La mente humana: el mayor misterio

Francisco Aguirre
Compartido por

La mente humana ha sido, desde los inicios mismos de la humanidad, el mayor de los misterios. Aquello que usamos todo el tiempo (en diferentes niveles) y que sin embargo, también nos juega a veces malas bromas, nos confunde y en muchas ocasiones es causa de sufrimiento que lleva a algunas personas a la locura, o por lo menos a visitar a un profesional de la salud mental.

Por ello, existen también tradiciones milenarias que a lo largo y ancho de todo el planeta han surgido para enseñarnos a trabajar con nuestra mente, de manera que aprendamos a usarla de manera adecuada y podamos así beneficiarnos de su enorme potencial.

La fuerza del inconsciente

Nombrado así por Sigmund Freud a principios del siglo XX, hemos podido atestiguar que existe una parte grande de nuestros recursos y habilidades mentales que escapa fácilmente a nuestra consciencia: ¿cuántas veces no hemos olvidado un papel u objeto importante justo cuando más lo necesitamos? ¿Algunas vez tu o alguien que conozcas, le ha dicho “felicidades” a los deudos en un funeral? ¿Alguna vez te enojaste mucho para luego sentir culpa por haber exagerado tus reacciones?

Estas (y muchas otras situaciones embarazosas) vienen directamente desde nuestro inconsciente, y aunque parece que nos está haciendo bromas pesadas todo el tiempo, en realidad es algo mucho más profundo que, a un nivel, intenta protegernos de un peligro que sólo él consigue ver (o entender).

En cualquier caso, es casi seguro que en muchas ocasiones te hayas encontrado “tropezando con la misma piedra y con el mismo pié”, a pesar de todos los reproches que te hayas hecho tu u otras personas en el pasado… y ese también es el inconsciente.

¿Qué hacer para hacerse amigos del inconsciente?

Tal vez lo primero que puedo decir es que tu inconsciente ya es tu amigo, sólo que habla un idioma distinto al español. Esa parte profunda de ti que sólo es cuestión de entender mejor para no sufrirla (tanto) e incluso aprovecharla en tu beneficio.

Y entonces, ¿cuál es aquel lenguaje, parecido al chino, que necesitamos aprender? La respuesta se encuentra mucho más cerca de lo que piensas, pues el lenguaje del inconsciente es más claro cuando observamos nuestros sueños. Esta es la manera principal en la que el inconsciente se hace escuchar, aunque ciertamente no es la única como ya vimos arriba.

Durante el tiempo de los sueños nuestro cerebro procesa muchas de las vivencias que tuvimos durante el día y en muchos casos presenta soluciones u ofrece simbolismos que nos ayudan a resolver los laberintos y acertijos que nos presenta la vida cotidiana.

Entonces, para empezar a conocerte mejor, necesitas seguir algunos pasos simples, pero que a veces no son tan fáciles:

  • Ponle atención a tus sueños;
  • Cuando despiertes, hazte el propósito de recordar tus sueños;
  • Si una noche “no sueñas”, inténtalo a la noche siguiente*;
  • Comparte tus sueños con la familia e invita a los más chicos a compartir sus sueños;
  • Valida los sueños en un ambiente libre de juicios.

Esto es especialmente bueno para los niños, quienes sueñan de manera más vívida, y al compartir tus sueños en familia estimulas que ellos aprendan de sus sueños.

Con el tiempo, es posible que vayas notando que más y más de tus sueños te son accesibles e incluso llegue el día en el que empieces a entender lo que esos sueños significan.

Autores internacionalmente conocidos, como Carl Gustav Jung, escribieron ampliamente sobre el lenguaje simbólico de los sueños y si el tema te interesa, es probable que disfrutes mucho de la lectura de sus obras, en especial las que se refieren a los arquetipos y el inconsciente colectivo.

Finalmente cabe resaltar que el inconsciente es el mayor de tus aliados, pero hasta ahora no nos ha sido fácil entender el lenguaje en el que se expresa. Si quieres conocerte más, empieza a ponerle atención a tus sueños.

Nota: * Todas las noches soñamos. Cuando popularmente se dice que una noche no hemos soñado, es porque simplemente no recordamos los sueños que hemos tenido.

Imagen cortesía de Ronny Stiffel vía Flickr

La mente humana: el mayor misterio Francisco Aguirre
Valora este artículo

Resumen: Una interesante reflexión sobre la importancia de lo incosnciente, el poder simbólico de los sueños y el lugar que ocupan en nuestro psiquismo.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.7 (15 votes)

Tags: , ,



3 Responses to La mente humana: el mayor misterio

  1. MERY says:

    diferencia entre inconsciente y subconsciente? por que se archivan sucesos negativos y se utilizan como herramienta para solucionar problemas, dando como resultados negativos en la vida diaria del ser humano y hacerlo reaccionar pero nunca analizar, el pasado y el futuro como afectan?

    • Psicopedia says:

      Hola Mery, inconsciente y subconsciente son básicamente lo mismo. El resto de tu comentario no se entiende del todo.

      • MERY says:

        inconsciente es no percatarse del suceso, subconsciente es donde se archiva el suceso, toda nuestra experiencia queda en el subconsciente que es la capacidad memorial, sin asegurar es un espacio de la mente incorpóreo e inmaterial, ya que el cerebro no contine dicha capacidad para almacenar ni siquiera las imágenes visuales, dando la pauta para buscar este espacio de memoria en otro lugar, las experiencias negativas tienen prioridad en el subconsciente y solo utiliza lo negativo para resolver situaciones en nuestro estado presente, mi teoría es que la mente es nuestro polo negativo y nuestro centro electromagnético (corazón) es nuestro polo positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑