Cuando tu presente es muy diferente del futuro que habías elegido

Alejandra Partida
Compartido por

Suelen aparecer días en los que sientes que todo  escapa a tu control, y de pronto te paras a pensar y adviertes que las cosas no son como deberían haber sido, no sabes cómo has llegado a ese momento de tu vida, que siendo sincero contigo mismo no buscaste ni ideaste, y por supuesto nunca deseaste.

Puede que te preguntes ¿Qué estoy haciendo con mi vida?, ¿En quién me he convertido?, ¿Por qué no seguí con el plan que me propuse?, ¿Cómo he llegado hasta aquí?

A partir de este momento, lo más común es entrar en pánico y querer dar un giro de 180 grados a tu vida, pero si te paras a pensar, no puedes deshacerte de tu hijo y de tu pareja, dar carpetazo a tu jefe, e irte a otra ciudad a vivir.

Sabes que esa no es una buena solución, así que te quedas compadeciéndote de ti mismo, y cada vez empiezas a ver las cosas de un tono más oscuro puesto que ya nunca podrás ser feliz.

Tengo que decirte que esa no es la solución, si vives pensando en tu falta de felicidad esa será la definición que inconscientemente le estarás dando a tu vida, y por ende tu mundo se convertirá en el peor lugar donde vivir.

No debes sentirte fracasado por no conseguir lo que esperabas de ti, de tu pareja, amigos, y demás…, no debes lamentarte por no ser más guapo, inteligente y triunfador, por no tener un trabajo mejor y más reconocido, por no haberte atrevido a ir en busca de tus sueños y haberte acomodado.

La solución está en tu mano, deja de guiarte por lo que debería ser, y empieza a centrarte en lo que es.

Acepta quien eres y ponte manos a la obra

Lo primero y más importante es que aceptes quien eres; una vez que tú te quieras, podrás encontrar la manera de ser más feliz en la vida que tienes. No te estoy diciendo que sigas acomodándote y no hagas nada, sino que te aceptes a ti mismo y la vida que llevas.

¿Por qué no intentas  conseguir algunos de tus objetivos o cambiar aquellas cosas que no te dejan avanzar hacia una mayor felicidad?

  1. Es hora de hacer una lista, escribe aquellas cosas que en tu día a día te hacen feliz. Ponlas en un lugar visible, así siempre recordarás los motivos que te ayudan a avanzar. Puedes ir añadiendo nuevos aspectos siempre que lo desees.
  2. Establece objetivos y metas que no has llegado a conseguir y que deseas; a su vez divide estos en aquellos que pudieras realizar y en los que por alguna circunstancia es muy improbable conseguirlos (por ejemplo ser millonario, ser deportista de élite, o ser como otra persona son más improbables, pero aprobar una oposición, estar más delgado, o cambiar de trabajo son más posibles). Recuerda ser realista.
  3. Los imposibles, o sumamente improbables es hora que los destierres de tu mente. Tienes que aceptar que existen ciertas cosas o circunstancias que se alejan de tu control y posibilidad; si continuamente estás pensando en todas aquellas cosas que jamás podrás conseguir, es muy improbable que sigas teniendo energía y motivación para conseguir aquellas que si puedes.
  4. Divide los objetivos conseguibles en pequeños cortos pasos; así no solo te será más fácil llegar hasta ahí, sino que además te sentirás mejor contigo mismo por ir conquistando logros.
  5. ¡Propóntelo¡ La motivación hacia el logro y la concienciación de un resultado positivo, serán las claves de tu éxito. Debes creer en tu capacidad, creer en ti.
  6. Es normal que te encuentres con dificultades o problemas, no es tu capacidad para atraer lo negativo, ni tu incapacidad para conseguir tus objetivos. Acepta lo que ha ocurrido y céntrate en buscar una solución. Sólo tú tienes el poder de dominarte a ti mismo, tus sentimientos, tus victorias, incluso tus fracasos. Cambia el punto de mira, pasa de dar vueltas al problema a dar vueltas a las soluciones.
  7. Y por último, recuerda recompensarte por cada pequeño logro. No debe ser algo material, sino un reconocimiento personal de valía y capacidad.

Todo es modificable, solo tienes que querer cambiar, y trabajar para conseguirlo.

Imagen de dominio público cortesía de Pixabay.com
Cuando tu presente es muy diferente del futuro que habías elegido Alejandra Partida
Valora este artículo

Resumen: Los seres humanos nos pasamos la vida persiguiendo objetivos y planteándonos retos, que muy a menudo nos impiden vivir el presente.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.7 (16 votes)

Tags: ,



  • Ahmed Atef

    Genial!

  • Ivanlo

    Muy bueno!!

Back to Top ↑