adicción real es a las substancias liberadas por el cerebro.

Es importante por lo tanto que los padres analicen cuales son las fuentes de recompensa de sus hijos y logren un control adecuado de los estímulos a los que se ven expuestos sus hijos.

Un estudio publicado en 2009 y producto de un convenio entre la Universidad de Burgos y la Fundación Candeal, recalca la importancia de fomentar  factores de protección en los niños que incluyen entre otros el uso racional del tiempo libre, el consumo inteligente de las tecnologías y  el control paterno.

El estudio concluye que “la importancia de trabajar los factores de protección radica en las estrategias y recursos que los jóvenes adquieren para “manejar” su propia vida de forma adecuada”.

Aquellos jóvenes que presentan dificultades en cuanto al uso de las TIC necesitan ser acompañados en su organización personal, reflexionar sobre las necesidades reales y las creadas, fomentar la creatividad y aprender a valorar las cosas en su justa medida.

Factores de protección

Mas allá de dar un diagnóstico los padres deben estar atentos a las señales que puedan indicar un abuso en el uso de las nuevas tecnologías e igualmente tomar acciones que generen factores de protección; estas son algunas recomendaciones:

  • Establecer un horario de juego de acuerdo a la edad con períodos de descanso que no impliquen el uso de la tecnología
  • Evitar el uso de la televisión, el internet etc como “niñera”
  • Eliminar el hábito del uso de la tecnologías como una rutina, limitar los tiempos de exposición y dar opciones de gratificación diferentes por ejemplo el juego libre, el deporte, visitar los parques etc
  • Generar hábitos de estudio y rutinas cotidianas que incluyen actividades gratificantes diferentes a l uso de los medios.
  • Fortalecer los lazos afectivos y la comunicación intrafamiliar
  • Generar una fuerte y sana autoestima en los hijos
  • Direccionar el adecuado uso del tiempo libre, pasar tiempo en familia, realizar un pasatiempo (coleccionar, juegos de mesa, visitar amigos o familiares, practicar arte o algún deporte, hacer obras sociales)
  • Establecer en los equipos de la casa controles parentales, en general hay instrucciones para esto en los manuales de instrucción.
  • Limitar y controlar el uso de las redes sociales como facebook y el acceso a paquetes de internet en los teléfonos móviles.
  • Hablar con los hijos sobre con quien mantienen comunicación virtual y explicar sobre los riesgos.
  • Seleccionar los videos, programas y películas que ven los niños, preferiblemente verlos con ellos o seleccionar a que tienen acceso.
  • Recordar que es indispensable dosificar el tiempo de exposición; no más de una hora o menos si son pequeño
  • Los niños menores de dos años no han de ver la televisión.
  • Fomentar en los hijos el espíritu crítico y la toma de decisiones sabias frente a lo que ven u oyen.
  • Alertar a los hijos sobre los efectos de la publicidad.
  • No encender la televisión durante las comidas pues induce una mayor ingesta de comida y afecta la comunicación familiar
  • Evitar siempre los programas con violencia explícita esto incluye noticieros y telenovelas
  • Reforzar el comportamiento positivo como la cooperación, la amistad y la potencialización de habilidades
  • Relacionar sus valores personales y familiares con los que ven.
  • Así sean dibujos animados el padre debe supervisar o seleccionar lo que ven sus hijos e igualmente en los juegos de video
  • Poner especial atención a los juegos de rol, muchos niños o adolescentes no diferencian adecuadamente la realidad y la fantasía.
  • Los padres no deben olvidar que el ejemplo es lo más importante sus propios hábitos serán los que imiten los niños.
  • Buscar ayuda a tiempo, no subestimar cuando vemos afectada la vida del niño o joven, solicitar apoyo del plantel educativo o buscar asesoría de un profesional en psicología clínica.

“No se trata de prohibir la exposición a los medios, se trata de enseñar a los hijos  autocontrol, discernimiento y uso apropiado de lo que la tecnología nos provee”

Uso y abuso de la tecnología en niños y adolescentes. Factores de protección Claudia Patricia Pérez Rivera
Valora este artículo

Resumen: La tecnología se ha introducido en los hogares rápidamente sin dar tiempo a reflexionar sobre los efectos que produce en los hábitos de los niños y en el desarrollo cerebral.

3.5


Opinión del lector: 3.3 (27 votes)

Tags: , ,



  • Veruska Lugo

    Indudablemente la tecnología forma parte de nuestra cotidianidad y, con ello, afecta en gran medida a los niños. Hay muchas cosas que tomar en cuenta, muchos niños conocen el manejo de aparatos electrónicos mejor que sus padres, considero que lo mejor es aprender a guiarlos y, de alguna manera, controlar el acceso de los niños a estas cosas. Recientemente encontré este artículo http://bit.ly/1VNC5PN que me parece una buena guía inicial para ayudar a los niños a no ser tecnodependientes.

    • Gracias Veruska, excelente aportación. Saludos!

  • Romina

    Voy a usar este articulo para rendir un final de psicologia social!

  • daniela

    de que fecha es esto??

Back to Top ↑

Inline
Inline