Las Pesadillas: Tratamientos psicológicos eficaces (PDF)

Psicopedia.org
Compartido por

Las pesadillas son sueños que producen miedo intenso. Estos sueños suelen ser complejos y bastante largos. Durante el sueño la persona por lo general se encuentra con o experimenta una amenaza para su vida o su seguridad, aunque también es posible sufrir pesadillas que no implican peligro físico.

A medida que progresa el sueño, la amenaza a la persona por lo general aumenta, al igual que su sensación de miedo. El despertar suele producirse justo cuando la amenaza o el peligro llega a su clímax.

Las pesadillas suelen ocurrir durante la segunda mitad de la noche, y a menudo es difícil volver a dormirse después de despertar de una pesadilla.

Causas y síntomas de las pesadillas

Durante el transcurso de una pesadilla la persona puede quejarse, hablar o moverse ligeramente, aunque estos síntomas no siempre aparecen.

La persona se despierta con un profundo sentimiento de temor, por lo general acompañado por un aumento de la frecuencia cardíaca, la sudoración y otros síntomas relacionados con la ansiedad o el miedo. Una vez completamente despierta, la persona generalmente tiene un buen recuerdo de los sueños.

Debido a los propios síntomas físicos de la ansiedad y a la claridad del recuerdo inmediatamente después de despertar, volver a dormir después de una pesadilla es a menudo difícil. La intensidad de los recuerdos y el protagonismo de las imágenes en la mente de la persona también puede hacer que sea difícil calmarse y volver a dormir.

Algunas veces las personas pueden evitar ir a dormir después de una pesadilla particularmente intensa por el temor de tener otro mal sueño. Además pueden tener problemas para conciliar el sueño si experimentan la ansiedad provocada por el propio miedo a tener pesadillas.

Como resultado, estas personas pueden tener los signos y síntomas asociados con la privación del sueño leve, tales como disminución de la lucidez mental, problemas para prestar atención, somnolencia diurna excesiva, irritabilidad o depresión leve.

Las causas de las pesadillas no se conocen con certeza. Los adultos que tienen pesadillas con regularidad son una pequeña minoría de la población. Alrededor de la mitad de estas personas se cree que sufre de trastornos psiquiátricos que causan las pesadillas.

Estas también pueden ser provocadas por traumas psicológicos, como las que sufren los pacientes con trastorno de estrés post- traumático. Para la mayoría de los pacientes que no tienen un trastorno mental subyacente, las pesadillas se atribuyen al estrés.

¿Son frecuentes las pesadillas?

El porcentaje real de personas que sufren de trastorno de pesadilla no se conoce, ya que muchas personas no buscan tratamiento para ello. Hay, sin embargo, estimaciones de la proporción de la población que experimenta pesadillas ocasionales.

Las estimaciones sobre el número de niños que tienen pesadillas recurrentes van del 10 al 50%. En los niños, las pesadillas no están generalmente asociadas con enfermedades psiquiátricas .

El número de niños que sufren pesadillas disminuye a medida que se hacen mayores. Más de 3 % de los adultos jóvenes tienen pesadillas frecuentes, pero sólo alrededor del 1 % de los adultos maduros las experimentan una o dos veces a la semana.

La mitad de los adultos que sufren pesadillas regulares tienen trastornos psiquiátricos diagnosticables.

Se estima que las mujeres tienen pesadillas dos a cuatro veces más frecuentemente que los hombres. Existe cierta incertidumbre en cuanto a si esta cifra refleja una diferencia real entre los sexos, o si las mujeres simplemente son más propensas que los hombres a informar sobre ellas.

Las pesadillas generalmente disminuyen en frecuencia a medida que las personas envejecen.

Cómo se diagnostican las pesadillas

Los pacientes deben cumplir con los criterios que figuran en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) para ser diagnosticados con trastorno por pesadillas. El manual, propone cuatro criterios a tener en cuenta:

• El paciente debe experimentar despertares repetidos de los sueños aterradores.
• Cuando el paciente se despierta, debe despertar completamente y ser consciente de su entorno.
• Las pesadillas deben causar la angustia del paciente en las áreas importantes de su vida.
• Las pesadillas no pueden atribuirse directamente a otro trastorno, o ser los efectos directos de medicamentos, abuso de sustancias, o una condición médica.

El trastorno por pesadillas puede confundirse con el trastorno de terror nocturno. Ambos trastornos se caracterizan por un despertar durante el sueño cuando el paciente muestra síntomas de ansiedad o miedo.

El terror nocturno, sin embargo, se caracteriza por un despertar parcial del sueño durante el cual el paciente generalmente no responde. Después de una pesadilla, el paciente está completamente despierto y es consciente de su entorno.

Durante un episodio de terror nocturno, el paciente a menudo se levanta de la cama y está activo, y con frecuencia grita o llora. Durante una pesadilla el paciente puede moverse ligeramente o gemir, pero no muestra síntomas tan dramáticos o activos.

Los pacientes no recuerdan bien el episodio de terror nocturno, pero los pacientes que tienen pesadillas recuerdan con gran claridad y, a menudo con gran detalle, el contenido del sueño.

Tratamientos habituales para la pesadillas

Las pesadillas que están asociadas con un trastorno psiquiátrico se gestionan mediante el tratamiento del trastorno subyacente. Para los pacientes sin trastornos psiquiátricos, la terapia psicológica para hacer frente a los temas recurrentes en las pesadillas pueden ser útiles.

Los niños pueden no requerir tratamiento a menos que los sueños están causando angustia significativa, ya que estas pesadillas generalmente desaparecen a medida que los niños maduran.

Dado que el estrés se cree que es la causa más común de las pesadillas, las técnicas de reducción del estrés pueden llegar a ser tratamientos muy eficaces. Las técnicas de relajación típicas pueden ser útiles.

La psicoterapia puede ser una manera eficaz de identificar los principales factores de estrés en la vida de la persona, y de explorar las formas en que pueden ser reducidos o eliminados.

Una mejora general de los síntomas suele darse a medida que el paciente envejece. No obstante el trastorno por pesadillas puede llegar a ser un trastorno de por vida.

Ofrecemos para su descarga un interesante documento en el que se realiza una revisión de los tratamientos psicológicos considerados eficaces para el trastorno de pesadillas. Firmado por Elena Miró y Pilar Martínez (Universidad de Granada-España) en el texto se hace un repaso exhaustivo por las principales técnicas utilizadas comúnmente, haciéndose una valoración objetiva de su efectividad. Muy recomendable.

Las Pesadillas: Tratamientos psicológicos eficaces (PDF) Psicopedia.org
Valora este recurso

Resumen: Se ofrece una revisión de los tratamientos psicológicos eficaces para las pesadillas, una parasomnia, muy común en la población infantil.

3.5

De utilidad


Opinión del lector: 3.4 (14 votes)

Tags: , , , , , , ,



  • Dacil Martin

    ? Y porque se empeñan los psicólogos en que la causa de las pesadillas es el acostarse tarde ( cuando los niños que se acuestan temprano también tienen pesadillas), el exceso de horas de sueño y la irregularidad en los horarios de sueño ( cuando las pesadillas despiertan a una hora regular e impiden seguir durmiendo normalmente). O ? Tienes que hacer deporte para cansarte mas … Cuando no es problema de conciliación

  • Dacil Martin

    Además de que dicen que todos los adultos necesitamos las mismas horas de sueño

  • Dacil Martin

    ? Hay alguien ahí ? Me gustaria que alguien me respondiese

    • Hola Dacil. En el artículo se recogen las conclusiones de los últimos estudios al respecto, en particular en lo que se refiere al tratamiento de las pesadillas.
      En lo que respecta a las causas, tus afirmaciones no se corresponden con el texto del artículo, en el que se sugiere que es el estrés la causa principal de las pesadillas.

Back to Top ↑

Inline
Inline